No olvidemos lo aprendido en pandemia



SEÑOR DIRECTOR

Ante el proyecto de ley de “Descanso compensatorio para primera línea de salud”, ya despachado por el Congreso al Ejecutivo para su promulgación, quisiera señalar:

Soy enfermera y trabajo en el sistema privado de salud y, al igual que mis colegas del sistema público, luchamos frente a frente al Covid desde que se inició esta inesperada pandemia el año 2019. En los meses más complejos de la pandemia, vi a más personas morir que en mis ocho años de profesión, fui la última mano de muchos, realicé incontables videollamadas, siendo el único y vital nexo entre mis pacientes y sus familias, y así incontables situaciones límites que debí sobrellevar por más de un año, además de los extenuantes turnos, alta carga laboral y la incertidumbre constante de enfrentarse a algo desconocido. Asimismo, se debió luchar con el miedo personal a enfermar y morir, teniendo que dejar de ver a nuestras propias familias, amigos y seres queridos.

Comprendo las buenas intenciones de este proyecto, pero ¿es justo que el personal también de primera línea del sistema privado de salud seamos excluidos de esto? ¿Nuestra entrega fue distinta por ser del sistema privado? Recordemos que una de las tantas cosas que aprendimos del Covid fue que no discriminó raza, clase social, edad, profesión ni género y espero que no lo olvidemos.

Ana Torres Valenzuela

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.