Un cambio de paradigma en la reforma tributaria



SEÑOR DIRECTOR:

A la luz de los categóricos resultados del plebiscito, era absolutamente razonable y esperable que el gobierno diera una señal de moderación en su agenda. Y así lo hizo cuando presentó las indicaciones a la Reforma Tributaria, que si bien van en un sentido correcto, están lejos de ser suficientes.

Más allá de comentar normas o indicaciones específicas, la reflexión de fondo que debiesen hacer las autoridades es: ¿necesitamos realmente una reforma tributaria enfocada en la recaudación?, ¿o acaso no será mejor una reforma tributaria cuyo foco sea derechamente fomentar la inversión y el crecimiento económico?

La pregunta cobra validez después de la votación del pasado 4 de septiembre, e implica un cambio de paradigma, fundado en que el país fue claro en decir que quiere cambios sociales, pero antes, que necesitan que se les garantice la estabilidad social, la seguridad en las calles y el progreso económico, en momentos en que la desaceleración y la inflación están causando estragos en la vida cotidiana de las personas, quienes tienen problemas incluso para llevar comida a sus casas por los excesivos precios y el poco poder adquisitivo.

¿Cuál podría ser la primera señal? Sin dudas, replantear la desintegración del sistema es clave, pues vuelve a complejizar un área que ha sufrido varias modificaciones durante los últimos años, así como reformular de verdad el impuesto al patrimonio e impedir una fuga de capitales, especialmente si consideramos que el Banco Central ya proyectó una posible recesión económica para 2023.

Erick Kessler

Gerente Tributario Addval

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.