Aunque no nos tomemos vacaciones, el verano tiene sabor a libertad. A tardes de terraza viendo cómo se pone el sol, a paseos de fin de semana con amigos a la playa, al lago o a la montaña. El verano es caminar descalzos sobre la arena, y disfrutar de todas esas frutas maravillosas, que durante el año parecen no tener el mismo sabor. En nuestra propuesta para estos días, no solo encontrarás postres frutales, sino que damascos escondidos en quesos, mangos que le regalan un sabor vibrante al sushi, o manzanas verdes que- aunque llame la atención- van perfecto con una brocheta de congrio.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.