Todo lo que tienes que saber sobre la sopaipilla

Puede que este fin de semana sea un momento de reencuentro con muchas personas ¿Necesitas temas de conversación? Acá te dejamos algunos datos sobre las sopaipillas, que sin duda querrás compartir.





Si bien las sopaipillas son parte imprescindible del aperitivo dieciochero, de los almuerzo veraniegos o como snack callejero, se trata de un alimento que nació varios kilómetros de Chile. De hecho, recién aterrizó en América en el siglo XVIII, y su origen es árabe. Fueron los españoles quienes la introdujeron al país.

Hay dos versiones respecto al origen de su nombre. La primera, y más aceptada, es que se trata de un diminutivo de sopaipa, que era la palabra que los españoles usaban para referirse al pan remojado en aceite. Una segunda versión atañe a que los mapuches le dieron ese nombre en honor a un pájaro que habita el sur del país.

Independiente de quiénes la hayan bautizado, no todo el mundo las llama sopaipillas. En Argentina, donde también se consume (así como en Chile, Perú y Bolivia), la llaman simplemente “torta frita”.

La sopaipilla, aunque popular, tradicional y- al menos en su origen- barata, ha tenido sus momentos de fama. Fue destacada en la Expo Milán de 2015 cuando los chef Rodolfo Guzmán y Tomás Saldivia comandaron el sector gastronómico nacional. En ese lugar se presentaron en su versión pasadas- con chancaca-, y también como reemplazo al pan de sándwich del Barros Luco. En total, se informó que se consumieron ocho mil unidades de sopaipillas.

Aunque las sopaipillas tienen origen árabe y fueron trasladadas por los españoles, los americanos podemos adjudicarnos la creación de la sopaipilla pasada. Amada por muchos y odiada por varios también, se tata de bañar estas tortas fritas en un caldo de chancaca y cítricos. ¿Y que es la chancaca? Un tipo de azúcar sin refinar, tradicional del sur de América.

Y por último, si toda esta información te abrió el apetito, puedes revisar una receta de sopaipillas infalible en este enlace.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.