Andrea Schilling, ginecóloga: “El VPH es una enfermedad de transmisión sexual común y se puede prevenir”




¿Has escuchado hablar del Virus del Papiloma Humano (VPH)? Seguramente sí, porque se trata de una enfermedad de transmisión sexual común. Esta infección abarca un grupo diverso de 200 virus y algunos de estos se transmiten a través de las relaciones sexuales vaginales, anales u orales, y son clasificados en dos grupos distintos: de bajo riesgo, que habitualmente generan verrugas genitales; y alto riesgo, que son los que podrían provocar cánceres como el de cuello uterino.

En Chile, de acuerdo a datos del Ministerio de Salud, un 16% de las mujeres está infectada con VPH. Este escenario pone de manifiesto la relevancia de tomar medidas preventivas. En esa línea se incorpora la vacunación obligatoria para niños y niñas de cuarto y quinto básico, implementada en el marco del Programa Nacional de Inmunizaciones.

Para la docente e investigadora de la Universidad del Desarrollo y de la Clínica Alemana, Andrea Schilling (@andrea_schilling_r), esta política pública ha sido clave en la estrategia para avanzar en prevención de VPH. Su efectividad, dice, se nota en la considerable disminución que los y las profesionales han visto –por ejemplo– en las consultas por verrugas genitales justamente en los grupos que, desde 2014, han sido inmunizados. Así, esto es sólo un indicador de cómo la prevención, mediante la vacuna, podría cambiar el panorama en un país como Chile donde, diariamente, mueren 2 mujeres al día por cáncer cervicouterino.

- El Virus Papiloma Humano (VPH) se puede prevenir de distintas maneras. Una de ellas es mediante la vacunación. ¿Por qué es tan relevante en la prevención?

La vacunación es un pilar en cuanto a la prevención, porque éste es un virus muy inteligente que escapa a las defensas naturales. Entonces, cuando uno se infecta, uno puede eliminar el virus, y luego volver a infectarse, y seguir en ese círculo, pero en una de esas no se bota del cuerpo y ahí se empieza a crear un pre-cáncer.

En cambio, a través de la vacunación, las defensas que se crean, son mucho más robustas. Así, cuando una persona inmunizada tiene contacto con una de las cepas cubiertas por la vacunación, no se infecta y no entra en el círculo vicioso de crear un pre-cáncer y luego un cáncer.

- Como método de prevención, además de la vacunación, también está el uso de los métodos de barrera durante la práctica sexual. ¿Qué rol juegan en cuanto a prevenir el VPH?

Usar condón es la estrategia más importante para evitar las enfermedades de transmisión sexual que provienen de fluidos, como la clamidia, la gonorrea, el VIH y la hepatitis. Ahí puedes protegerte más de un 90% de estas enfermedades, pero para el VPH ese porcentaje puede reducirse, porque se puede tener verrugas genitales en zonas que no quedan cubiertas por el condón, entonces no te va a proteger contra eso. Además, el VPH se puede transmitir al tocar una zona genital infectada, sobreviviendo debajo de la uña; o mediante los besos con lengua si la persona tiene el virus papiloma en la boca, el cual habitualmente se adquiere por el sexo oral sin protección. Y ese VPH en particular representa un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de orofaringe. Si bien el condón no protege 100% contra el VPH, sí hay que seguir usándolo para evitar otras infecciones y prevenir la que es vía sexo oral.

- ¿Qué otras estrategias se pueden indicar para prevenir el VPH?

No tener actividad sexual. Obviamente, si tú no la tienes, puedes reducir tus probabilidades de contraer el VPH. La abstinencia es una decisión personal, respetable y válida; sin embargo, en este caso, para que funcione, no podrían haber ni siquiera besos, lo que es poco factible.

Ahora, si se va a tener actividad sexual, se debe usar condón. Y si lo quieren dejar en pareja, porque están con otro método anticonceptivo, ambos miembros tienen que hacerse todos los exámenes para detectar sífilis, gonorrea, clamidia, VIH, hepatitis B y C; y tener las vacunas del VPH y hepatitis.

- El Ministerio de Salud, a través de su Plan Nacional de Inmunizaciones, implementó en 2014 la vacunación contra el VPH para niñas de cuarto y quinto básico y agregó a niños el 2019. ¿Qué tan relevante ha sido establecer este tema como política pública?

En total, hay 144 países que tienen estas vacunas en su Plan Nacional de Inmunización, pero eso solo representa el 13% de las niñas del mundo. Si lo miramos así, Chile está super bien. Además, la ministra de Salud, Ximena Aguilera, anunció que a partir del segundo semestre de 2024 se implementará en los colegios una nueva vacuna que incluye defensa contra nueve cepas específicas del VPH, lo que es visto como una mejora revolucionaria, ya que las niñas vacunadas en cuarto y quinto básico tendrán una protección contra el 90% de los virus causantes de cáncer de cuello uterino. Es algo nunca antes visto en la lucha contra esta enfermedad.

- Es decir, el cuerpo queda preparado, en caso de tener contacto con el VPH, para poder neutralizar este virus, para prevenir problemas a futuro.

Exacto. Cuando tú ya te vacunaste, estás un paso antes. Aunque tengas relaciones sexuales y tengas contacto con el virus, este reducirá el riesgo de infectar gracias a que las defensas –que se llaman anticuerpos neutralizantes– están ahí.

Hay que pensar que esta es una enfermedad de transmisión sexual común. Se cree que hasta el 90% de las personas que tienen actividad sexual va a adquirir el VPH en algún momento de su vida. Aunque, la mayoría de las infecciones se eliminan en el curso de uno o dos años, y no todos la van a tener de manera crónica. El problema es que no sabemos de antemano quién lo va a eliminar o no. Por eso es que ojalá todas las personas puedan conocer más sobre esta enfermedad, sus consecuencias y cómo protegerse.

__

En caso de dudas consulte a su médico. Contenido únicamente informativo. Espacio patrocinado por MSD. Para más información sobre el VPH visite www.infovph.cl

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.