Berlines con mermelada de frambuesa y mantequilla de maní

Platos y tragos Restaurant Piso 1. Revista Paula, La Tercera Periodista: Camila Ossandon Foto: Alejandra Gonz�lez Guill�n Santiago; 4 noviembre 2020

Comenzamos el especial de diciembre Dulce y Salada Navidad. La invitación es a dejar atrás la idea de que la sal solo sala, y que el azúcar solo endulza, porque estos dos opuestos se llevan muy bien y apuntan a potenciar los sabores. Esta receta de Daniel Glukman representa muy bien esa idea, con una preparación clásica que mezcla mantequilla de maní y mermelada de frutilla. Ojo que la masa puede durar hasta 3 meses congelada, por lo que si se quiere ir adelantando la preparación para las fiestas, esta es una buena opción.




Ingredientes:

· 250 g de harina de fuerza –se encuentra en supermercados–

· 3 gr de sal

· 1 huevo

· 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente

· 45 gr de azúcar

· 10 gr de levadura instantánea

· Ralladura de naranja –opcional–

· 10 gr de esencia de vainilla

· 100 ml de agua

· Aceite vegetal, para freír

Para el relleno:

· Mantequilla de maní

· Mermelada de frutilla

Preparación:

1. En un bowl, mezclar todos los ingredientes excepto la mantequilla y los que se usarán para el relleno.

2. Incorporar y amasar hasta lograr una masa homogénea y elástica durante 10 minutos.

3. Cortar la mantequilla en cubitos y agregar a la masa. Al principio la masa será totalmente pegajosa, pero a medida que se vaya amasando se volverá lisa, brillante y manejable.

4. Colocar la masa en un bol ligeramente aceitado y dejar que repose tapada con un paño, en un lugar temperado pero no caluroso, durante 2 horas, hasta que haya doblado su volumen. Luego hay que aplastarla con las manos para liberar el de gas de la fermentación. Dividirla en bolitas de aproximadamente 50 gramos –como el tamaño de un huevo–.

5. Poner las bolitas sobre una bandeja con harina, cubrir con film plástico y dejar leudar hasta que doblen su tamaño.

6. Calentar el aceite en una olla profunda. Freír los berlines hasta que estén dorados. Retirar del aceite y dejar escurrir sobre una fuente con papel absorbente hasta que enfríen.

7. Rellenar con mermelada, manjar o en este caso, con mantequilla de maní y mermelada de frutilla.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.