Cómo hacer helado de piña caramelizada y jengibre

Una receta infalible, fácil de preparar y, lo mejor, es que no necesita ninguna máquina especial para crearla. Porque si no tenerla es lo que a veces nos detiene para hacer un rico helado, con la idea de la chef Franziska Rösner (@franziskarosner) ya no habrá que preocuparse. El secreto está en la preparación artesanal: hay que hornear la piña con la miel y el jengibre para caramelizarla, y por otro lado, batir con paciencia la crema hasta que llegue al punto chantilly. Finalmente, la chef propone poner el helado en la misma piña ahuecada, y quedará como una perfecta decoración para una mesa de verano.




Ingredientes:

–para 16-18 bolitas de helado–

· ½ piña fresca

· 30 g miel o azúcar rubia

· 4 láminas de jengibre fresco

· 350 g leche condensada

· 35 g mantequilla

· 40 g leche de coco

· 500 cc de crema de leche fría

Preparación:

1. Precalentar el horno a 200°C o fuego medio alto. Cortar la piña en cubos pequeños y disponerlos dentro de una fuente apta para horno.

2. Agregar la miel y el jengibre. Mezclar. Tapar la fuente con papel aluminio y llevar a horno por 20 min. Sacar el papel y seguir horneando por 20 – 25 min hasta que la piña esté caramelizada. Dejar enfriar.

3.Retirar los trozos de jengibre. En una juguera, verter la leche condensada y la piña caramelizada. Triturar hasta que la fruta esté totalmente molida. Agregar la leche de coco y mezclar bien.

4. Fundir la mantequilla y agregarla poco a poco a la mezcla de piña. Retirar el batido de la juguera y verterla dentro de un bowl.

5. Batir la crema fría a punto chantilly e incorporarla de manera envolvente a la mezcla anterior. Disponer la crema de piña en una fuente de vidrio o de acero inoxidable y congelar de un día para otro. Servir.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.