Preparar la despensa para no salir de la casa

despensa web




Alrededor del mundo, muchas personas están practicando el distanciamiento social, lo que implica quedarse lo más posible dentro de la casa para así evitar la propagación del virus COVID-19. El motivo principal que nos obliga a salir, sin duda, es el abastecimiemto de la despensa con lo necesario, pero los hechos han mostrado que la ansiedad o histeria colectiva lleva a muchos a comprar más de lo que se necesita, mientras que la falta de preparación para este tipo de situaciones hace que elijamos los alimentos equivocados.

"Para abastecernos en periodo de aislamiento social, es fundamental entender que el objetivo principal es mantener una cantidad de comida suficiente que evite que tengamos que salir recurrentemente", explica el nutricionista Carlos Garrido (@carlosgarrido.nutricionista). Y agrega: "es primordial mantener una alimentación suficiente, es decir, no hacer dietas restrictivas, ya que podría impactar en nuestro sistema inmune o en la calidad nutricional que requiere nuestro organismo".

El especialista destaca la importancia de no excederse a la hora de comprar productos frescos como frutas y verduras, pues su vida útil es más corta, lo que obliga a comprarlos más a menudo. "Estos productos se pueden comprar congelados, de esa forma se convierten en una alternativa para mantener el consumo adecuado de vitaminas y minerales". Además, hace un llamado a adquirir productos en conserva, que son de larga duración, y lavarlos antes de consumirlos para evitar el exceso de sodio. En relación a las verduras que se pueden congelar, recomienda brócoli y zanahoria, pero añade que también podemos guardar preparaciones como charquicán y carbonadas en el congelador. Aquellas preparaciones que incluyen papa se pueden congelar, ya que es solamente su textura la que varía.

Quienes presentan déficit de vitamina D -la vitamina del sol-, verán un aumento de esta insuficiencia tras el encierro, por lo que el nutricionista recomienda aumentar el consumo de lácteos y sus derivados, como huevos y salmón, para compensar.

Por su parte, la nutricionista Fernanda Martínez (@LunesSinDieta) destaca la importancia de consumir carbohidratos, grasas y proteínas. Y para esto, recomienda tener en la despensa arroz, cous cous, quinoa y polenta, además de legumbres que son de larga duración y funcionan como ingredientes versátiles en la cocina. "Se pueden hacer hamburguesas de lentejas o garbanzos, así como preparar hummus o un rico cebiche", asegura. Para esto último, propone la siguiente receta: legumbres a elección con cilantro, cebolla, pimentón, mucho limón y aceite de oliva.

Otro dato importante es dejar alimentos no perecibles para el final, consumiendo primero aquellos que duran menos, como las papas o las verduras de hoja verde.

Comenta