Consumo de alcohol en cuarentena: Cuidado con los excesos

alcohol en cuarentena




La ansiedad y el estrés que abundan por estos días, además de la imposibilidad en muchos casos de salir de las casas, ha llevado a muchas personas a aumentar el consumo de alcohol. El 27 de marzo pasado, los alcaldes de las siete comunas originales con cuarentena total en la Región Metropolitana acordaron cerrar las botillerías al no ser esenciales, mientras que el edil de Las Condes, Joaquín Lavín, manifestó preocupación pues "al interior de condominios, aún se organizan reuniones y fiestas".

Si buscamos por Uber Eats, aún quedan botillerías o lugares donde se vende alcohol a domicilio, pero la demanda ha sido tal, que los precios se han disparado. En un caso, por ejemplo, una promo de pisco y Coca Cola y una bolsa de hielo costaba más de $20.000. Si ya el hecho de no poder salir libremente y estar encerrados en casa afecta y seguirá afectando la psiquis de las personas, sumar el consumo alcohólico a esta ecuación la vuelve aún más peligrosa.

"Algunas personas en cuarentena podrían presentar síntomas de angustia, ansiedad, cambios de ánimo y problemas para dormir. Y algunos de ellos tratan de aliviar estos síntomas con alcohol", explica el psiquiatra de Clínica Alemana, Alberto Libuy. Y advierte: "El problema es que el alcohol es un muy mal tratamiento para estos síntomas, pues puede empeorar el sueño, altera la regulación de la angustia y afectar el ánimo, entonces lo que van a encontrar va a ser un efecto sedante transitorio, pero que en definitiva hace peor".

Dependiendo del consumo, el psiquiatra especialista en adicciones advierte sobre la posibilidad de que aumente la ingesta de alcohol, especialmente en personas que están experimentando cambios de ánimo o problemas similares a la ansiedad. "Por otra parte, hay consumidores habituados a beber en un contexto social, y la restricción podría disminuir el consumo de alcohol en ellos", añade el especialista, agregando que lo mismo pasa con quienes abusaban del alcohol en fiestas o eventos masivos, que al estar alejados de esos ambientes podrían disminuir su consumo.

Cuidar la salud mental

Por su estado de salud mental y por hábitos que arrastren del pasado, hay personas con más probabilidades de ver su salud afectada por el consumo de alcohol en condiciones de cuarentena o aislamiento. "Hablamos de personas que ya tenían problemas con el alcohol o con otras sustancias, personas que tienen problemas de salud como depresión, ansiedad y otro diagnóstico; y también personas que recién están desarrollando estos síntomas anímicos o ansiosos producto de la cuarentena", asegura Libuy.

El especialista recomienda poner énfasis en su cuidado, "manteniendo actividades recreativas, dándonos tiempo de descanso, organizando nuestros roles, manteniendo el contacto a distancia con nuestros seres queridos y pidiendo ayuda a nuestros cercanos si lo consideramos necesario". Pero por sobre todo, el experto llama a que, si las personas sienten síntomas de ansiedad y depresión, busquen ayuda profesional: "Actualmente los profesionales de salud mental ofrecen atenciones a distancia, y si alguien está teniendo problemas con el alcohol, debe buscar ayuda especializada para un tratamiento adecuado", aconseja.

Alternativas 0% alcohol

Quienes quieren reducir su consumo de alcohol, pero aún así disfrutar de un "trago" durante las tardes, puede encontrar alternativas en el mercado. La marca Sinzero, disponible en supermercados y a través de Sinzero.cl cuenta con cabernet sauvignon, chardonnay e incluso espumante brut, de los cuales ninguno tiene alcohol y que son perfectos para maridar con comidas y tablas de queso.

Por otro lado, los cerveceros tienen infinitas variedades sin alcohol. Cristal, Estrella, Heineken y Erdinger son algunas de las opciones que se pueden encontrar en cualquier supermercado.

Comenta