Esos molestos pelos duros en el mentón y el cuello, ¿por qué salen?




Cada una puede hacer lo que quiera con sus pelos. Algunas mujeres se depilan, algunas se tiñen y otras prefieren estar naturales, tal cual son. Y claro, esto responde en el caso de las piernas, las axilas, e incluso los bigotes, pero, es innegable lo molestos que son esos pelos duros que aparecen en la zona del mentón o el cuello. A veces son negros, a veces son blancos, pero suele pasar que una vez que los vemos, no podemos dejar de pensar en su presencia. Pero, ¿por qué aparecen?

“Hay zonas donde todos tenemos pelos, como las piernas y los brazos, pero hay otras zonas que son andrógeno dependientes, o sea, que dependen de hormonas masculinas para aparecer”, explica la dermatóloga de Clínica Alemana Francisca Daza (@franciscadazadermatologia), en relación a los vellos del bigote, del mentón, de debajo del ombligo, en la zona lumbar, en la parte interna del muslo y en el cuello.

Según explica la especialista, estos pelos aparecen por dos motivos principales: la presencia de hormonas masculinas y la genética: “Puede haber una genética de mayor producción de hormonas a nivel de piel, pero también pueden haber desórdenes hormonales, donde hay una mayor cantidad de hormonas masculinas”. La dermatóloga asegura que esta es una situación clásica en pacientes con ovarios poliquísticos, con resistencia a la insulina o prediabetes.

“Es común que en mujeres en la menopausia empiecen a aparecer estos pelos debido al cambio hormonal, ya que empieza a disminuir el estrógeno y hay mayor producción de hormonas masculinas”, dice. Además, hay anticonceptivos que secretan progesterona, hormona con efectos masculinos que puede producir su aparición.

En algunos casos estos pelos son de un color negro oscuro, mientras que en otros son gruesos y blancos. Daza asegura que esto depende de la edad de las mujeres y está asociado a la aparición de canas, por lo que son más comunes en mujeres que están entrando a la menopausia.

Si lo que se busca es removerlos de forma definitiva, hay que tener algunas consideraciones. “Si los pelos se deben a ovario poliquístico, a un tumor que secrete andrógenos, a un desorden hormonal o a un aumento en la insulina, es fundamental tratar la causa ante de pensar en tratamientos láser”, dice la dermatóloga, y agrega: “Los pelos blancos no se pueden sacar de forma definitiva porque no responden al láser, el cual trabaja el pigmento del pelo, por lo que solo se pueden ir quitando con pinzas”.

¿Se puede prevenir su aparición? Según la especialista, en algunos casos sí, y la mejor forma de hacerlo es llevando una vida saludable, manteniendo un peso adecuado y alimentándose con los nutrientes necesarios, evitando dentro de lo posible la resistencia a la insulina y tratando desordenes hormonales. “En mujeres que están entrando a la menopausia, no hay como evitar la aparición de estos pelos por un tema hormonal”, explica Daza, y agrega: “Para que estos pelos no se pongan blancos hay que manejar bien el estrés con yoga y meditación”.

Comenta