Mantequilla de almendras caramelizadas

Si quieres que esta mantequilla de almendras sea crujiente, se le pueden guardar algunas almendras caramelizadas sin procesar. Hay que agregarlas cuando la mantequilla ya esté lista y procesar por unos segundos.




Ingredientes

  • 300 g de almendras
  • 70 g de miel, derretida
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 cda de especias como canela, clavo de olor, nuez moscada o jengibre
  • 1 cda aceite de maravilla

Preparación

1. Precalentar el horno a 110°C. Preparar una bandeja de horno con papel mantequilla o un mat de silicona.

2. Pelar las almendras. Para esto, verter las almendras en una olla con agua hirviendo y dejarlas hervir por exactamente 1 minuto. Sacarlas del fuego, pasarlas a un colador y enfriar bajo agua fría. Pellizcar las almendras para quitar la cáscara, saldrán fácilmente.

3. Introducir las almendras peladas a un bol y agregar la miel, vainilla, sal, especias, y aceite. Mezclar bien.

4. Hornear las almendras por 1 hora y media, revolviéndolas cada media hora. Las almendras deberían quedar doradas por fuera y al cortarlas se debería ver un color dorado por dentro.

5. Dejar enfriar por 15 minutos y transferirlas a una procesadora. Moler hasta que se haya formado una mezcla líquida, suave y sin grumos. Ir deteniendo la procesadora cada minuto para no dañarla. En total, esto tardará unos 12 a 15 minutos.

Comenta