Shaggy: el corte de pelo setentero que irrumpe en las peluquerías este año

Este estilo vintage está de vuelta con su característica onda despreocupada y atrevida. Es ideal para aquellas que no quieren comprometer el largo pero que buscan cambiar su corte por algo moderno y universal.




Con la llegada del nuevo año distintas tendencias comienzan a aparecer, tanto en el vestuario como en los estilos de pelo. Y sorprendiendo a muchos, el estilo setentero conocido como Shaggy está causando furor en las peluquerías y salones de belleza. Ya había tenido un revival en los noventa, específicamente tras un episodio de Friends en el que el personaje de Jennifer Aniston lo lucía. Y según cuenta la peluquera y cofundadora de La Guapa Simona, Constanza Oyarce, el corte viene con toda la fuerza como tendencia este 2021.

Según describe Constanza, este corte tiene un marcado estilo rocanrolero, casual y desordenado. Se caracteriza por sus capas superiores y medias más cortas, mientras que su principal atributo es que luce más volumen en la parte superior, lo cual le otorga una textura muy visual al pelo. De ahí viene su nombre “shaggy”, que en español significa desordenado.

“Puede moldearse cortando con tijeras o navaja. La idea es obtener mechones desiguales que le den un estilo desordenado o desaliñado, y un aire despreocupado al peinado. Tiende a usarse con un flequillo largo desordenado hacia el frente, aunque también se puede optar por el shaggy con frente despejada”, comenta Constanza y agrega que como lo que se busca es un estilo natural, se puede llevar como a uno más le acomode.

El shaggy funciona a la perfección en una variedad de texturas, ya sea en una melena larga media o melenas hasta las alturas de los hombros. Aunque también puede hacerse en pelo largo, así que no es descartable para cualquiera que quiera intentarlo.

Al ser un estilo desordenado y sencillo, no requiere ningún trabajo o retoque durante las mañanas para peinarlo. De esta manera, se puede ordenar naturalmente mientras se seca después de la ducha, o incluso se puede dejar tal como queda después de levantarse de la cama. “Este corte le daría textura y desniveles, que brindarían un aire juguetón y despreocupado al pelo. Es ideal para las que lo tienen entre liso y ondulado, porque esa textura mixta le da el sello a este styling, lo que es genial porque te ahorrará tiempo al peinarlo”, comenta Constanza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.