Vivir sin redes sociales

como salir de las redes-09

Ilustración: Sofía Valenzuela




El año pasado Instagram y Facebook incorporaron una serie de herramientas para que los usuarios administren el tiempo que les dedican. "Es nuestra responsabilidad hablar abiertamente sobre cómo esto afecta a las personas", dijo la directora de asuntos públicos de Facebook en España y Portugal, Natalia Basterrechea. El problema es que muchos usuarios han declarado que en vez de pasar menos horas conectados, esto solo les ha servido para ser más eficientes y ver más contenidos. Además, hace unos meses se filtró que Instagram está probando la opción de ocultar los likes con el objetivo de reducir la sensación de competencia. Con esto se busca que los seguidores se concentren en lo que se comparte, no en el número de 'me gusta'.  Si las mismas redes sociales comenzaron a cuestionar su uso ¿deberíamos nosotras hacer lo mismo?

¿Adicción?

La dependencia a las redes sociales todavía no está tipificada como una adicción (no así el uso problemático de los videojuegos, que ya está diagnosticado como trastorno por la OMS). Frente a esta interrogante, el psicólogo de la facultad de la Universidad Adolfo Ibáñez, Cristóbal Hernández explica que no existe un límite de tiempo recomendado para estar en redes sociales o utilizar internet, ya que lo que se considera problemático no es el tiempo de uso sino más bien las secuelas negativas asociadas. "Es claro que las consecuencias van a aumentar cuando el tiempo que se pasa es mayor".

Minimalismo digital

Dejar de deslizar el teléfono por costumbre o consumir atracones de información irrelevante en favor de actividades de ocio como juegos de mesa, deporte, clubes de lectura o aprender a arreglar o construir algo cada semana.

*Definición del profesor de Informática de Georgetown, Cal Newport

45% de la población mundial usa redes sociales, lo que equivale a 3484 millones de usuarios activos. De ellos, 3256 millones acceden por medio de sus dispositivos móviles y pasan un promedio de 2,42 horas diarias en ellas.

Tres apps para desconectarse

  • Flat Tomato: permite desconectarse de las aplicaciones por 25 minutos y tener pequeños descansos de 5 a 15 minutos. (Gratuita y solo disponible para dispositivos iOS).
  • Forest: cuantifica la desconexión en forma de bosques virtuales. Cada 30 minutos, en que se bloquean el resto de apps, harás crecer una semilla. (Gratuita y disponible para iOS y Android).
  • Flipd: tiene la opción de desactivar las notificaciones de todas las redes sociales y permite solo hacer llamadas de emergencia o pedir Uber o Cabify. (Gratuita y disponible para iOS y Android).

"El uso de las redes sociales se puede volver dañino cuando interfiere en las tareas de la vida cotidiana, reemplaza el contacto cara a cara, o fomenta en gran medida una comparación con ideales poco realistas", dice el psicólogo de la facultad de la Universidad Adolfo Ibáñez, Cristóbal Hernández.

"Renuncié a las redes hace un año, y soy feliz"

"Era invierno y estaba oscuro. En general, mi pololo se levanta a las 6:30 a.m. y yo, entre las 8:30 y 9 a.m. Mientras él se vestía me vi mirando las cuentas de Kel Calderon y la Kim Kardashian, en lugar de descansar. En ese momento dije: 'esto no está bien'. Lo primero que pensé fue por qué estaba viendo a esas personas. Qué me importaban. Ahí me di cuenta de que eso es parte de lo que pasa con las redes; te dan la sensación de que hay gente a la que debes seguir. A mí esa idea no me hace sentido, y por eso decidí salirme. También por un tema de realidad e intimidad. Mis amigos de verdad saben de mi vida, no necesitan verme en una foto. En este año que llevo sin redes nunca me he sentido fuera de los temas de conversación, porque en general lo que se habla ahí está también en otras partes. Jamás he querido volver. Aunque cuando cerré la cuenta de Facebook me salió un mensaje que decía: 'tranquila, todo va a estar acá', nunca volví a entrar. En el caso de Instagram, eliminé la aplicación del teléfono y mientras hablamos estoy eliminando la cuenta. Listo. Oficialmente morí en redes".

Carmina Hernández, 32 años, abogada.

¿Qué tan 'adicto' eres?

Aunque en Chile no existe un instrumento específico para medir adicción a redes sociales, recientemente se adaptó el test de 'adicción a internet' desarrollado por Kimberly Young en Estados Unidos, y que es el más utilizado a nivel mundial para su evaluación. Es un cuestionario de 20 preguntas que toma en cuenta solamente el uso recreacional de internet, en las que la persona tiene que clasificar en una escala que va desde 'no aplica' a 'frecuentemente' los enunciados.

0 = No aplica.

1 = Raramente.

2 = Ocasionalmente.

3 = Frecuentemente.

4 = A menudo.

5 = Siempre.

  1. ___ ¿Con qué frecuencia se da cuenta que se queda conectado en Internet más tiempo de lo que tenía previsto?
  2. ___ ¿Con qué frecuencia descuida los quehaceres de la casa para pasar más tiempo en línea?
  3. ___ ¿Con qué frecuencia prefiere la emoción de estar conectado a internet antes que la intimidad física y/o emocional con su pareja?
  4. ___ ¿Con qué frecuencia forma nuevas relaciones con otros usuarios de internet?
  5. ___ ¿Con qué frecuencia quienes lo rodean se quejan por el tiempo que pasa en línea?
  6. ___ ¿Con qué frecuencia ve afectadas sus notas o deberes académicos debido al tiempo que pasa en línea?
  7. ___ ¿Con qué frecuencia revisa su correo electrónico, Mensajería Instantánea (como Whatsapp) o redes sociales antes de realizar otra cosa que necesite hacer?
  8. ___ ¿Con qué frecuencia el tiempo que pasa en internet afecta negativamente su desempeño o productividad en el trabajo?
  9. ___ ¿Con qué frecuencia se pone a la defensiva o tiende a ocultar información cuando alguien le pregunta qué hace cuando está en línea?
  10. ___ ¿Con qué frecuencia bloquea pensamientos desagradables sobre su vida con pensamientos tranquilizadores o agradables relacionados con internet?
  11. ___ ¿Con qué frecuencia se encuentra a sí mismo anticipando cuándo se conectará nuevamente a internet?
  12. ___ ¿Con qué frecuencia teme que la vida sin internet sería aburrida, vacía y triste?
  13. ___ ¿Con qué frecuencia se enoja, grita, o se irrita si alguien lo interrumpe mientras está en línea?
  14. ___ ¿Con qué frecuencia pierde horas de sueño por estar conectado hasta tarde en la noche?
  15. ___ ¿Con qué frecuencia se siente preocupado al estar desconectado de Internet, o fantasea con estar conectado?
  16. ___ ¿Con qué frecuencia se encuentra a sí mismo diciendo "solo un par de minutos más" cuando está conectado?
  17. ___ ¿Con qué frecuencia trata de disminuir el tiempo que pasa en Internet y no lo logra?
  18. ___ ¿Con qué frecuencia intenta ocultar cuánto tiempo ha estado en línea?
  19. ___ ¿Con qué frecuencia elige pasar más tiempo en línea en lugar de salir con otras personas?
  20. ___ ¿Con qué frecuencia se siente deprimido, de mal humor o nervioso cuando no está conectado a Internet, y se siente mejor cuando se conecta nuevamente?

*La autora considera que de 80 a 100 se puede hablar de un problema severo. Sin embargo, es importante notar que esto no constituye un diagnóstico, ya que los instrumentos de auto-reporte no toman en consideración muchos factores, sino que simplemente sirven para pedir una evaluación o ayuda de ser necesario.

Comenta