Fila virtual y aleatoria: cómo funciona la venta de tickets online en Chile

Dua Lipa tuvo una fila online aleatoria para la venta de los tickets en Chile.

Dua Lipa vendió todas las entradas para su show en Chile en apenas 15 minutos, en filas digitales de hasta 260 mil personas que otorgaban un número aleatorio. Ticketeras como PuntoTicket y Passline explican aquí cómo utilizan sus softwares para hacer más eficiente y justa la experiencia de compra ante la gran demanda actual por shows en vivo.


Es un escenario sin precedentes. Luego de casi dos años sin grandes eventos, la industria del espectáculo se está reactivando y este 2022 tiene contemplados varios shows y festivales de gran envergadura. Como ejemplo, solo a través de la productora DG Medios ya hay más de 10 espectáculos masivos agendados para este nuevo año.

“Estuvimos en 2020 con shows vía streaming, a los que les fue muy bien, tratando de mantener el contacto entre el artista y sus seguidores. Pero nada nunca va a superar la experiencia del espectáculo en vivo, por eso, la mayoría de los shows que vienen están con entradas agotadas, tanto los nuevos como los reagendados”, dicen desde la productora.

En las últimas semanas, la venta de entradas ha estado en boca de todos, luego de dos eventos particulares: los shows de Coldplay -el 23 y 24 de septiembre en el Estadio Nacional- y Dua Lipa -el 16 de septiembre en el Estadio Bicentenario de La Florida-, que vendieron sus tickets con gran rapidez.

A los 15 minutos que partió la venta en la página de PuntoTicket, conocida ticketera nacional, todas las entradas para Dua Lipa se habían agotado, generando malestar en algunas personas, por los tiempos de espera y números al azar que indicaban el puesto en la fila que se obtenía de forma aleatoria al entrar a la página. Lo mismo pasó con Coldplay, que debido a la alta demanda, agendó un segundo concierto. En el caso de Dua Lipa, no hay anuncios de un segundo show en el país.

¿Cómo funciona el mecanismo digital? Paulo Atienza, Gerente General de PuntoTicket, explica que, para este tipo de evento masivo, cuentan con un sistema de fila virtual que se habilita especialmente para esos casos, diferente a eventos más pequeños donde la compra online se puede hacer desde la página web sin mayores procesos. “En los casos de alta demanda, que pasa cuando vienen artistas que son muy populares o en el caso de partidos de fútbol como la Selección Chilena, habilitamos un sistema de software que se llama Queue It, de una empresa que lleva más de 10 años en el mercado”, explica Atienza.

Queue It es una empresa privada de origen danés que fue fundada en 2010. Desde ese entonces, ha desarrollado sistemas para hacer frente a la congestión del tráfico de sitios web en eventos de esta naturaleza, trabajando a nivel global con las ticketeras más conocidas, como por ejemplo Ticketmaster, y gestionando los “atochamientos digitales” que se producen en la compra masiva de entradas con softwares de alta tecnología.

“Lo usan grandes empresas, su especialidad es la de administrar altos flujos de clientes que compran, entonces ellos no solamente sirven para los tickets, sino que hay muchas empresas que lo usan para los cyber, cuando hay ventas que van a generar un alto flujo y demanda. Ellos administran esa larga fila interesada en comprar un número acotado de tickets”, explica Paulo Atienza.

En el caso particular de la venta de entradas en el sitio, el mecanismo es el siguiente: Cuando se habilita una venta y se define el horario de salida de esa venta de alta demanda, se crea una sala de espera 15 minutos antes. Allí, se va acumulando toda la gente que entra al sitio web esperando comprar su entrada. Luego, a todos los que estén en esa sala de espera, se les asigna un número al azar en la fila. Puedes haber estado desde el principio y tener número de fila 100 mil.

“En paralelo, lo que hacemos nosotros es tener el servicio en la nube y, al tener estos eventos de alta demanda, instalamos más servidores para poder tener una mayor capacidad tanto en el sitio web como en el sitio transaccional de pago, para que así no existan problemas”, agrega el Gerente General de PuntoTicket.

Mitos sobre la fila

No sirve de nada llegar una hora antes a la página web y tampoco sirve comenzar a actualizar el sitio para tener una mejor posibilidad de comprar, ya que, en el caso de PuntoTicket, es aleatorio. Si se entra a la sala de espera (la que se habilita 15 minutos antes) un segundo antes o 5 minutos antes es exactamente lo mismo, el número en la fila seguirá siendo asignado aleatoriamente.

“La probabilidad de que se te asigne un número de los primeros o los últimos es homogénea”, sentencia Atienza, quien asegura que es, dentro de todo, lo más justo de hacer, sobre todo en una realidad donde, en los últimos dos eventos masivos que fueron puestos a la venta, la demanda superó ocho veces la oferta.

Tampoco importa desde dónde se compre, si es un celular o es un computador. Las posibilidades de quedar número uno en la fila virtual son iguales a las posibilidades de quedar en el 50 mil. “Al final, la probabilidad de tener un buen número es la misma. Nosotros vemos en el sitio web cómo la gente se empieza a acumular mucho antes del comienzo de la ‘Sala de espera’. Y el proceso no premia eso, ni lo castiga tampoco”, puntualiza el ejecutivo.

Colplay tuvo que agregar una segunda fecha, debido al éxito que tuvo en la venta de entradas.

El panorama es parecido en otras ticketeras. Felipe Duch, CEO de Passline, comenta que en el caso de su sitio web, se prepara para la venta de eventos masivos con un proceso estandarizado. Cuando entran más de 10 mil personas a la página en simultáneo, se habilita un encolamiento, auspiciado por un desarrollador tecnológico que es internacional y de tecnología de punta, el que mantiene la página robusta y resistente ante la eventual visita de incluso más de 300 mil personas.

En este caso, la venta sí es por orden de llegada, y en ese sentido, la recomendación es tener un buen servidor de internet que facilite el rápido proceso de compra, ya que las personas tienen un tiempo determinado para estar dentro y hacer la transacción. “Mucha gente entra y deja la página abierta sin comprar, al estar más del tiempo que nosotros determinamos para ese evento, entonces se saca al comprador de la fila para darle una opción a otro comprador”, explica Duch.

Al igual que Paulo Atienza, Felipe comenta que no sirve de nada cargar muchas veces la página o llegar tantos minutos antes. “Hay que tener buena conexión a internet y tener las tarjetas de coordenadas a mano para hacer la gestión rápido. En ese sentido, una persona que entró después podría tener sus entradas primero que uno que entró antes, ya que depende de su rapidez y buena conexión en el momento mismo de la transacción”.

Experiencia de usuario

Ante el elevado número de personas queriendo comprar entradas después de años sin shows en vivo, las ticketeras han tenido que mejorar sus servicios para poder facilitar la experiencia de usuario más allá de la venta. En el caso de PuntoTicket, además de reforzar sus servidores para que el proceso sea poco engorroso y justo, se han enfocado en mejorar la comunicación con los compradores.

“Tuvimos la venta de Coldplay, de Dua Lipa y Lollapalooza la misma semana. Sumados eran más de 800 mil personas intentando tener un ticket y haciendo fila para comprarlo. Nuestra misión fue poder adecuar y escalar la capacidad que tiene el sitio para poder atender esa demanda”, dice Paulo Atienza, Gerente General de PuntoTicket. “Estamos claros que es primordial poder entregar información al cliente, por eso incorporamos un método que hace que la gente no pierda su tiempo haciendo la fila si no tiene probabilidad de compra”, añade. Se refiere a una especie de mensajería integrada en la fila virtual, que va informando cuáles entradas quedan o si quedan pocas en diferentes sectores.

passline
En el caso de Passline, el sitio hace páginas especiales para eventos puntuales que funcionan por su cuenta cuando se estiman que serán más de 10 mil personas comprando al mismo tiempo, aumentando los servidores.

“Hay que ser respetuosos con el tiempo de la gente, somos muy cuidadosos con la comunicación, para que las personas tomen la decisión de si quieren seguir en la fila o no”, define el ejecutivo de PuntoTicket.

En el caso de Passline, el sitio hace páginas especiales para eventos puntuales que funcionan por su cuenta cuando se estiman que serán más de 10 mil personas comprando al mismo tiempo, aumentando los servidores para que el proceso de compra sea expedito. Es algo que pusieron a prueba en pandemia con los eventos online.

“Como tenemos presencia en 15 países, entraban a ver desde todos esos países el streaming, todo en simultáneo. Ahí tuvimos que trabajar en la plataforma y mejorarla, asesorándonos en Estados Unidos, en Australia y en varios países más para soportar gran demanda sin que se viera afectada la página”, asegura Felipe Duch, de Passline, quien ha visto cómo la pagina ha logrado resistir a eventos masivos en el pasado como conciertos de Bad Bunny, Snoop Dogg y Ricardo Arjona.

Al final, los consejos son siempre los mismos. No abrir más de una pestaña en el dispositivo que se elija para comprar la entrada (el número en la fila se asigna por IP), no perder el tiempo llegando mucho antes, tener un internet estable y, últimamente, aferrarse a la suerte.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.