La startup de arriendo de oficinas que busca consolidarse en México

"El mercado de las oficinas sigue cayendo, pero nosotros estamos arrendando oficinas todas las semanas a empresas nuevas", dice Carlos Waech, CEO y cofundador de Uroff.

Con una plataforma que permite arrendar espacios por lapsos que van desde una hora hasta un mes, Uroff está cambiando la forma de utilizar las oficinas en Santiago. Con el teletrabajo y la jornada híbrida como nuevos esquemas laborales, Carlos Waech -CEO y confundador-, cree que esta alternativa llegó para quedarse. ¿El paso siguiente? Expandirse hacia el país del norte, donde hay un 35% de vacancia de las infraestructuras.


La pandemia trajo una imagen que pegó fuerte en Carlos Waech, el CEO de Uroff, quien en ese entonces trabajaba en una empresa del mundo inmobiliario. Al ver su oficina completamente vacía, pensó en cuántos espacios similares a lo largo del mundo estaban sufriendo la misma suerte, abandonados mientras alguien pagaba una cantidad importante para su arriendo.

En junio de 2020 comenzó a hacer estudios de mercado en torno al tema y se dio cuenta de que había un mercado para un servicio que ofreciera espacios para trabajar de manera más flexible. Aunque lo que más le llamó la atención fue el factor económico, ya que descubrió que la gente estaba dispuesta a pagar bastante por oficinas que, si eran divididas espacialmente o temporalmente, permitían que ese arriendo no fuera necesariamente caro.

Ese fue el impulso definitivo para crear Uroff, plataforma que une a propietarios de oficinas en desuso con personas o empresas que están buscando un lugar de trabajo. Partiendo de esa premisa, el servicio ofrece todo tipo de opciones, cubriendo los distintos tipos de escenarios laborales que se han consolidado actualmente.

Los usuarios pueden arrendar desde un escritorio en un espacio común hasta un espacio para eventos corporativos, pasando por salas para reuniones o capacitaciones, oficinas privadas e incluso habitaciones de hotel acondicionadas para trabajar. Todos estos servicios pueden ser solicitados por hora, medio día, día, semana y mes.

Con la pandemia disminuyendo su intensidad, Uroff por estos días vive un gran desafío: comprobar si es que su servicio se adapta con el nuevo escenario laboral que viven los chilenos. Hasta ahora, según Waech, la respuesta ha sido más que positiva.

Según un informe elaborado por la consultora Global Property Solutions (GPS), la vacancia de oficinas en Santiago es de un 12,31%, equivalentes a 323.260 metros cuadrados disponibles.

“La forma de trabajar cambió desde la pandemia, por lo tanto, como ahora la gente conoce esta nueva metodología, ya sabe que una parte de ese trabajo la puede hacer en casa y otra en un punto de trabajo. El mercado tradicional de oficinas, tanto en Chile como de manera global, se ha visto fuertemente afectado, porque venía con una historia de contratos, años de permanencia, requisitos, multas de salida. Hoy ese mismo mercado dice que no quiere eso”, explica Waech.

El CEO aclara que el coronavirus solo vino a acelerar un proceso que había comenzado antes, y que estudios de 2019 ya revelaban que se hacía un uso poco eficiente de los espacios de trabajo. Hoy, según un informe elaborado por la consultora Global Property Solutions (GPS), la vacancia de oficinas en Santiago es de un 12,31%, equivalentes a 323.260 metros cuadrados disponibles.

Un escritorio en un espacio común, salas para reuniones o capacitaciones, oficinas privadas, habitaciones de hotel acondicionadas para trabajar y sectores para eventos corporativos son la opciones que ofrece Uroff.

“Estamos viviendo una situación gravitante. Los fondos de inversión lo ven, las empresas grandes que administraban metros cuadrados también y, sobre todo, las empresas, que lo ven en el día a día. Mientras antes la empresa se adapte, más va a ahorrar en plata. El mercado de las oficinas sigue cayendo, pero nosotros estamos arrendando oficinas todas las semanas a empresas nuevas”, dice Waech.

La renovación del modelo

En ese contexto, un tipo de cliente que ha aparecido regularmente en Uroff es el de empresas que, debido a la modalidad híbrida, han bajado sus porcentajes de ocupación presencial sustantivamente y ofrecen los espacios libres a otras personas que quieran trabajar ahí.

“Hemos visto una apertura a recibir a terceros, porque se dan cuenta de que se trata de empresas que van simplemente a trabajar, a ver a su equipo y que se instalan en este nuevo espacio y generan un nuevo ingreso. Y se dan cuenta de que no es nada del otro mundo, igual a como cuando tenías una visita antes. La gran diferencia es que como se hace recurrente, empiezas a tener a la misma gente yendo al mismo lugar, entonces las personas se conocen”, dice Waech.

En la misma línea, asegura que el 70% de sus clientes son empresas que optan por arriendos mensuales. Es decir, que a pesar de que el servicio puede funcionar como un salvavidas para alguien que necesita un espacio ocasionalmente, la plataforma ha terminado por ser una alternativa más simple al sistema tradicional.

“Acá la conducta de las empresas no ha cambiado en los espacios de trabajo. Eso quiere decir que encuentran un lugar y lo ocupan siempre. Lo que cambió es hacia el espacio de trabajo. El no querer ir todos los días, no querer que me quede lejos o no querer ir a calentar el asiento”, señala el CEO.

"En Ciudad de México hay un 35% de vacancia" dicen Carlos Waech y Francisco Iriarte, cofundadores de Uroff. Por eso, el próximo paso de la empresa es expandirse a ese país.

Además, no tener una oficina fija o exclusiva permite a las empresas abaratar costos, ya que solo pagan por el tiempo efectivo de uso y todos los otros gastos añadidos -como el agua, el internet o la limpieza- corren por cargo del propietario del espacio.

México en el horizonte

Con una corta vida, Uroff aún está perfeccionando su estructura interna, su modelo y su producto. Dentro del primer ámbito destaca la llegada hace unos meses como cofundador de Leandro Basaez, exgerente general de WeWork Chile.

Actualmente se encuentran en una ronda de financiamiento semilla que planea destinar el 70% de los recaudado para materializar una expansión a México, que se debería concretar en 2023.

“Llegar a México para las empresas de tecnología latinoamericana siempre ha sido un punto de referencia, pero también tiene un por qué. En Ciudad de México hay un 35% de vacancia y eso nos permite captar oferta. Estuvimos allá, presentamos nuestra plataforma a dueños de espacio y ellos nos dijeron que no habían visto algo similar”, destaca Waech.

Otra parte de lo recaudado irá destinada a seguir perfeccionando su plataforma, ámbito donde han estado preocupados de facilitar la comunicación entre el propietario del espacio y quien lo solicita, permitir el seguimiento de ocupación de oficinas en tiempo real y haciendo más cómodos los procesos de reserva y pago.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Desde 2014, Food For the Future está creando alimentos para animales -como gallinas y pescados- que tienen como base proteínas obtenidas de moscas soldado negro, las que a su vez son alimentadas con las mermas de tiendas y supermercados.