El fin del gobierno en tierra derecha: ¿Qué queda para el oficialismo?




Las expectativas no eran muy altas, y el resultado fue aun peor. Chile Vamos competía el pasado domingo por nueve gobernaciones regionales y los más optimistas esperaban ganar cuatro. Sólo ganaron una, en La Araucanía, con un candidato independiente.Ya desde el mal resultado en la primera vuelta y en las elecciones de constituyentes del 15 y 16 de mayo, el fantasma de la posibilidad de una segunda vuelta presidencial sin la centroderecha comenzó a instalarse en el sector.

Es de entender, entonces, que en el gobierno y los partidos oficialistas el clima no sea el mejor, aunque como suele suceder hoy compiten las narrativas de optimistas y pesimistas para diseñar los últimos meses del gobierno de Piñera.

Consideraciones como el papel que tome el ejecutivo en el trámite del proyecto de ley que repone el voto obligatorio -reforma que ayer fue despachada al Senado- o un eventual cambio de gabinete son parte del análisis de situación que se hace en el sector. Con las relaciones entre el presidente y los partidos de su coalición en un mal pie, el tiempo atmosférico en la centroderecha luce borrascoso.

¿Qué diagnósticos hacen en el oficialismo de su presente después de las elecciones del pasado fin de semana?

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.