Andrés Molina: “Evópoli tiene la autoridad y responsabilidad de definir su postura pronto si decide rechazar”

ANDRES-MOLINA.jpg

El expresidente del partido dice que su colectividad, al haber estado por el Apruebo, tiene el deber de salir a informar a la gente sobre el devenir de la Convención Constitucional. Aborda los desafíos de la tienda fundada por Felipe Kast, que dice que necesita mayor nitidez en algunos temas y que se debe enfocar en la renovación. "En Evópoli los que votaron Rechazo y los que votaron Apruebo sí están de acuerdo con hacer cambios en la nueva Constitución. Lo importante es cómo de alguna manera logramos acuerdos para poder darle un sentido al Rechazo", sostiene sobre el proceso constituyente.




El exdiputado Andrés Molina dejó esta semana la presidencia de Evópoli. Luego de haber perdido su candidatura parlamentaria, se radicará en La Araucanía para dedicarse al sector privado.

El exlíder de Evópoli aborda su paso por el partido, los desafíos que se vienen para la colectividad y plantea cómo se debiera abordar el plebiscito de salida al proceso constituyente que se llevará a cabo el 4 de septiembre.

Usted asumió la presidencia de Evópoli en un momento complejo, y ahora la deja en otro difícil, cuando se enfrenta un proceso constituyente y la colectividad tiene que ganarse un espacio. ¿Qué balance hace?

Fue una muy bonita experiencia, me tocó asumir un desafío con muchas elecciones por delante, pero es más complicada cuando uno vive en regiones. Era muy lógico que la persona que liderara el partido estuviera 100% dedicada a eso, y que viva en la RM. Ya no soy diputado y darle el espacio a Luz Poblete fue lo más cuerdo y razonable.

En las bases existe la sensación de que Evópoli perdió relevancia frente a la UDI y RN más empoderados. ¿Cómo revertir esto?

Evópoli es un partido nuevo y la relevancia política que tenemos hoy con cuatro diputados y tres senadores, cuando antes teníamos seis diputados y un senador, es mayor. Tenemos 61 concejales y 11 cores, donde antes no teníamos representación. Además de una alcaldesa de Vitacura (Camila Merino). Evópoli avanzó, quizás no como quisiéramos, o a la velocidad que hubiésemos querido. Pero hay que reconocer los momentos difíciles que se han vivido al haber sido gobierno. Estamos viendo hoy lo difícil que es gobernar y las consecuencias que tiene ser leal y defender al gobierno de uno. Pero hacia adelante tenemos una real oportunidad de recuperar el principio de Evópoli cuando nació: la renovación.

¿Evópoli pagó un costo por haber estado por el Apruebo? Ahora la derecha se inclina por el Rechazo.

Desde el punto de vista de que el 80% votó Apruebo, no se pagó un costo. Pero en algunas zonas, como en La Araucanía, donde la votación parlamentaria fue distinta, lógicamente que se pudo haber pagado ese costo. Por otro lado, eso da una oportunidad hoy y mandata a Evópoli a poder salir con mucha más fuerza a dar una opinión. Le da mucha más autoridad. Evópoli tiene mayor responsabilidad al haber estado siempre abierto a mejorar la Constitución. Hay mucho mayor responsabilidad que otros partidos de centroderecha de poder salir y contarle a la gente cuál es nuestra opinión y cómo ven este proceso.

¿Es posible que Evópoli vuelva a estar por el Apruebo?

Con todo lo que uno está viendo es bien difícil que se pueda entender a un Evópoli sumado al Apruebo. Seguimos trabajando para poder hacer los cambios necesarios que se ven, pero la preocupación de Evópoli hoy es legítima y evidente cuando tú ves a nuestros constituyentes tratando de lograr acuerdos sin conseguirlo. El escenario nos preocupa, porque hubiésemos querido mejorar nuestra Constitución. El partido no ve con buenos ojos lo que está sucediendo.

¿Se debiera adelantar la postura en el plebiscito de salida? Se dice que a fines de mayo se podría dar a conocer.

Esa es una decisión que la tienen que tomar las nuevas autoridades. El momento es clave. Pero el partido tiene una responsabilidad mayor y debería poder decirles a los chilenos las razones y salir con una opción. Esa opción el partido la tiene que definir antes que los demás partidos. Evópoli tiene la autoridad y responsabilidad de definir su postura pronto si decide rechazar

¿Qué se debe hacer distinto en este nuevo plebiscito?

En Evópoli los que votaron Rechazo y los que votaron Apruebo sí están de acuerdo con hacer cambios en la nueva Constitución. Lo importante es cómo de alguna manera logramos acuerdos para poder darle un sentido al Rechazo, si es que el Rechazo es efectivamente la decisión. Y el sentido tiene que ver con cómo se reconoce que hay que hacer cambios y cómo nos ponemos de acuerdo para que estos cambios se realicen de buena manera.

¿En esta ocasión, no hay que llamar a rechazar por rechazar?

No. Yo a Evópoli no lo veo rechazando en forma pura. Porque está en nuestro ADN el poder dar una alternativa con acuerdos amplios que permita hacer los cambios necesarios. Este acuerdo tiene que ir mucho más allá de Chile Vamos, más allá de los espacios de partidos políticos. Para poder lograr realmente cerrar este capítulo de la Constitución debe haber, y ojalá se haga antes del plebiscito, un acuerdo amplio que permita que los chilenos tengan la tranquilidad de que hay un compromiso de hacer ciertos cambios. Que la forma se acuerde previamente y permita tener esa tercera vía. Que esto no sea solamente un Apruebo y un Rechazo. Todos tenemos que cooperar en eso.

“Cruz-Coke tiene las condiciones”

La presidencial demostró mayor éxito de la derecha dura que representa el Partido Republicano, que de la derecha moderada asociada a Evópoli. ¿Cree que el partido se debiera derechizar?

No es que Evópoli esté bien como está. Tiene que defender con mayor nitidez temas en que no ha sido lo claro. A veces la falta de nitidez es la que juega en contra. Lo quiero ejemplificar en el caso de La Araucanía. Nuestro candidato, Ignacio Briones, fue partidario de no declarar estado de excepción. Pero todos los parlamentarios de La Araucanía sí estábamos de acuerdo. Ahí hay un caso en que falta de nitidez. Somos un partido de centroderecha, creemos en las reformas, pero al mismo tiempo cuidamos lo que es el Estado de Derecho, condenar con toda fuerza los hechos de violencia.

Después del plebiscito vienen las internas de Evópoli para elegir a su presidente. ¿Se necesitan cambios de rostros?

Liderar un partido no es algo atractivo que uno quisiera. Ojalá tengamos rostros nuevos y más mujeres, pero la experiencia también es muy importante en momentos difíciles como los que tendrá Chile posterior al plebiscito. Habrá desafíos como buscar cambios en la Constitución, si es que el Rechazo gana, y todo lo que significa la reactivación económica en el país

Suenan como candidatos el senador Luciano Cruz-Coke y la exministra Gloria Hutt. ¿A quién prefiere?

En lo personal, yo prefiero a Luciano Cruz Coke. Él tiene las condiciones de liderazgo necesarias para poder manejar el partido en momentos difíciles y me gustaría que se acompañara de nuevos rostros. Lo puede hacer muy bien.

¿Cómo debiera rearticularse la oposición?

Chile Vamos tiene que avanzar en mayores normativas, en entender que en esta vida de coalición no es solamente enfrentar campañas. Esto va mucho más allá. Los partidos tienen la misión de tener claridad de los temas de la gente. Eso no se está dando. Muchas veces se ve en los partidos intereses particulares e individuales y no hay mucha claridad en principios y valores.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.