Se caen los dos proyectos: Cámara de Diputados rechaza quinto retiro universal y propuesta acotada del gobierno

Foto: Agencia Uno.

Por 70 votos a favor, 70 en contra y 12 abstenciones, la sala de la Cámara rechazó esta noche la idea de legislar la reforma constitucional presentada por un grupo de parlamentarios para aprobar un quinto retiro universal del 10% de los fondos de pensiones. Luego, por 68 votos positivos, 83 negativos y una abstención hizo lo propio con la iniciativa presentada por el gobierno de Gabriel Boric, que buscaba permitir el retiro de estos recursos, pero únicamente para un uso “acotado”, como es el pago de deudas contraídas hasta antes del 31 de marzo de este año.




Por 70 votos a favor, 70 en contra y 12 abstenciones, la Cámara de Diputados rechazó esta noche la idea de legislar la reforma constitucional presentada por un grupo de parlamentarios para aprobar un quinto retiro universal del 10% de los fondos de pensiones. Y en una votación que se efectuó a renglón seguido, rechazó también con 68 votos positivos, 83 negativos y una abstención la iniciativa presentada por el gobierno de Gabriel Boric para contrarrestar la idea de los legisladores y que buscaba permitir el retiro de estos recursos, pero únicamente para un uso “acotado”, como es el pago de deudas contraídas hasta antes del 31 de marzo de este año.

Tras la votación en la Cámara, Giorgio Jackson, ministro de la Segpres, lamentó el rechazo a la propuesta gubernamental, afirmando que este “es difícil de entender”, ya que la iniciativa del Ejecutivo agrupaba “inquietudes” recogidas de los mismos parlamentarios para ir en apoyo de las personas más afectadas por la pandemia. En la misma línea, el titular de Hacienda, Mario Marcel, sostuvo que “es difícil interpretar las razones por las cuáles se votó de esa manera”.

Desde la oposición las reacciones no se dejaron esperar tras la sesión, lamentando el rechazo del quinto retiro y con llamados al gobierno para que tome “cartas en el asunto”.

En esa línea, el diputado RN Jorge Durán comentó que “este gobierno se tiene que hacer responsable de lo que pasó hoy, de como, de manera mañosa, inventaron un proyecto que ni siquiera los subsecretarios y parlamentarios de su coalición tenían idea de que se trataba. Yo creo que con esto, el ministro Jackson y el ministro de Hacienda deben dar un paso al lado”.

Además agregó que “esperemos que el día de mañana el Ejecutivo ingrese una reforma que realmente ayude a avanzar en el sistema previsional chileno. Nuestro país no necesita más discursos, necesita que este gobierno -ahora- empiece a hacer la pega en serio”.

El diputado de la UDI Cristián Labbé manifestó que “hoy pierde el gobierno, absolutamente. Yo me pregunto ¿dónde está el piloto? Probablemente el gobierno diga que esto fue una turbulencia, pero no es así. En el Congreso privo la sensatez y el resguardo de los ahorros de los chilenos. Espero que mañana el Ejecutivo le dé a los chilenos la ayuda que hoy están pidiendo”.

Por su parte, la diputada del PDG Yovana Ahumada dijo que “como bancada hemos votado consecuentemente: aprobamos el proyecto que se fusionó y votamos en contra del proyecto del gobierno porque no cumplía con las expectativas y las necesidades de la gente. ¿Quiénes son responsables? Primero el gobierno por venir a hacer presión a sus parlamentarios para votar en contra del quinto retiro”.

Incierto desenlace

Durante la tarde no existía absoluta certeza de cómo procederían algunos partidos frente a la votación, por la que el gobierno extremó las gestiones con el fin de frenar la iniciativa parlamentaria. De hecho, tanto el ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Giorgio Jackson, como el jefe de Hacienda, Mario Marcel, se trasladaron previo a la sesión a Valparaíso para sostener una ronda de reuniones con parlamentarios indecisos.

Si bien hasta mediodía había alrededor de 34 votos de diputados oficialistas y sectores no alineados que estaban entregando su apoyo, con ese cálculo se necesitaba que al menos 60 de los 68 diputados de oposición -UDI, RN, PRI, Evópoli y Republicanos- respaldaran la iniciativa, en un hemiciclo donde la UDI representa 23 votos.

Durante la tarde, la bancada UDI había anunciado un voto mayoritario en contra de la reforma parlamentaria.

“Nosotros como UDI vamos a cumplir nuestro compromiso, mayoritariamente vamos a rechazar el quinto retiro de los fondos de pensiones de los parlamentarios. Estamos convencidos de que es un mal proyecto, que genera inflación y la inflación es la peor condena para los sectores populares del país, es por eso que vamos a rechazar esto”, había señalado durante la tarde el diputado Juan Antonio Coloma.

El anuncio de la UDI se dio luego de que el Ejecutivo ingresara al Congreso una reforma constitucional para garantizar que los fondos de pensiones no se pueden expropiar por ley. Una medida que tomaron desde La Moneda y que simbolizaba un compromiso por parte de la actual administración frente a la inquietud de los parlamentarios de oposición.

Tras el anuncio se hablaba de tres “descolgados” en el gremialismo -Álvaro Carter, Fernando Bórquez y Daniel Lilayu-, los que finalmente llegaron a nueve, con los votos a favor de Marta Bravo, Eduardo Cornejo, Henry Leal, Marlene Pérez, Natalia Romero y Marco Antonio Sulantay, además del la abstención de Joaquín Lavín. En definitiva, fueron 12 los legisladores UDI que siguieron lo que había sido anunciado por el subjefe de la bancada, Guillermo Ramírez.

Durante la tarde, se conoció que el Partido Republicano se inclinaría por rechazar la iniciativa -así como el proyecto alternativo presentado por el gobierno-, lo que fue confirmado por su jefe de bancada, Cristóbal Urruticoechea.

“Vamos a rechazar en ambos proyectos. El costo para las personas, sobre todo para quienes perciben menores ingresos, y para el país es muy alto. No sé cómo responderán a la inflación que se avecina aquellos que hoy votarán a favor manipulando, escondiendo y omitiendo los reales efectos en el costo de la canasta básica por ejemplo. El caos que hoy vive Chile se inició con los retiros de los 10% apoyado por quienes hoy son gobierno”, sostuvo. Gloria Naveillan fue la única parlamentaria de las filas republicanas que votó a favor del quinto retiro universal.

En tanto, desde Renovación Nacional (RN), el parlamentario Frank Sauerbaum, aseguró en la tarde que “nosotros vamos a votar a favor de este retiro del 10% y en contra del proyecto del gobierno, porque creemos que es un proyecto insuficiente, apresurado y hasta mal redactado llegó”.

“El gobierno no cumplió la expectativa que se tenía para poder tener un proyecto que fuera alternativo al proyecto de retiro del 10% con libre elección y, por lo tanto, muchos de nosotros hemos decidido votar a favor del proyecto del 10% de los parlamentarios que da la posibilidad de poder elegir el uso libremente de estos recursos”, subrayó Sauerbaum.

De sus 26 diputados, en la tienda de Antonio Varas rechazaron el quinto retiro siete: José Miguel Calisto, Andrés Celis, Catalina del Real, Andrés Longton, Ximena Ossandón, Leonidas Romero y Diego Schalper.

Proyecto del gobierno

Sin embargo, el proyecto alternativo del gobierno -el que permitía un desembolso de pensiones acotado y al cual también la UDI también había manifestado su rechazo durante la jornada- requería 78 respaldos, por lo que durante la tarde aún había esperanza en el Ejecutivo, en momentos en que no se conocían las posturas de parlamentarios de otros partidos de oposición y de sectores no alineados.

En este escenario, el ministro Jackson se mostró cauto en la antesala de la votación respecto de la acogida que tendría en la Cámara Baja el proyecto presentado por el Ejecutivo.

“No vamos a tener certeza de los votos hasta que esté la pantalla indicándonos cuántos votos hubo, pero esperamos que hoy día podamos darle una buena noticia al país”, aseguró.

Respecto a las críticas que el proyecto tuvo en Apruebo Dignidad y los partidos que apoyan al gobierno, Jackson afirmó que fueron acogidas y se presentarán indicaciones para mejorarlo.

Al respecto, el ministro de la Segpres había adelantado en Estado Nacional que ya estaría listo un paquete de indicaciones redactado, no obstante, este requeriría de la unanimidad de los comités para su discusión este lunes, “porque está con discusión inmediata”.

“Dentro de los últimos dos retiros ha existido esta cláusula en la que las autoridades que están en el Artículo 38 bis de la Constitución no puedan acceder a estos beneficios, porque tienen buenas remuneraciones”, anunció, indicando además que existe la posibilidad de evaluar distintas formas del Crédito Hipotecario, como también no descartó que con el retiro acotado se puedan pagar contribuciones.

Al término de la discusión del proyecto parlamentario, el secretario de Estado destacó que la inflación que generaría, a su juicio, un nuevo retiro de fondos de las AFP, haría difícil mantener la estabilidad necesaria para realizar las transformaciones profundas que requiere el país.

“Para el gobierno hay dos caminos: está el camino de las reformas profundas, las reformas que queremos hacer con seriedad, con sostenibilidad, para hacer eco de aquellas demandas que en el tiempo permitan tener mayor calidad de vida de las personas; o está el camino de un aumento inflacionario, o aumento del costo de la vida, que generaría una inestabilidad que haría muy difícil esas transformaciones”, indicó Jackson.

En tanto, pasadas 21.30 de este lunes, y mientras informaba que votaría en contra del proyecto impulsado por el Ejecutivo, el diputado independiente Carlos Bianchi informó que el gobierno había llegado a un acuerdo con parte de la derecha y los parlamentarios oficialistas para obtener los votos necesarios para su aprobación.

“Me estoy enterando que, al parecer, el gobierno acaba de lograr los votos necesarios para aprobar su proyecto y están llegando a un acuerdo final entre el gobierno, Frente Amplio, Partido Socialista y algunos otros sectores con la UDI y algunos otros votos de la derecha. Entonces al parecer el acuerdo estaría para que pudiera votarse favorablemente”, sostuvo Bianchi mientras intervenía en el hemiciclo.

Sin embargo, esto no sucedió así e incluso recibió menos votos que el proyecto parlamentario.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.