Contactos con partidos profundizan diferencias en Mesa de Unidad Social

MESA-UNIDAD-SOCIAL-SE-REUNE-CON-MINISTRO-DEL-INTERIOR13506-2

R Organizaciones sindicales como la CUT, No+AFP y el Colegio de Profesores conforman la Mesa de Unidad Social. Foto: Mario Téllez

No+AFP y otros movimientos coordinan con la oposición trabajo con miras al plebiscito. Líder de los profesores dice que es “difícil entender que aparezcamos subordinados a los partidos”.




Días antes de que algunos movimientos de la Mesa de Unidad Social, como No+AFP, se sumaran al despliegue territorial de la oposición de cara al plebiscito del 26 de abril, los dirigentes de las organizaciones sindicales se comunicaron con el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar.

En esa conversación, se le informó a Aguilar la decisión que tomarían de coordinar fuerzas con la oposición y acordaron no "dramatizar" las diferencias que podrían quedar de manifiesto con esa determinación.

El dirigente, por su parte, mantuvo la misma posición que ha sostenido desde que se desató el estallido social: que en su gremio priorizarán el trabajo con las organizaciones sociales y no con los partidos políticos.

Sin embargo, la decisión de los movimientos sociales -que se suma a la coordinación que estableció la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) con las mismas colectividades- generó críticas en la Mesa de Unidad Social y, según explicaron algunos de sus miembros, profundizaron las diferencias políticas y tácticas que han generado "tensiones" entre las organizaciones: el llamado de algunos líderes a marcar "AC" (Asamblea Constituyente), como Aguilar, en el voto del plebiscito y la definición de "acercarse" o no a los partidos políticos.

"A la gente le resulta difícil entender que el movimiento social aparezca subordinándose a los partidos", aseguró el líder de los profesores a La Tercera. Y agregó: "No creo que nosotros nos sumemos a un trabajo con los partidos, no estamos por cortar interlocución ni mucho menos, pero tenemos una visión crítica de lo que fue el acuerdo del 15 de noviembre y queremos priorizar la alianza y el trabajo con el movimiento social".

Asimismo, el dirigente reconoció que existen diferencias "tácticas" al interior de la mesa e hizo un llamado a mantener una "línea de coherencia". "Nos parece importante mantener una línea de coherencia y consecuencia. La clase política está al debe (...). Nosotros vamos a mantener esa línea aun cuando fuéramos los únicos".

Pese a ello, otros sectores de la Mesa de Unidad Social afirman que es "conveniente" establecer una coordinación con todos aquellos que promueven la opción "apruebo" y la convención constitucional. Otros, sin embargo, señalaron que aquellos que continúan llamando a marcar "AC" en el voto -opción que también fue criticada por los partidos de la oposición- hoy serían un sector minoritario.

Uno de los representantes del comando de la CUT, Manuel Díaz, sostuvo que "cada día que pasa más organizaciones sociales y sindicales están por no hacer ninguna marca en el voto, como AC, y eso nos alegra. Incluso de los últimos que se agregaron, como Luis Mesina (líder de No+AFP), nos alegra bastante".

Comenta