Convención en el Biobío: comisión que integra Elisa Loncon decide no realizar actividades en “zona roja” de Arauco

FOTO CRISTOBAL ESCOBAR /AGENCIAUNO

Las comunas de Cañete y Tirúa habían estado sobre la mesa para que la instancia realizara encuentros con la comunidad, pero esta idea se truncó tras la muerte del comunero mapuche Yordan Llempi. Algunos convencionales plantearon que la determinación obedece a razones logísticas, mientras que otros apuntaron que lo que se busca es resguardar la seguridad de la presidenta de la Convención.




Autorización para el ingreso a ciertas comunas o para realizar reuniones con las comunidades tendrá que pedir la Comisión de Principios Constitucionales al almirante Jorge Parga, designado por el gobierno como jefe de la Defensa Nacional en la Región del Biobío, debido al estado de emergencia decretado en la Macrozona Sur.

Esa será -dicen en la instancia- una de las complejidades logísticas con las que deberá lidiar la comisión que presiden Beatriz Sánchez (Frente Amplio) y Ericka Portilla (Apruebo Dignidad), y que integra la presidenta del órgano constituyente, Elisa Loncon, cuando visite la provincia de Arauco, en el marco de la salida a terreno que realizará la Convención Constitucional la semana del 22 de noviembre.

El estado de excepción constitucional fue motivo, además, de rechazo por parte de Loncon y los representantes de pueblos indígenas en la Convención, quienes pidieron -en vano- que el Congreso no autorizara la prórroga solicitada por el Ejecutivo. Incluso, los escaños reservados llevaron una carta a La Moneda para pedir el “fin de la militarización del Wallmapu” y pusieron en duda su asistencia al viaje.

Pero los hechos de violencia registrados en la zona -y que motivaron la medida impulsada por La Moneda- tuvieron una consecuencia adicional para la Comisión de Principios Constitucionales. Esto, porque la instancia había consensuado -a comienzos de la semana pasada- visitar Cañete y Tirúa, para realizar allí actividades con las comunidades. Sin embargo, debido a la muerte del comunero mapuche Yordan Llempi -ocurrida el 3 de noviembre, en un confuso incidente entre comuneros y personal de Carabineros y la Armada-, fue la propia Loncon quien sugirió cambiar la agenda que se estaba coordinando y optar por actividades en Alto Biobío.

El factor logístico

La situación tensionó a la instancia en los últimos días y, finalmente, este miércoles se zanjó mantener la propuesta inicial que había realizado la mesa directiva a las distintas comisiones y que, en el caso de Principios Constitucionales, sugería la comuna de Curanilahue como “sede” de sus encuentros con la comunidad.

Adicionalmente, de acuerdo a fuentes del grupo, se está trabajando en la coordinación de actividades en alguna otra comuna de Arauco, asunto que deberá oficializarse en las próximas horas y que dependerá de diversos factores logísticos.

Al respecto, Sánchez explicó a La Tercera que “la mesa de la Convención nos hizo una propuesta a las distintas comisiones de ir a distintas comunas. A nosotros nos habían sugerido la comuna de Curanilahue. Aceptamos, vamos a esa comuna, y faltaba una segunda decisión, que es, y yo aprecio eso, que la mesa directiva dejó cierto aire a las comisiones para tratar de hacer su propio itinerario. En eso estábamos nosotros; en un momento pensamos ir a ciertas comunas, hoy día estamos viendo otras”, sostuvo. En esa línea, la coordinadora precisó que “esto es una mezcla de cosas. Es una mezcla de logística, transporte, porque es mover a 18 personas, que no es algo tan sencillo, sobre todo porque la provincia de Arauco está en estado de emergencia, entonces, incluso para entrar hay que pedir autorización”.

En la misma línea, la convencional Giovanna Roa (Frente Amplio) aseguró que “hay un equipo de avanzada que es de la secretaría técnica, no depende de los convencionales, que ha dado recomendaciones desde el punto de vista de la logística y el traslado, de cuáles son los caminos más adecuados, dónde hay posibilidades de alojamiento, etc. (...). Ya nos dieron un diagnóstico y por eso hay ciertos lugares que son de más difícil acceso. Ahora, nosotros tenemos la intención de llegar a todos los rincones de Chile y esperamos poder hacerlo, pero estamos viendo las condiciones técnicas que lo permitan”. Precisó, además, que la coordinación se realiza desde la Convención con los gobiernos regionales y los municipios.

¿Seguridad para Loncon?

En contraste, algunos convencionales, si bien reconocen la existencia de factores logísticos que complejizan la visita a la denominada “zona roja” de Arauco, plantean que la principal razón sería resguardar a la presidenta, quien -dicen- tiene “barra en contra” en el pueblo mapuche, lo que podría significar que la comisión fuera objeto de protestas.

Así lo cree Luciano Silva (RN), quien sostuvo: “Hay razones que tienen que ver con protegernos a todos nosotros (…). Ahora, creo que lo que está pasando aquí también es que, como en mi comisión está la presidenta Elisa Loncon, de alguna manera se le protege más a ella, porque tengo la idea de que realmente ella no representa a la gente del mundo originario de ese lugar. De hecho, ellos marcharon hasta la Convención y dijeron que no los representaba. Yo hice una reunión con el grupo de negocios del mundo indígena en Santiago con más de 12 convencionales, y ellos nos dijeron lo mismo: ‘La señora Elisa Loncon no nos representa’. Conversé con la gente mapuche del mundo evangélico y dicen ‘no nos representa’ (...). Mi pregunta es ¿a quién del mundo mapuche representa ella?”.

“Está bien, es peligroso que la llevemos y hay que cuidarla, pero seamos honestos: no es por todos los convencionales. Hay convencionales de RN que van todos los fines de semana, yo como pastor voy a la zona a conversar con los pastores y no pasa nada, gracias a Dios”, afirmó.

En tanto, el convencional UDI Martín Arrau también planteó que la determinación obedecería a razones de seguridad vinculadas a Loncon, aunque explica que “es un antecedente más, sin duda, es la presidenta de la Convención, ella representa la causa mapuche, por lo que ella dice, y uno también es consciente de que hay cierto grado de conflicto en eso. Claramente, ella puede ser una figura controvertida en esa zona, pero somos convencionales, tenemos que abarcar todo el territorio nacional y nos debemos a todos los chilenos, no solamente a un grupo específico”.

Por eso, el integrante del colectivo de derecha Chile Libre criticó una supuesta contradicción de sus pares, puesto que “yo diría que había un consenso de ir a Cañete y Tirúa, porque es parte de Chile, y es muy importante tener la visión de personas que están abandonadas del Estado de Derecho”. Sin embargo -continuó-, “por motivos de inseguridad, se ha decidido mantenerse en la zona norte de Arauco, cerca de Concepción, para evitar exponer a miembros de esta Convención a la realidad a la que los chilenos de esa zona viven. Ellos tienen una visión como que Arauco fuera una zona de guerra, así como Siria, pese a que públicamente niegan que hay terrorismo, niegan que sea una zona de conflicto donde puede haber algún grado de inseguridad. Entonces, hay una contradicción enorme”.

“Ese temor que tiene la Comisión de Principios Constitucionales de ir a sesionar a Cañete es el que tienen a diario miles de chilenos en La Araucanía y Arauco, a quienes les estamos dando la espalda”, sentenció el UDI Eduardo Cretton.

Justicia: de Lebu a Lota

Otra comisión que modificó su comuna de destino en el Biobío es la de Sistema de Justicia. En este caso, eso sí, la decisión contó con un apoyo más amplio.

Así lo explicó el coordinador de la instancia, Christian Viera (independiente-FA): “Hay dos razones; la primera, una razón de carácter histórica y que obedecía a la misma petición del Gore del Biobío. Lota es una comunidad con una historia y una carga en la memoria que es muy significativa, es la tierra de la minería del carbón y también ha sido una zona que ha sido preterida tras el cierre de aquellas minas, entonces, simbólicamente, es muy significativo que vayamos”.

Pero, en segundo lugar, también se plantearon motivos de seguridad, que el convencional detalló diciendo que “podría haber algunos problemas en el traslado que tal vez podrían haber entorpecido el funcionamiento de la comisión. Frente a esa eventualidad, que en todo caso no sabíamos si era cierta, por el funcionamiento de la Convención, preferimos evitar ese riesgo, pero no es por razones de seguridad. Lebu es una comuna segura, no había ningún problema o inconveniente, solo que tal vez en el traslado, en el legítimo ejercicio del derecho a la protesta, podríamos haber tenido alguna dificultad”.

En todo caso, para el RN Ruggero Cozzi “era imprudente sesionar en Lebu considerando el riesgo de protestas o, aún peor, de hechos violentos. Hay organizaciones criminales a las que no les interesa dialogar, no seamos ingenuos”.

Por su parte, desde el mundo indígena, el convencional aimara Luis Jiménez confirmó que, pese a que habían dudado de participar de la gira a Biobío, los escaños reservados acudirán a la región. Así, aunque planteó que “nos parece inaceptable que se haya extendido el estado de excepción”, dijo que “entendemos que nos debemos a la gente y esto estaba previsto de antes”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.