Elizalde reconoce que tramitación de elección en dos días “no ha sido fácil” y advierte que plazos “son relativamente cortos”

Ministro de la Segpres, Álvaro Elizalde. Foto: Dedvi Missene.

El ministro de la Segpres insistió además, que en los próximos días se presentará la propuesta para “incorporar una sanción para los ciudadanos y ciudadanas que no ejerzan su obligación conforme lo establece la Constitución”.


Ayer miércoles, el gobierno anunció que aplicará un veto presidencial al proyecto que busca desarrollar las elecciones municipales y regionales de octubre en dos días. Esto luego del traspié que se vivió el martes en el Senado, que dejó sin sanción el voto obligatorio. En ese contexto, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres) Álvaro Elizalde, reconoció que la tramitación del proyecto “no ha sido fácil”.

En conversación con radio Sonar, Elizalde valoró el trabajo que se realizó en la comisión mixta, asegurando que desde el gobierno se hizo “un esfuerzo para arribar a un texto de consenso, porque como esta es una ley de quórum, no basta con que un sector la apoye, se requiere cierta transversalidad, y por eso propusimos en la comisión mixta tener una forma de reacción que contara con apoyo más transversal. Bueno, eso no fue posible y finalmente se produjo un rechazo, lo que ya sabemos, que se rechazó en el Senado”.

En ese sentido, justificó el veto aditivo que se presentará, el que permitirá -según indicó- “incorporar una sanción para los ciudadanos y ciudadanas que no ejerzan su obligación conforme lo establece la Constitución”. Además, precisó que la sanción se traduciría en una multa y que la propuesta propiamente tal se presentará “en los próximos días”.

El ministro además, se refirió a la postura de la oposición, desde donde tienen una mirada crítica sobre las intenciones del oficialismo de eximir del pago de una multa a los migrantes que voten en la elección, puesto que creen que eso también obedece a una intención electoral de la izquierda, debido a que esa población votaría favorablemente por la derecha.

En ese sentido, dijo que “aquí hay declaraciones de todo tipo, unos apuntan con el dedo a otro”. Sin embargo, aseguró que desde el gobierno están “preocupados, más bien concentrados en generar un acuerdo que permita tener una legislación conforme Chile necesita y en ese contexto hemos planteado que restablecer la forma en que tradicionalmente estuvo regulada esta obligación en Chile es un buen punto de partida para tener una legislación al respecto”.

Sobre los tiempos para legislar, Elizalde reconoció que “los plazos son relativamente cortos”, esto considerando que a fines de julio se deben inscribir las candidaturas y que quedan poco más de tres meses para los comicios.

Eso sí, el secretario de Estado aseguró que “el proyecto no tiene que necesariamente estar publicado antes de la inscripción de candidatos, pero sí poco tiempo después”.

“La vez pasada, cuando se estableció la votación en dos días en el gobierno del Presidente Piñera, con motivo de la pandemia, la ley se publicó ya cuando se habían declarado las candidaturas por parte de los partidos políticos y también las declaraciones de las candidaturas independientes”, indicó.

No obstante, precisó que esto no “puede ser mucho tiempo después, porque obviamente esto está vinculado a una logística para la organización de las elecciones y por tanto los tiempos que tenemos son muy acotados”.

Luego, en radio Cooperativa, volvió a sostener que “ha sido una tramitación compleja, hay distintos puntos de vista, hay gente que doctrinariamente tiene puntos de vista en uno u en otro sentido, y hay quienes también decían una cosa hace poco, dicen otra cosa ahora, de todos los sectores”.

En el espacio radial se le preguntó respecto a si aludía al diputado Gonzalo Winter (FA) en particular, quien en la sesión de ayer de la Cámara sostuvo que “¿quiénes son los que no votan? A los que quieren obligar, forzar, a ir a votar, son los pobres, por eso es que este proyecto es antipobres. Es castigar a los pobres por no participar de nuestra fiesta, a los que menos dinero tienen, a los adultos mayores, a los que se niegan a subirle la pensión”. Elizalde lo descartó.

“En esto el diputado Winter ha sido consistente” en su postura a favor del voto voluntario, afirmó. Luego añadió “no soy comentarista de las declaraciones de los parlamentarios, además me tengo que relacionar permanentemente con ellos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.