Felipe Ward, ministro de la Segpres: “La manera de tramitar proyectos y la discusión política cambió para siempre”

Foto: Mario Téllez

Secretario de Estado destaca el cambio en el ritmo legislativo que se originó a partir de octubre. Además, luego de la propuesta del titular de Hacienda para donar parte de los sueldos de los secretarios de Estado, Ward reafirma que el gobierno ingresará una propuesta para que un órgano externo defina las remuneraciones de altas autoridades.




En su oficina en La Moneda, el ministro de la Segpres, Felipe Ward, aborda el escenario político y legislativo del gobierno en medio de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

El secretario de Estado plantea que esta pandemia y el estallido social generaron cambios en la manera de tramitar proyectos, permitiendo que las iniciativas se aprueben más rápido. En ese sentido, dice esperar que, una vez superada las crisis, eso se mantenga en el tiempo.

Además, evita calificar la solicitud de su par de Hacienda, Ignacio Briones, para que los ministros reduzcan voluntariamente en un 30% sus sueldos. Eso sí, se compromete a enviar una indicación a la moción que se encuentra en trámite en el Congreso.

¿Cómo evalúa el ambiente en el Congreso?

Si bien es cierto que las disputas políticas tienen más volumen que los acuerdos, he visto muy buen ambiente. Eso no solamente lo veo yo, sino que lo pueden ver los chilenos a través de la aprobación que los parlamentarios de distintos sectores han dado a la agenda que ha planteado el gobierno. La dinámica política que se ha provocado con posterioridad a lo que ocurrió en octubre ha propiciado un diálogo político que transformó de una vez por todas la manera de relacionarnos en el Parlamento y que disminuyó el tiempo de discusión y aprobación de los proyectos.

¿Espera que eso se mantenga?

Formé parte del Parlamento como diputado, creo que todos tenemos que comprender que la manera de tramitar proyectos y la discusión política cambió para siempre.

El ministro Ignacio Briones propuso a los ministros donar el 30% de su sueldo de manera voluntaria. Esto generó incomodidad en varios en el gabinete. ¿Qué le pareció?

Me parece que es una sugerencia en el ámbito personal y privado. Se trata del ministro de Hacienda que está a cargo de las finanzas públicas bajo la instrucción del Presidente, y creo que más allá de la polémica y del revuelo que esto generó, él explicó adecuadamente que se trata de una decisión personal, que los ministros pueden tomar o no para donar una parte de su remuneración a una institución privada.

¿Le parece bien plantear algo que para algunos fue considerado “voluntarista” y que debería ser regulado por ley? Hay un proyecto que está en trámite en el Congreso que busca reducir las dietas parlamentarias y sueldos de altas autoridades...

Desde mi punto de vista siempre hay que tener presente que este es un trabajo en equipo. Creo que todos los ministros tenemos eso presente siempre. Y es por eso que no quisiera adelantar o profundizar cuáles son mis impresiones respecto al episodio. La decisión no puede ser determinada por lo que opine uno a través de un medio de comunicación. Se nos hizo una sugerencia por parte de un ministro, trascendió esa información sin que sepamos cómo eso ocurrió, y la decisión forma parte del ambiente personal, pero sí, tiene razón en que esto se entronca y se entrelaza con una discusión que se está dando en el Parlamento. El gobierno le puso urgencia suma y ha renovado seis veces más esta urgencia, porque nos interesa que el gobierno pueda despachar esta reforma rápidamente. El Ejecutivo se va a pronunciar a través de una indicación sustitutiva cuando se abra el espacio. Esta indicación va a apuntar a que sea un órgano externo que, en virtud de criterios técnicos, tome una decisión para altas autoridades públicas.

¿Cuál va a ser la propuesta para el sueldo de los ministros?

El contenido preciso no quisiera adelantarlo, porque forma parte de una discusión que corresponde en sede legislativa.

El gobierno ha tenido meses difíciles: el estallido social, ahora el coronavirus. Sin embargo, esta última crisis sanitaria pareció darle cierto respiro a La Moneda, lo que se ha visto reflejado en la encuesta Cadem, en la que el Presidente Sebastián Piñera subió significativamente su aprobación. En el caso del equipo político, ¿cree que tienen más confianza?

Siempre existió confianza y complicidad en el equipo político, pero sí, es cierto que se ha ido afiatando con el paso de las semanas y los meses. Nos tocó asumir en una época tremendamente difícil. Todos estamos muy conscientes del momento político en el que decidimos decir que sí. Pero sí es cierto que cada uno ha ido desempeñando de forma más confiada sus funciones en coordinación permanente.

Pese al alza en las encuestas, ha habido una crítica constante desde la oposición y también desde la opinión pública al manejo comunicacional del gobierno en esta crisis. Por ejemplo, lo que pasó con el anuncio de la cuarentena, que finalmente se informó de manera parcelada, generando incertidumbre. ¿Cree que eso fue un error?

Críticas en política van a existir siempre. Esa en particular me parece que es una crítica injusta. Este gobierno tiene una vocera que tiene cualidades naturales y profesionales que le permiten entregar en un lenguaje simple y directo el mensaje que tiene que entregar el gobierno. Y, junto a otras vocerías que se han ido incorporando, estoy convencido de que esa información va siendo entregada muy rápidamente a la ciudadanía, y eso se valora. Críticas más, críticas menos, las medidas han sido adecuadas, han sido informadas oportunamente a la ciudadanía. Y si uno compara lo que ha estado ocurriendo no sólo en otros lugares de Latinoamérica, sino que del mundo en materia comunicacional, hay razones para sostener que se ha hecho muy bien.

¿Qué le pareció el dictamen de la Dirección del Trabajo que establece qué empresas pueden no pagar los sueldos durante la cuarentena?

Queremos entregar justamente la señal contraria a la que se ha expresado a través de este dictamen: con la presentación de los proyectos de ley o de la iniciativa pro ingresos y pro empleo que está actualmente en discusión en el Congreso, y que espero que para esta entrevista ya se encuentre aprobada.

¿Le parece inoportuno el dictamen?

Complica el debate legislativo, justamente en el sentido contrario. La ministra del Trabajo, el ministro de Hacienda y, por supuesto, nosotros como Segpres bajo la instrucción del Presidente hemos presentado una agenda legislativa en materia de empleo para proteger el vínculo entre trabajador y empleador, para proteger los ingresos y para que exista gradualidad el día de mañana en la reincorporación si así se requiere de las personas a sus fuentes de trabajo producto de lo que ha requerido la pandemia. Eso es lo que está impulsado actualmente el gobierno y esa es la voz oficial del gobierno.

Comenta