Fernando Soto, rector del Instituto Nacional: “Este año, por primera vez, no hicimos un examen de admisión escolar”

Autor: Carlos Said

Fernando Soto es rector del Instituto Nacional desde 2014.

El representante del liceo emblemático cuenta cómo es el nuevo sistema de selección y fija su postura sobre el retorno del mérito como factor de acceso.


En medio del debate por el retorno de la selección por méritos académicos en los colegios, un método que iba en retirada con la Ley de Inclusión, el rector del Instituto Nacional, Fernando Soto, muestra su acuerdo con la iniciativa y explica cómo es el nuevo método de admisión del establecimiento para 7° básico, en el que se ponderan las notas de 5° y 6° básico, certificados de salud y vulnerabilidad, y un informe de personalidad. Con esto, se modifica el histórico proceso de selección, que incluía una prueba de conocimientos.

¿Qué le parece que se retorne a la selección por méritos?

Estoy de acuerdo con esa opción, pero no quisiera opinar en frío sobre el proyecto. Hay que dar una discusión más seria, desprejuiciada y desideologizada sobre lo que se entiende por inclusión, porque varios actores opinan rápidamente sobre el tema sin hacer un análisis profundo, y aparece políticamente incorrecto (estar a favor de la selección) cuando uno está de acuerdo con la inclusión social.

¿Le afecta al Instituto Nacional el fin de la selección?

Nuestro proyecto es la única posibilidad que tienen muchas familias humildes y vulnerables para acceder a la educación superior. ¿Qué hacemos ante eso? ¿Renunciamos a eso y dejamos de ser el liceo que está entre los 100 mejores y que les entrega alumnos a las mejores universidades? ¿O seremos el proyecto que les da posibilidades a estudiantes de esfuerzo para acceder a esas metas? Nosotros les damos posibilidades a los alumnos de acceder a la educación superior, el resto es música.

¿Cree que el actual sistema aleatorio tiene falencias?

El ingreso aleatorio tiene una cantidad enorme de defectos, porque llegan estudiantes que no tienen claro cuál es el proyecto educativo del colegio. Entonces, el sistema aleatorio encierra más injusticias que otra cosa.

¿Cómo es el sistema de admisión del Instituto Nacional?

En nuestro sistema de selección, asignamos puntaje positivo a alumnos de educación pública, a hijos de inmigrantes, a quienes tienen hermanos en el colegio, a quienes practican actividades extraprogramáticas, entre otros factores. Todo eso está considerado, no es solo una selección estrictamente académica. Y este año, por primera vez, no hicimos un examen de admisión escolar; consideramos todos los antecedentes para saber si el niño cumple ciertas condiciones y cada factor va sumando un puntaje, que es lo que ponderamos.

¿Cómo funcionó el sistema?

Tenemos que hacer un seguimiento de esta cohorte, pero consideramos que es algo más justo, que es menos discriminatorio y que da cuenta de manera más certera de la intención de las familias que entran al establecimiento. Antes, habíamos considerado algunos elementos más en la ponderación, junto con el examen. Pero ahora prescindimos del examen.

¿Y consideraron las notas de enseñanza básica?

Fue un elemento considerado, pero casi con la misma ponderación de las otras variables. Es casi una docena de elementos de juicio.

¿Cómo llegaron a este sistema?

El examen de admisión existió durante décadas. Pero este nuevo modelo fue fruto de un largo trabajo de investigación del equipo directivo, en que fuimos diseñando el modelo y ahora lo tenemos que ir evaluando en el tiempo.

#Tags


Seguir leyendo