Fin del cuoteo político anunciado por el comando de Sichel abre debate en el oficialismo

En Chile Podemos Más valoraron la propuesta de la jefa programática del abanderado, Victoria Paz, pero recalcaron también la necesidad de gobernar con los partidos y que éstos tengan representación dentro del Ejecutivo. La idea arremete en un tema que ha complicado al oficialismo, que durante este gobierno se ha disputado los espacios de poder, y llega en momentos de tensión entre el candidato presidencial y las colectividades.




El fin del cuoteo político como una medida a implementar dentro de su gabinete, fue una de las ideas base que ayer lanzó la jefa programática de Sebastián Sichel, Victoria Paz. En entrevista con La Tercera, la integrante del comando del abanderado de Chile Podemos Más, relevó la idea del presidenciable lanzada el 3 de septiembre sobre terminar con la selección de autoridades para cargos públicos priorizando la militancia por sobre las competencias profesionales.

Ante la consulta de si en caso de ganar las elecciones la UDI, RN, Evópoli y el PRI se van a “repartir” los ministerios, la economista respondió que “no, ese es el compromiso de Sebastián”, y que a petición suya “elaboramos una agenda superexhaustiva en términos de probidad y transparencia del sector público y una de las medidas principales es el fin al cuoteo”.

El tema del cuoteo político ha complicado siempre al oficialismo, que se ha tensionado por disputarse los espacios de poder dentro del gabinete. En la interna de los distintos gobiernos -incluyendo a éste- ha operado una lógica de que algunos ministerios son “cupo” de un partido. Y que, por ende, el ministro que lo ocupe debe ser militante de esa colectividad, al igual que sus sucesores.

Así, por ejemplo, a medidados de agosto causó malestar en RN que en reemplazo de la renunciada subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell (RN), se nombrara a la periodista María José Gómez, más cercana a la UDI. En la oportunidad, parlamentarios criticaron públicamente que ese cargo era “cupo” de RN.

Incluso, durante junio del 2020, en el oficialismo se comentó que el propio Sichel fue víctima del cuoteo político con su salida del Ministerio de Desarrollo Social pese a ser, en ese momento, el ministro mejor evaluado en las encuestas. Ese mismo cargo después lo ocupó un RN: Cristián Monckeberg.

Actualmente de los 24 ministerios, ocho son ocupados por ministros UDI, cinco por militantes de RN, y dos, por Evópoli. En todos los gobiernos, este ha sido un tema que suele levantar críticas cuando se nombran a autoridades por su militancia, más que por su calidad profesional.

Y los dichos de Paz se dan en momentos de tensión entre el comando de Sichel y los partidos políticos. La semana pasada el abanderado se enfrentó al presidente de RN, el senador Francisco Chahuán, por los parlamentarios de este partido que apoyan el cuarto retiro de pensiones. Además, ha habido presiones de los partidos por ocupar puestos dentro del comando de Sichel, lo que genera la complicación de cómo esto puede afectar su imagen de independiente.

En el comando de Sichel recalcan que los dichos de Paz no significan que el fin al cuoteo político implique que no habrá militantes o dirigentes de los partidos dentro de los ministerios. Más bien apuntan a que, en el fondo, lo que va a primar será elegir primero a las personas idóneas para los cargos, que representen la diversidad de Chile y que conozcan de los temas. En ese esquema la militancia será una segunda variable y no una primera, como ocurre actualmente.

De todas maneras, el asunto abrió un debate dentro del oficialismo. En RN su timonel, Francisco Chahuán, dijo que “nosotros tampoco somos partidario de condicionar, en un futuro gobierno, los cuoteos políticos. Es esencial que estén las personas más competentes dentro de los cargos. Pero se debe gobernar con los partidos”.

Añadió que “tal como los partidos han sostenido la campaña dándole la libertad al candidato presidencial, esa misma libertad se la vamos a dar si finalmente ganamos el gobierno: donde él tendrá la posibilidad de elegir a los mejores. Los partidos no vamos a pedir cuoteos de ninguna naturaleza, pero sí claramente se tiene que gobernar con la coalición de gobierno”.

La vicepresidenta, Catalina del Real, también marcó el punto. Dijo que “igual (Sichel) va a necesitar estar cerca de los partidos, pero en su justa medida y sin cuoteo”. Lo mismo recalcó su par, Luis Mayol, quien expresó que “yo sé que a los partidos les molesta porque algunos tienen menos o más participación, pero a la larga terminan entendiéndolo”. También agregó que, en este tema, “las cosas no son blanco y negro. Se elige a la mejor gente, pero se busca un equilibrio, porque todos los partidos tienen muy buena gente para todos los cargos. Se prefiere a la gente más capacitada, los ministerios no van a ser para los partidos con nombre y apellido”.

En RN hubo uno que no vio esta idea con buenos ojos, el diputado Miguel Mellado, quien enfatizó que “lo que llaman cuoteo es una ayuda que dan los partidos. Cuando él (Sichel) asuma, si es que gana, va a requerir de los partidos políticos. Y si los partidos no tienen representación dentro del gobierno, difícilmente va a haber una relación de cariño con su gobierno”.

En Evópoli la idea fue bien recibida, donde su presidente, el diputado Andrés Molina, comentó que es “una de las banderas que hemos llevado. Es superimportante cuidar al Estado de los tironeos políticos y, claramente, estas prácticas que ha habido dentro de todos los gobiernos se tienen que terminar. Confío en que Sichel tiene bastante claridad. El Estado tiene que estar al servicio de los ciudadanos y no de los políticos”.

Mientras que el jefe de bancada, Luciano Cruz-Coke, afirmó que “me parece espléndido que las personas que arriben a los cargos tengan la preparación idónea para ejercerlo, independientemente de dónde vengan. La ciudadanía quiere soluciones eficaces y no repartijas entre partidos”.

En tanto en la UDI, el vicepresidente Gustavo Sanhueza, dijo que “es lo correcto, Chile necesita poder convocar a las mejores personas para los cargos técnicos”. Pero, al mismo tiempo, señaló que “el sello político” de los partidos también es relevante. Su compañero de tienda, el senador Alejandro García-Huidobro, cree que “los partidos tienen que poner a las personas que estimen conveniente para Sichel y él tomarlas. Más que por cuoteo político, ver la calidad y lo que representan esas personas. Tenemos que entender, y él lo ha dicho, que le gustaría que un profesor primario fuera ministro de Educación y que tengamos representantes de gente que vive en las regiones”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.