Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista: “Si digo que no debe haber violencia, quiere decir que digo que no salgan a manifestarse y eso no lo diré”

El comunista se aleja de otros sectores y sostiene que un llamado así se puede ver como un doble discurso. “Lo que sí podría decir es que traten por todos los medios de hacerlo pacíficamente”, recalca.




Un análisis positivo sobre la situación de su partido hace el presidente del PC, Guillermo Teillier. Según cuenta, la estrategia que ha seguido la colectividad tras diferenciarse del resto de las fuerzas de oposición que firmaron el acuerdo por una nueva Constitución, le ha dado buenos resultados e, incluso, a su principal figura presidencial, Daniel Jadue. En ese sentido, reconoce que es favorable no estar junto al sector que hoy se agrupó en la “Unidad Constituyente”, tras las fallidas negociaciones para las primarias y que él llama “antigua Concertación”. Añade que le gustaría acercarse al Frente Amplio.

Además, se niega a hacer un llamado, como otros sectores, a que no haya violencia en las protestas.

Algunos culparon al PC por las fallidas negociaciones de gobernadores. ¿Asume las críticas?

Fuimos invitados a conversar respecto de un acuerdo por omisión y de primarias para gobernadores. Ese era el molde y lo vimos con interés, aceptamos conversar y cada partido empezó a establecer cuáles eran las regiones donde querían tener un trato de cierto privilegio. Y eso estuvo así hasta poco antes de cerrar la discusión.

¿Por qué no se sumaron a la Unidad Constituyente?

Curiosamente nos llamó el PRO, no el PS, el PR, el PPD ni la DC. Lo que dijo el presidente del PRO es que había que sumarse y yo dije conversemos, pero dijo que ya iba al Servel y se iba a integrar pase lo que pase. Así no se hacen las cosas.

¿El PRO los traicionó?

No quiero objetivar, pero cualquiera puede decir qué significa eso, cuando no hay ni siquiera la decencia de ir a conversar. Unidad por el Cambio sigue existiendo y vamos a llevar lista de concejales.

¿Cómo ve la posición “aislada” en que quedó el PC?

El FA también quedó aislado. Hay un pacto que es la Concertación, la antigua Concertación que reaparece con algunos que se habían ido como ME-O. No nos sentimos aislados.

¿Qué le parece que reaparezca la “antigua Concertación”?

Se juntaron de nuevo, pero no sé si están en una tendencia de renacimiento. Más bien, van en decadencia y eso lo van a decir las urnas. No era cómodo estar ahí, no quiere decir que no podamos conversar ni llegar a acuerdos, pero los 30 años es algo que pesa.

¿O sea, les incomoda?

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

¿Es favorable para el PC diferenciarse de ese sector, entonces?

Tras habernos diferenciado a partir del pacto por la Paz, al partido le ha ido bien y se nota con su posible candidato presidencial. Entonces, sí. La gente quiere tener claridad de que no van a ser engañados y el PC en eso se mantiene con cierta consecuencia.

¿Les acomoda la posición?

Cuando apareció Daniel Jadue como posible candidato, varios de la nueva Concertación salieron a chaquetearlo. Y mientras más criticaban, Jadue más subía en las encuestas. También da la casualidad que después que no se produjo el acuerdo de las primarias, Jadue volvió a subir. Algo está diciendo eso.

Tras el fracaso en las negociaciones se empezó a hablar de un acercamiento con el FA. ¿Le gustaría?

Desde luego que me gustaría. Ahora, eso está en un proceso. Hay en ambos sectores la disposición a llegar a acuerdos políticos, pactos son más complejos. En la Concertación pueden hacerlo porque casi todos piensan igual. Con ellos era difícil llegar a acuerdos, nos dejaba amarrados y no es nuestro propósito.

¿Crearán un “polo de izquierda”?

Lo que hemos propuesto es un polo antineoliberal. No estamos diciendo que con el FA haremos un núcleo de izquierda.

¿Jadue puede ir a primera vuelta?

No sé si exista voluntad de las otras fuerzas a primarias. Si no existe, tendríamos que ir a primera vuelta.

¿Y ahora ve probable tener una primaria de todos?

A lo mejor es difícil, pero nada está escrito en piedra.

¿Jadue genera incomodidad?

A personas que son anticomunistas les genera incomodidad indudablemente. También porque es un síntoma de que algo nuevo está pasando Chile.

Para tener claridad, ¿el PC condena las violaciones a los derechos humanos en Venezuela?

Las hemos cuestionado desde que apareció el primer informe de Bachelet. Dijimos claro que condenamos las violaciones a los derechos humanos. Lo que hicimos fue tener una mirada distinta sobre el informe, porque no consideraba suficientemente las agresiones para desestabilizar a ese gobierno. Pero condenar la violencia a los derechos humanos y que se siga un proceso para desarraigar eso, está bien. Me gustaría que fuera así en Chile.

¿Hacer esa crítica no es dar espacio para que califiquen al PC como “ambiguo” sobre los DD.HH.?

No. Lo que tiene que verse es la conducta aquí en Chile, porque no respondemos por los derechos humanos en Venezuela, ¡perdóneme! El que tiene que responder es el gobierno venezolano.

Han vuelto las protestas a casi un año del 18-O. ¿Tiene sentido manifestarse tan cerca del plebiscito?

Eso depende de voluntades de millones que salen a las calles. Decir que alguien se propone siniestramente ir violentamente a la calle, creo que eso no existe. Se producen las confrontaciones entre el deseo de manifestarse y la represión. ¿Cree que me gusta que se produzcan incendios en supermercados, en estaciones de Metro? No, pero esas cosas se dan.

¿Los hechos de violencia podrían afectar al plebiscito?

No. Lo único que les queda a quienes están en contra del proceso constituyente es decir que hay una violencia generalizada y que, por lo tanto, no están las condiciones. Tampoco ha habido ninguna manifestación tan grande en la Plaza Italia, a lo mejor el 18, no sé, pero hasta ahora es muy menor respecto de lo anterior.

¿Haría un llamado a que no haya violencia en las manifestaciones tan cerca del plebiscito?

Es que eso puede tomarse como un doble discurso. Porque si el gobierno y las fuerzas represivas como Carabineros consideran que son violentistas los manifestantes, entonces si digo que no debe haber violencia, quiere decir que digo no salgan a manifestarse y eso no lo diré, porque tiene que progresar el derecho a manifestarse. Lo que sí podría decir es que traten por todos los medios de hacerlo pacíficamente, eso es.

¿Pero condena la violencia que ha ocurrido en Plaza Italia?

Es bien rara esa violencia. Aquí se quiere connotar un estado de violencia que no creo que exista. Entonces, cómo voy a condenar una cosa que fue tan menor. Me dicen ‘mire los destrozos que hicieron algunos’, pero digo: fíjese, Ponce Lerou le rebajaron como 60 millones de dólares la multa. Esos sí que son destrozos. Antes de ponerse a condenar así como así digamos todas las causas de las cosas.

La Convergencia Progresista condenó la violencia ¿Por qué el PC no?

Porque así como se hace un sinónimo de violencia con manifestación social, nosotros no podemos condenar la manifestación social.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.