Javiera Toro (Comunes), miembro del equipo estratégico del comando de Boric: “Nuestra campaña está convocando a una parte importante del mundo socialista”

La expresidenta de Comunes asegura que han logrado interpretar a ese sector porque comparten un "programa de reformas y transformación". Pese a eso, la dirigenta pone en duda las posibilidades de tener un pacto de gobernabilidad con la institucionalidad de ese partido. "Hoy el PS está en una alianza con la DC y los otros partidos de la Concertación, apoyando a una candidata que da muy pocas garantías de poder realizar esa posibilidad de cambio", dice.




Hace un poco más de un mes que la expresidenta de Comunes y una de las firmantes del acuerdo por una nueva Constitución, Javiera Toro, aterrizó en el equipo estratégico del comando del candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric. Desde ese espacio, la extimonel ha formado parte del diseño de la fórmula con la que el parlamentario y su coalición buscarán llegar por primera vez a La Moneda.

“Esto no se trata solo de la figura y atributos personales de Gabriel Boric” dice la dirigenta y reconoce que como candidatura se tienen que hacer cargo de algunos de los aspectos que les han criticado desde los sectores de sus adversarios, como la juventud y una supuesta falta de experiencia para gobernar.

¿Cuáles son los principales flancos y atributos que le han identificado a Boric?

En el equipo de estrategia, por supuesto, que hemos ocupado distintos tipos de insumos para ir construyendo la estrategia de campaña. Ahí identificamos también cuál es la estrategia de los contendores que han intentado señalar que un gobierno de Apruebo Dignidad y del Frente Amplio traería inestabilidad. Se intenta jugar con la idea de que no habría capacidad de gobernar. Pero lo que vemos en los datos que recolectamos es que la ciudadanía quiere cambio y, por lo mismo, mantener el statu quo es lo que significa inestabilidad.

Pero los otros candidatos apuntan a que es muy joven y a cierta “irresponsabilidad”.

Esos puntos están presentes en el debate y en el discurso de los otros comandos. Por supuesto que tenemos que hacernos cargo de eso. Pero también vemos que esto no se trata solo de la figura y atributos personales de Gabriel Boric, sino de un cuerpo colectivo donde creemos que sí se reúnen una serie de experiencias y capacidades que se han construido a lo largo de luchas.

¿Cómo lograrán que Boric llegue a la gente más adulta?

Estamos tratando de hacer una campaña que es en concordancia con el gobierno que queremos representar y que convoque a todos los sectores de la sociedad. Ahí no se puede desconocer que los jóvenes han sido fundamentales en la apertura de este proceso de cambio, pero esta es una campaña que busca transformaciones para toda la sociedad. Quizás las personas de mayor edad son el grupo que mejor sabe lo ingrato que es vivir en un sistema sin derechos como el que tenemos en Chile.

“No vemos que lo que está en juego en esta elección se trate de mayor o menor moderación”.

Javiera Toro.

El candidato ha marcado el punto de la transformación “con tranquilidad”. ¿Hay un intento por moderar el discurso?

No se trata de moderar el discurso, porque tenemos claro que el centro del proyecto de Apruebo Dignidad y de la campaña es de transformaciones profundas. Eso no significa que este cambio no se tenga que realizar con gradualidad, pero eso no impide lo profundo de las transformaciones.

¿Eso no podría abrir un flanco por la izquierda?

El proyecto de Apruebo Dignidad lo estamos construyendo en conjunto. El programa se está consensuando en nuestra coalición y hay diferencias que nosotros no las negamos. No tenemos problemas en enfrentarlas públicamente, a diferencia de lo que ha sido la política opaca de los últimos años.

¿Cuál es la estrategia para evitar que el votante de Jadue -que está más a la izquierda- no se escape por ese discurso?

Esta campaña es para todos. Creemos que Gabriel Boric ofrece una alternativa genuina de transformaciones. En esta elección está en juego si vamos a seguir gobernados por los mismos o vamos a elegir un gobierno que le pueda dar continuidad al proceso constituyente y que cuide el proceso de cambios. Todo Apruebo Dignidad está en ese proceso y eso por supuesto incluye al PC.

¿Qué tan moderado se puede ser para no perder a la izquierda?

No vemos que lo que está en juego en esta elección se trate de mayor o menos moderación, sino sobre la viabilidad del proceso de transformaciones. Lo que hemos visto es que la ciudadanía quiere certezas, pero la certeza es que el proceso de transformaciones va a permitirnos avanzar hacia un país con más derechos y protección social.

Boric ha hecho múltiples gestos al mundo socialista. ¿Es crucial para ganar llegar a ese mundo?

Nuestra campaña está convocando a una parte importante del mundo socialista, porque tenemos un programa de reformas y transformación que compartimos con ese mundo. Ahí hay sectores que durante años dieron la pelea al interior de su propio partido por reformas que fueron vetadas por 30 años. Frente a esa frustración, creemos que en el programa que estamos ofreciendo desde Apruebo Dignidad hay una oportunidad genuina de llevar adelante estos cambios por los que ese mismo mundo socialista ha reclamado y ha puesto sus esfuerzos tantos años.

Relación con el PS

¿Cuál debiese ser la relación de Apruebo Dignidad con el PS?

Desde Apruebo Dignidad convocamos a todos los sectores que estén comprometidos con las transformaciones. Hoy el PS está en una alianza con la DC y los otros partidos de la Concertación, apoyando a una candidata que da muy pocas garantías de poder realizar esa posibilidad de cambio.

Y más allá de conseguir esos respaldos, ¿hay un fin último en tener algún acuerdo de gobernabilidad con el PS?

Hoy estamos en coaliciones distintas y el proyecto que estamos levantando es convocante e invita a todos los que crean en estas transformaciones. La posibilidad de tener acuerdos de gobernabilidad y de darle estabilidad a nuestro gobierno y al proceso de cambio no pasa únicamente por acercar a esa institucionalidad a sectores de la Concertación, sino por construir mayorías fundamentalmente con los actores sociales que se han estado movilizando, con los sectores políticos que hoy estamos confluyendo en Apruebo Dignidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.