José Antonio Kast se reúne con mujeres víctimas de violencia

Víctimas de violencia se reúnen con José Antonio Kast y la alcaldesa de Las Condes, Daniela Peñaloza.

El abanderado del Frente Social Cristiano asistió a una actividad junto a la alcaldesa de Las Condes, Daniela Peñaloza, en conmemoración del Dia Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. Esto, luego de la renuncia del diputado electo Johannes Kaiser al Partido Republicano por dichos misóginos.




Durante la tarde de este jueves, el abanderado del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, se reunió con la alcaldesa de Las Condes, Daniela Peñaloza (UDI) y un grupo de mujeres víctimas de violencia, en la casa de una vecina de la comuna. La reunión se realizó en conmemoración de un nuevo Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, lo que ocurre tras la polémica causada por los dichos misóginos del diputado electo Johannes Kaiser, quien renunció a su militancia en el Partido Republicano.

En la actividad, el aspirante a la Moneda agradeció la presencia “a las mujeres que han sido víctimas de violencia intrafamiliar, física, psicológica, de acoso, de distintos delitos gravísimos que uno tiene que ser muy drásticos en condenarlos”. Esta junta se realizó en la sede del Centro del Buen Trato, un programa de la Municipalidad de Las Condes que aborda las problemáticas de violencia intrafamiliar y abuso sexual infantil de las personas con un enfoque interdisciplinario.

“Espero que algún día en cada comuna de Chile podamos tener un Centro del Buen Trato y después avanzar a lo que es la red de protección y buen trato a nivel vecinal que quiere impulsar ahora la alcaldesa”, dijo el candidato al terminar la reunión.

Asimismo, realizó un análisis de las actuales problemáticas que existen en la denuncia de hechos de violencia que sufren las mujeres.

“Hemos visto aquí como las mujeres que sufren la violencia, tiene que revictimizarse en distintas ocasiones frente a los tribunales porque tienen que ir por la demanda de alimentos, por la querella por violencia o por la demanda de visitas. Después, si quieren acreditar que han sufrido de violencia psicológica, tienen que ir al Instituto Médico Legal, que no tiene la cantidad de profesionales suficientes, y tienen que ir un mes, tras otro mes, tras otro mes, para que cada vez les digan que no están las horas disponibles. Eso es lo que desde el Estado, desde el gobierno, nosotros tenemos que enfrentar. Podemos descentralizar esas atenciones médicas perfectamente en los Centros de Salud municipales. El tema no es el edificio donde se prestan los servicios, sino el profesional acreditado para atender a la víctima de la violencia”, explicó.

Además, recalcó la importancia que hay frente a estos hechos de violencia de hacer un “trabajo integral, porque aquí no es solamente la violencia que sufre la mujer, sino la violencia que sufre toda la familia (...) Si nosotros solamente enfrentamos la violencia física con una demanda o con un asesoramiento psicológico para la mujer, estamos dejando de lado su entorno, porque los niños que ven esa violencia también son víctimas”.

“Yo se que es difícil explicar muchas veces o decir que uno esta sufriendo violencia, pero esto tiene que ser de reacción inmediata. Nadie tiene que estar sometido a la violencia continua. La primera vez que a alguien lo agredan verbal o físicamente, tiene que levantar la voz. Desde ahí se empieza a romper el círculo de la violencia. Si uno acepta que una vez alguien le levante la voz o le levante la mano, puede entrar en un circulo difícil de romper, y muchas veces esos círculos de violencia duran años hasta que alguien se atreve a levantar la voz. No hay porqué sufrir años para exigir el buen trato entre la relación de pareja”, agregó Kast.

Concluyó haciendo un llamado a las autoridades para que vean el trabajo que se realiza en el Centro de Buen Trato de Las Condes y que se hagan las solicitudes al Estado para replicarlo en municipios que no tienen los recursos.

Agenda mujer y salida de Kaiser

La “agenda mujer” ha sido un tema particularmente sensible durante la campaña de José Antonio Kast en las últimas semanas, debido a las constantes críticas que se le han hecho por su abordaje en su programa de gobierno y por el flanco abierto por los dichos misóginos del diputado electo Johannes Kaiser.

Tras salir a la luz pública el set de declaraciones de Kaiser, desde el Partido Republicano salieron a reaccionar. Uno de los primeros integrantes de la tienda que criticó los dichos fue el senador electo de la colectividad, Rojo Edwards, quien dijo que “no son declaraciones que nos gusten” y que haber dicho esas cosas “fue un error de principiante”.

La polémica generó un ruido interno en el oficialismo en momentos en que los partidos del bloque estaban en plena definiciones sobre apoyar o no la candidatura de Kast a La Moneda debido a que transmitían que -con esa gente que lo rodeaba- era difícil dar respaldos, por lo mismo, el comando quiso dar una señal para aplacar las críticas y le pidió a Kaiser que emitiera una declaración pública ofreciendo disculpas por sus dichos.

El tema no quedó ahí. Kast dio una nueva señal y dijo que pasarían a Kaiser al tribunal supremo del Partido Republicano. A las horas después, el candidato electo difundió otro comunicado anunciando su renuncia a la colectividad y exculpando al abanderado presidencial de sus dichos.

Tras otorgarle su apoyo, la UDI le entregó a Kast un plan programático compuesto por 25 propuestas en materia de mujeres, que abordan aspectos como beneficios sociales, el rol del ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, postnatal masculino, sala cuna universal, entre otros.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.