La DC paga los costos de pactar con el gobierno

DC

La bancada de diputados de la DC defendió ayer la interpelación que impulsan contra Chadwick. Foto: AgenciaUno

Tras la sorpresiva decisión de la DC de interpelar al ministro Chadwick, el resto de la oposición se desmarcó de la ofensiva y advirtió una "falta de coherencia". En tanto, Fuad Chahin acusó al sector de cometer un "error político".




La mayoría de las bancadas de la oposición, de manera coordinada, salieron ayer a darle un portazo a la Democracia Cristiana. Esto, luego de que el jefe de los diputados del partido, Gabriel Ascencio, propusiera el miércoles la idea de interpelar al ministro del Interior, Andrés Chadwick.

Ascencio lanzó la posibilidad en el hemiciclo de la Cámara, en medio del debate sobre el proyecto control de identidad -donde los votos de su partido fueron claves para la aprobación de la iniciativa del gobierno- y después lo confirmó en un punto de prensa, ante la sorpresa de la mayoría de sus "socios" de la centroizquierda.

El desmarque opositor de ayer se da justo en momentos en que la DC ha hecho una serie de esfuerzos para acercarse a sus exaliados de cara a los procesos electorales del próximo año. Así ocurrió, por ejemplo, cuando la colectividad entregó su apoyo a la acusación constitucional que impulsó el Partido Socialista en contra de la ministra Marcela Cubillos.

Esa estrategia venía a contener las permanentes tensiones que se habían generado en el sector debido al apoyo de los diputados DC a iniciativas clave para el Ejecutivo, como las reformas previsional y tributaria.

Sin embargo, el supuesto guiño a la centroizquierda, con la acción fiscalizadora contra el jefe de gabinete, no fue bien recibido por sus pares. El anuncio de Ascencio fue leído en el sector como un intento de la colectividad por "lavar su imagen" frente a la ciudadanía y al resto de la oposición.

Además, en la oposición provocó molestia el hecho de que el diputado democratacristiano no socializara con el resto de las bancadas su intención de interpelar al ministro del Interior previo al anuncio público que hizo.

Así, a las pocas horas de que Ascencio confirmara el miércoles la decisión de interpelar a Chadwick, que había sido acordada en el almuerzo de los diputados del partido, los jefes de bancada de la oposición -luego de que algunos comités, como el PPD y el PH, se adelantaran espontáneamente a rechazar la acción- se comunicaron vía WhatsApp con el objetivo de coordinar una contra-ofensiva para desmarcarse de la DC y hacerla pagar los costos por pactar en otras ocasiones con el gobierno.

Finalmente, la arremetida opositora se concretó durante la mañana de este jueves. "Si tanto les gusta hacer acuerdos con el gobierno, que le pidan las firmas a Chile Vamos para interpelar al ministro", lanzó el jefe de la bancada de Revolución Democrática, Pablo Vidal.

En tanto, desde el PS afirmaron que no respaldarán la acción de los democratacristianos. "Me da la impresión de que la DC está esforzándose en quedar sola. No concurriremos a acompañarlos en esta estrategia, que es la evidencia de su falta de coherencia política, lo que genera falta de confianza y credibilidad", sostuvo el jefe de esa bancada, Manuel Monsalve, mientras que su par Juan

Luis Castro (PS) sostuvo que los socialistas no están disponibles para "este travestismo político".

Por su parte, el PPD reiteró ayer su rechazo a la interpelación a través de su jefe de bancada, Ricardo Celis. Y en el PC, el diputado Daniel Núñez aseguró que su bancada tampoco concurriría con sus firmas. "En este momento no están dadas las condiciones para apoyar la interpelación de la DC, porque ellos no garantizan la independencia que hay que tener frente al gobierno".

La única excepción en la centroizquierda vino desde Convergencia Social, donde, según anunció su jefe de comité, Diego Ibáñez, se plegarán a la acción impulsada por la DC.

Chahin: "Es un error político incomprensible"

El presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, salió ayer a cuestionar a la oposición y a respaldar la decisión de su bancada. "Parece que va a haber que hacer una bancada transversal de los taimados, porque si no votan como ellos quieren, se taiman", ironizó el líder falangista en conversación con La Tercera.

"En lugar de sumarse a la posibilidad de que un diputado le haga las preguntas que le quisiera hacer la ciudadanía al ministro del Interior, que algunos se taimen y boicoteen esa posibilidad es un error político incomprensible", agregó.

Y si bien en la bancada DC algunos diputados admitían ayer en privado que el anuncio de Ascencio los "tomó por sorpresa", aseguraban también que la actitud del resto de la oposición les generó incomodidad e, incluso, molestia.

Así, los parlamentarios acordaron salir a respaldar a su camarada mediante un punto de prensa. "Acá no puede haber celos de protagonismo", dijo el diputado Matías Walker. Y agregó: "Los que no quieran hacerle preguntas al ministro del Interior sobre el aumento de la delincuencia tendrán que responder, no ante la DC, sino que ante la ciudadanía".

Con todo, y pese al escenario adverso que tiene la DC para conseguir las 58 firmas necesarias, desde la bancada aseguran que a la vuelta de la semana distrital, la primera semana de noviembre, esperan volver a conversar el tema con el resto de la centroizquierda.

Comenta