La reinvención de los rostros de la ex Nueva Mayoría

La expresidenta Michelle Bachelet y el exdiputado Osvaldo Andrade. Foto: GrupoCopesa/Archivo

La mayoría de los líderes del desaparecido conglomerado ya no están en la primera línea de la política. Algunos dirigentes siguieron los pasos de la propia expresidenta Bachelet y dejaron el país por trabajo o para estudiar un posgrado. Otros se quedaron en Chile para dedicarse a sus profesiones.


Uno de los primeros en irse fue el exministro del Interior, Rodrigo Peñailillo. En 2017 – dos años después de haber dejado el gobierno tras aparecer vinculado en el caso SQM- el también exgeneralísimo de campaña de Michelle Bachelet tomaba un avión rumbo a Estados Unidos. ¿La razón? Comenzar un curso de inglés y, posteriormente, un magíster en Políticas Públicas en la capital norteamericana.

Sin embargo, Peñailillo no es el único caso. Dentro de lo que fue la Nueva Mayoría, muchos de quienes conformaban sus primeras filas han seguido sus pasos y, al igual que la principal figura del conglomerado, la propia Bachelet.

La exmandataria y otros han dejado el país radicándose en el extranjero con nuevos trabajos. Una de ellas es la exvocera Paula Narváez (PS), quien volvió a su antiguo puesto – antes de ser reclutada como titular de la Segegob-, y ahora vive en Panamá, donde trabaja en la sede de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe.

Otros están en el extranjero estudiando posgrados. Tal es el caso del expresidente de la DC, Ignacio Walker, quien ya lleva un semestre en Indiana, Estados Unidos, como Hewlett Fellow en Políticas Públicas en la Universidad de Notre-Dame. “Estoy escribiendo un libro sobre mi experiencia como político y legislador católico. Mi vida ha transcurrido entre la política y la academia y me siento cómodo en ambas”, comenta el exsenador y agrega que a pesar del frío “me siento completamente feliz y es un privilegio estar aquí con un gran ambiente intelectual y humano”.

Sin embargo, una gran mayoría de los dirigentes de la ya desaparecida Nueva Mayoría se quedaron en Chile, pero están dedicados a los estudios o a sus profesiones. El abogado y exministro del Interior, Mario Fernández (DC), tras el término del gobierno anterior, volvió a su antigua casa de estudios, la Universidad de Chile, donde ejerce como profesor en la Facultad de Derecho. Los mismos pasos siguió el exjefe de Economía, Luis Felipe Céspedes, quien hoy es profesor titular en la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez.

“Debo decir que ha sido un año muy intenso. Estoy feliz de haber estado veinte años en el parlamento, pero mucho más feliz hoy día de estar en el ejercicio de la profesión”, afirmó el exsenador DC Patricio Walker. El expresidente del Senado ahora está haciendo clases en la Universidad Católica de Derecho Ambiental, la misma área en la que estudió un magíster. Además, el democratacristiano está trabajando como abogado en el estudio jurídico Vergara, Galindo y Correa.

Como Walker, otros dirigentes también cambiaron la política por sus profesiones. El expresidente del PPD, Gonzalo Navarrete -quien dejó el cargo en junio tras la elección interna que dio como ganador a Heraldo Muñoz-, hoy pasa la mayor parte de su tiempo desempeñándose como médico en el departamento de Neonatología del Hospital El Pino. Por las tardes está en el consultorio, algo que él considera como “muy buena calidad de vida, hay horario normal y reaparece la familia y los amigos”.

Algunos también se fueron al ámbito privado. Osvaldo Andrade, exdiputado y expresidente del PS, hoy se dedica a trabajar en la consultora AMVD Abogados asociados, la que fundó en mayo junto a tres personas más y se especializa en conflictos laborales. Si bien el socialista señala que aún mantiene contactos con el partido y participa de la mesa directiva como extimonel, está un poco más alejado de la contingencia diaria ya que “la ciudadanía quiere ver nuevas caras y, desde ese punto de vista, hay que impulsar esa lógica”.

Asimismo, el exsubsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, unos meses después del término del gobierno de la Nueva Mayoría, inscribió legalmente una consultora llamada Inversiones y servicios profesionales Ale SpA, la que tiene su oficina en Vitacura.

Otro es el expresidente del PR, Ernesto Velasco -quien perdió la elección del partido contra Carlos Maldonado en julio- que hoy se encuentra radicado en La Serena y trabaja en sus consultorías privadas. Además, está formando una fundación desde hace tres meses junto a algunos amigos, la que, según él, debiera estar lista en marzo. “Hay vida después de la política”, señaló el exintendente.

Incluso, quien participara en la primaria presidencial de la entonces naciente Nueva Mayoría, Andrés Velasco, hoy día está radicado en Londres. ¿La razón? Fue nombrado decano del instituto de Políticas Públicas de la London School of Economics (LSE), aunque, estas últimas semanas, ha vuelto a tomar un rol activo en Ciudadanos, esto tras sus polémicas elecciones de agosto.

Seguir leyendo