Las claves de la designación de la “segunda línea” del gobierno de Boric

1ro de Febrero/SANTIAGO El presidente electo, Gabriel Boric, ingresa a su comando ubicado en calle Condell 249 de la cmuna de Providencia FOTO: LUKAS SOLIS/AGENCIA UNO

El nombramiento de los 39 subsecretarios que acompañarán al gabinete de Gabriel Boric selló el diseño que trazó el equipo presidencial para la configuración de la nueva administración. Una fuerte presencia de las colectividades que estuvieron menos representadas a nivel ministerial, la profundización del poder del partido del mandatario, Convergencia Social, y la inclusión de las organizaciones sociales son algunos de los elementos que arrojó el anuncio.


Once días. Ese fue el tiempo que se demoró el presidente electo, Gabriel Boric, desde que presentó a los miembros de su gabinete, para anunciar a los 39 subsecretarios que se sumarán al Ejecutivo.

La designación de las 19 mujeres y 20 hombres que tomarán un cargo en la “segunda línea” del gobierno se concretó la tarde de este martes, luego de una serie de complicaciones que fueron enredando la presentación de esas autoridades.

Pese a que en un inicio en el equipo se contemplaba que no tardarían más de tres días en presentar a estos nombres luego de dar a conocer a los secretarios de Estado, la presión de algunas colectividades de Apruebo Dignidad obligó a retrasar el anuncio. Partidos que no obtuvieron una representación mayor a nivel ministerial, como el PC, RD y Comunes, enviaron mensajes al comando para tener una presencia más significativa en esta oportunidad.

Mediante un comunicado público, el mandatario electo recalcó que se trata de un grupo con capacidades para liderar el proceso de cambio y que tiene “el mandato de trabajar en equipo, estar siempre a la altura de los desafíos que el pueblo necesita y recordar siempre cómo llegamos hasta acá”.

1. RD y PC, los más recompensados

“Confíen en el diseño final”. Ese fue el mensaje que le había transmitido la mano derecha del presidente electo y quien asumirá como su ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, a la directiva de su partido, Revolución Democrática, en la antesala del anuncio de las subsecretarías, que se concretó este martes. La colectividad había quedado en una posición compleja, luego de que Boric optara por darles una baja presencia en su equipo ministerial, donde además de Jackson solo sumaron a Marco Ávila (RD) en el Ministerio de Educación.

La molestia que se incubó en las filas de la tienda de calle Bilbao se le expresó directamente al también diputado por el distrito 10 e, indirectamente, al propio Boric, con quien se reunieron el martes pasado.

Y sus reparos fueron escuchados. Así quedó reflejado en la nómina final, en la que RD no solo obtuvo ocho de las 39 subsecretarías, lo que equivale a un 20,51% de esos cargos, sino que, además, se convirtió en el partido con el mayor número de reparticiones.

En la tienda aseguraban ayer estar “conformes” con la configuración de fuerzas. Más allá del número que lograron, en la tienda destacaban su presencia en carteras estratégicas para el programa de gobierno, como la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), que asumirá Miguel Crispi, fundador de la colectividad, y la Subsecretaría de Hacienda, que estará representada por la economista Claudia Sanhueza, quien será dupla del jefe de las arcas fiscales, Mario Marcel.

A ellos suman a Paula Poblete en Evaluación Social; Cristóbal Cuadrado en Salud Pública, quien también es cercano a la futura ministra del Interior, Izkia Siches; Felipe Pineda en Transportes; Tania Rojas en Vivienda y Urbanismo; María Paulina Soto en la Subsecretaría de Patrimonio Cultural y Rocío Faúndez en la Subsecretaría de la Niñez.

Una “compensación” similar a la del partido liderado por Margarita Portuguez tuvo en la nómina el Partido Comunista. La tienda de Vicuña Mackenna, al igual que RD, había visto mermada su presencia en el gabinete ministerial, obteniendo solo tres carteras: Camila Vallejo (Segegob), Flavio Salazar (Ciencia) y Jeanette Jara (Trabajo).

Así, los comunistas -quienes también habían transmitido que esperaban una mayor representación en la segunda línea- obtuvieron seis subsecretarías: Javiera Petersen (Economía), Nicolás Cataldo (Educación), Julio Maturana (Energía), Galo Eidelstein (FF.AA.), Claudio Araya (Telecomunicaciones) y Jaime Gajardo (Justicia).

Más allá del número de cargos, Boric optó por darle al PC influencia en sectores clave para su administración y, como ya se ha hecho costumbre en la conformación de sus equipos, también dando señales simbólicas: Eidelstein se convertirá en el primer comunista en asumir una subsecretaría en las Fuerzas Armadas desde el retorno a la democracia.

2. La incorporación de movimientos sociales: Haydée Oberreuter en Derechos Humanos y Luz Vidal en Mujer

“Agradezco la confianza que Gabriel Boric ha depositado en mí. Estoy a disposición del gobierno y de la ministra Marcela Ríos. Hoy los derechos humanos tienen un rol clave. Como futura subsecretaria me llena de orgullo ser una herramienta útil para defenderlos y promoverlos para el Chile que viene”.

Así se manifestó la futura subsecretaria Haydée Oberreuter tras conocerse su nombramiento en la cartera dependiente de Justicia. Si bien la dirigenta por los derechos humanos y sobreviviente de tortura y prisión política durante la dictadura es independiente, su nombramiento fue promovido y celebrado tanto por sectores de Convergencia Social y Comunes. De hecho, la única ministra de Comunes, Javiera Toro (Bienes Nacionales), felicitó a la futura subsecretaria.

Como parte del activismo que congrega a los expresos políticos del régimen militar, Oberreuter postuló a la Convención Constitucional en el distrito 9 proclamada por el Comando Unitario de Ex-Prisioneros Políticos y Familiares, y compitió en un cupo independiente en la lista de Apruebo Dignidad. Aunque obtuvo 2.595 votos, estos no fueron suficientes para ingresar al pleno constituyente.

Quien también acompañó en la lista de Apruebo Dignidad en el mismo distrito a Oberreuter es la expresidenta Sindicato Trabajadoras de Casa Particular (Sintracap) y mapuche Luz Vidal.

La sindicalista es cercana a RD, pues compitió a la Constituyente en un cupo del partido y su presentación la hizo acompañada por Beatriz Sánchez y la diputada Maite Orsini. Para ese entonces, Vidal explicó que “tomé el puesto que me ofrecía RD, porque en mi calidad de ciudadana no enrolada, no enlistada en un partido político, fue la mejor posición que me ofrecieron”. Así, si bien su nombramiento está enmarcado por el mundo de los movimientos sociales, también es visto como otro más que se agrega a los ocho integrantes RD en las 39 subsecretarías.

Durante la pandemia fue una de las impulsoras del seguro de cesantía para las trabajadoras de casa particular. Luego de una histórica dirigencia en el Sintracap, Vidal ahora se prepara para asumir la Subsecretaría de la Mujer en el ministerio liderado por Antonia Orellana (CS).

Un punto que no estaba en discusión era el compromiso del gobierno de incorporar a nivel ministerial a las dirigencias sociales. Sin embargo, tras la presentación de los ministros existieron críticas por la falta de representantes de este mundo y de los pueblos originarios.

La ampliación de la base de apoyo del gobierno, de hecho, fue un aspecto comentado durante la mañana de ayer por el presidente electo, Gabriel Boric, en conversación con un medio uruguayo. “Hemos buscado ampliar la base política de apoyo de nuestro gobierno y no perder de vista que es tremendamente importante, junto con ampliar la base política, consolidar la base social de apoyo”, refiriéndose a la suma de integrantes del Socialismo Democrático y a los movimientos sociales.

3. Alta presencia de Convergencia Social, el partido del presidente

Uno de los primeros retuits que hizo el presidente electo, Gabriel Boric, luego de dar a conocer a los 39 subsecretarios que lo acompañarán en su gabinete, fue a la futura subsecretaria de Servicios Sociales y vicepresidenta de su partido, Francisca Perales (Convergencia Social).

La dirigenta se sumó a las otras cinco nuevas autoridades de esa colectividad que entrarán a la segunda línea de la futura administración. Junto a Carolina Gainza (Ciencias), Antonia Illanes (Deporte), Willy Kracht (Minería), Maximiliano Proaño (Medio Ambiente) y Ximena Fuentes (Relaciones Exteriores), el partido del presidente electo consolidó su poder como la colectividad con mayor representación en el Ejecutivo.

Convergencia Social ya había logrado alta presencia en el gabinete. Pese a que se esperaba que el presidente electo no mostrara una predilección por su propia colectividad, cinco militantes fueron designados como secretarios de Estado: Antonia Orellana (Mujer), Marcela Ríos (Justicia), Claudio Huepe (Energía), Nicolás Grau (Economía) y Julieta Brodsky (Cultura). También se definió que la cartera de Mujer y Equidad de Género entrará al comité político de La Moneda.

Ese factor, no obstante, causó ruido entre otros partidos de Apruebo Dignidad, quienes presionaron para que se “equilibrara” la presencia de otras fuerzas en el Ejecutivo. Pese a eso, Convergencia Social ayer obtuvo seis subsecretarios, quedando solo por debajo de los ocho militantes de RD que entrarán al gobierno.

4. El retroceso del Socialismo Democrático

Pese a que todos los partidos del bloque del Socialismo Democrático (PS, PPD, PR y PL) entraron al gabinete con al menos un ministro, para las subsecretarías no se repitió el mismo esquema. Las colectividades lideradas por Alberto Robles y Patricio Morales quedaron fuera de las reparticiones a nivel de subsecretarios, mientras que el PPD y los socialistas entraron con dos dirigentes cada uno.

La definición de Boric no pasó desapercibida entre esas colectividades. En el sector resintieron que el presidente electo hiciera “tanta compensación” a Apruebo Dignidad en desmedro de ellos. De hecho, si a nivel ministerial su representación equivale al 29%, en el caso de las subsecretarías solo se les otorga un 10%.

Asimismo, al interior de esas cuatro colectividades transmitían preocupación por los perfiles de las futuras autoridades. “Harta experiencia en lo académico, pero nula en el Estado”, sostenía un dirigente de ese mundo.

No obstante, las designaciones dejaron en una buena posición al PS y al PPD. Ambos partidos ingresaron al Ministerio del Interior de la mano del socialista Manuel Monsalve en la Subsecretaría del Interior y de Eduardo Vergara en Prevención del Delito.

En tanto, los otros dos nombres de esas colectividades que formarán parte del gobierno de Boric trabajaron anteriormente con la expresidenta Michelle Bachelet. La socialista María Isabel Díaz volverá a la Subsecretaría de Educación Parvularia, cargo que ejerció durante el segundo gobierno de la exmandataria, mientras que quien ejerció como encargado de protocolo de Bachelet, el embajador Fernando Ayala, liderará la Subsecretaría de Defensa.

5. Escuelas de pensamiento europeas, mayoría de independientes y paridad

De los 39 nombramientos, 17 figuran con estudios de posgrado y 15 lo han hecho en universidades europeas: la mayoría se divide entre España y el Reino Unido, y son los menos quienes han cursado un magíster o doctorado en Estados Unidos (1) o en Canadá (1).

Cambridge, London School of Economics and Political Science, Oxford y la Universidad Complutense de Madrid son algunos de los planteles que destacan entre los currículum de los subsecretarios designados, como la doctora en economía Claudia Sanhueza (Hacienda), la magíster -que actualmente cursa un doctorado- en la misma área Javiera Petersen (Economía y Empresas) y Ximena Fuentes (RR.EE.), doctora en derecho internacional. Así, a nivel local, existe un predominio de los egresados de la Universidad de Chile.

En la composición general también destaca el alto número de independientes designados. Más allá de las cercanías o afinidades con un partido u otro, son 10 los integrantes sin una militancia política formal.

Este escenario ya lo había adelantado a inicios de la semana pasada el futuro ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, quien anticipó que “puede que nos llevemos la misma sorpresa que en la nominación del gabinete ministerial, con una alta presencia de independientes”.

Siguiendo la senda de la composición del gabinete de ministros, Boric optó por continuar con el criterio paritario. Esta vez, el equipo en las subsecretarías está conformado por 20 hombres y 19 mujeres.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.