Las esquirlas por el aborto: directiva DC analiza a puertas cerradas su relación con el gobierno

FOTO: DIEGO MARTIN /AGENCIAUNO

En medio del ruido interno que generó el anuncio de un proyecto de aborto libre, la mesa que encabeza Alberto Undurraga se reunió para examinar el escenario. Al interior del partido prácticamente no hay partidarios del aborto libre, pero hay quienes dicen que están dispuestos a debatir. La reunión que hoy sostengan las bancadas DC en el Congreso será clave.


Como cada lunes, a las 13.30 horas de ayer la directiva de la Democracia Cristiana, encabezada por el diputado Alberto Undurraga, realizó su reunión de mesa en su sede, en la Alameda. Esta vez, sin embargo, el ambiente era distinto. Los dirigentes tenían claro que, desde la cuenta pública protagonizada por el Presidente Gabriel Boric el sábado, todos los ojos han estado puestos sobre ellos.

Y es que la molestia que hicieron ver de forma pública luego de que el Mandatario anunciara un proyecto de aborto legal no dejó indiferente a nadie en la esfera política. “No hay ningún voto de la DC para apoyar el aborto libre”, advirtió Undurraga el mismo sábado.

Sin ir más lejos, este lunes el propio Presidente hizo presente ante los timoneles de su alianza, en el comité político de La Moneda, que es consciente de que a la DC le incomoda esta agenda, pero que, sin embargo, es importante abrir este debate durante su administración. Pese a su voluntad de sacar adelante este proyecto, en la misma instancia el Mandatario instó a los presidentes de partido a buscar la mayor unidad posible y, en esa línea, hizo referencia a la Decé.

Sumado a eso, la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, también se refirió al estado de las relaciones entre el Ejecutivo y el partido de Undurraga. “Respecto a Chile Vamos, otros sectores de la oposición y de la DC, nosotros tenemos un diálogo que no se ha cortado y vamos a seguir trabajando por construir puentes”, señaló la secretaria de Estado este lunes en una vocería.

Pese a los mensajes públicos, hasta el cierre de esta edición la directiva DC no había recibido mensajes del gobierno. Y aunque algunos timoneles del oficialismo tenían interés en reunirse con la directiva de Undurraga, esa instancia aún no se ha dado.

Así las cosas, la directiva hizo frente al tema la tarde del lunes. Esta vez, con la cabeza en frío, los dirigentes coincidieron en que empujar un proyecto de “aborto libre” no es parte del ADN democratacristiano. Sin embargo, hicieron presente que el partido no tiene una visión unitaria al respecto y que, por lo tanto, es necesario conversarlo. Para eso será importante la reunión que este martes sostengan los diputados y los senadores de la colectividad en el Congreso, donde esperan abordar el tema.

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Por ahora, al menos en la directiva, la postura que toma fuerza es la que este domingo compartió el senador Francisco Huenchumilla (DC) con La Tercera. “Nosotros tenemos que votar los proyectos de ley (del gobierno) en su mérito y no condicionados por otros factores. Si un proyecto es bueno para la gente, tenemos que votarlo a favor (...). En esta materia sobre ese proyecto específico, el aborto, tenemos claramente diferencias, pero jamás yo me opondría a su discusión”, dijo el legislador, quien además es vicepresidente de la DC.

El lunes por la tarde, en el Congreso, el diputado Undurraga transparentó el consenso alcanzado en la mesa. “Vamos a votar cada uno de los proyectos en su mérito: aquellos que nos parecen bien, aprobarlos. Aquellos que nos parecen mal, rechazarlos. En cada uno, fundamentalmente en los temas que más le interesan a la ciudadanía (...), buscar acuerdos amplios. Eso no cambia por las diferencias que tengamos en un proyecto específico”, dijo en un punto de prensa.

En esa línea, el presidente del partido en la Región Metropolitana, Rodrigo Albornoz, afirmó que “sobre el aborto tenemos una posición nítida: es un atentado al derecho a la vida de cada ser humano” y aseveró que “debemos notificar nuestro voto en contra”. No obstante, remarcó que eso “no puede significar desmerecer el debate público y el derecho de que las militantes eventualmente propongan su debate al interior del partido. La DC no debe abandonar su disposición y convicción a los acuerdos políticos”.

Así, la directiva DC tomó distancia de los dichos del vicepresidente de la Cámara, Eric Aedo (DC), quien, luego de la cuenta pública, reconoció que el anuncio era una invitación para que el partido pasara a la oposición. O de la postura del senador Iván Flores, quien aseveró que “con esto no solo no va a tener los votos para esas reformas, del aborto libre y la eutanasia, sino que, además, no va a tener los votos para el resto de las cosas (...). Estoy haciendo un análisis objetivo de lo que les va a pasar: les van a cerrar la puerta (...)”.

De todas formas, al interior del partido hay voces que se mantienen críticas. Por ejemplo, el consejero nacional Nicolás Preuss manifestó que “lo que el Presidente Boric ha hecho en la cuenta pública es clavar un puñal en la espalda, sobre todo al presidente de la DC, Alberto Undurraga, quien se la jugó por la tesis de la ‘oposición constructiva’. El Presidente Boric no conversó con los diputados y senadores del partido, a sabiendas de que existe una alta cantidad de militantes, simpatizantes y adherentes de la DC que no están dispuestos a transar ningún proyecto de ley que tenga que ver con aborto libre”.

Y añadió: “Hoy me atrevería a decir que la DC no es una oposición constructiva, sino que más bien una oposición a secas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.