Llamado de Piñera a un “acuerdo nacional” por La Araucanía: Oficialismo valora instancia mientras la oposición critica la idea, pero no descartan sumarse

Consultados sobre el tema en los partidos de gobierno llamaron a sumarse a la iniciativa, aunque mantienen críticas al Ejecutivo por su rol en la zona. En la oposición y el Frente Amplio se cuestionó, en tanto, que no se adopten medidas concretas pese a que, según aseguraron, ya habían diversos diagnósticos sobre la crisis en la Novena Región.




“Durante los próximos días, como Presidente de Chile, voy a convocar a los distintos sectores políticos y a las distintas organizaciones de la sociedad civil, relevantes para este propósito, para buscar un acuerdo nacional que nos permita unir nuestras fuerzas para poder derrotar esta ola de violencia y esta ola de atentados terroristas que tanto daño les ha causado a tanta gente en las regiones del sur y que significa un grave atentado a nuestro Estado de Derecho, al orden público, a la seguridad ciudadana y a nuestra democracia”.

Estas fueron las palabras del Presidente, Sebastián Piñera, ayer en La Moneda tras encabezar una reunión de emergencia con las policías y el Ejército tras la seguidilla de ataques incendiarios que se produjeron en la Región de La Araucanía en las últimas horas.

Una convocatoria que busca poner fin a la violencia que se vive en la zona hace años y que ha sido un talón de Aquiles para diversos gobiernos.

Desde los partidos políticos la recepción al llamado del Presidente fue diverso. Mientras que desde los partidos oficialistas valoraron la instancia, desde la oposición criticaron la propuesta del Mandatario, pero dejaron la puerta abierta para dialogar. Así lo constató La Tercera al comunicarse con ellos para consultarles su postura frente al tema.

Oficialismo: “Es obligación sumarse”

En los partidos de gobierno sostuvieron que iban a respaldar el acuerdo convocado por el Presidente y pidieron que otros actores se sumen a este llamado.

El presidente de la UDI, Javier Macaya, aseguró que el acuerdo “es la única salida, porque no basta con solamente la voluntad del gobierno, de un sector político. Se requiere un esfuerzo como nunca lo hemos hecho antes en la Región de la Araucanía, que dejemos de imputarnos responsabilidades unos a otros”.

“Acá no se saca nada con presentar proyectos de ley que polaricen la discusión parlamentaria si no somos capaces de aplicar el Estado de Derecho. Y eso va más allá del solo gobierno, implica que el Poder Judicial y el Ministerio Público, como ente persecutor de los delitos, también asuman la responsabilidad sobre esta crisis”, agregó.

El timonel de Evópoli, Andrés Molina, en tanto, aseguró que “estamos en una situación de peligro, estamos ad portas de un enfrentamiento. Tenemos que sumar fuerzas de todos los poderes del Estado”.

Así mismo señaló que “las medidas del Gobierno han sido buenas pero insuficientes. (…) Claramente esta situación nos tiene sobrepasados y está fallando el Estado, está fallando el Estado de derecho, y por lo tanto, creo que es importante que se sumen todos los poderes del Estado. Estamos hablando de la justicia, de la persecución penal, del Ministerio Público y también del Legislativo”.

Su par de Renovación Nacional, Rafael Prohens, indicó que “es una obligación sumarse. Esperamos que este acuerdo no sea una promesa más de tantas que sean dado conocer y prometido a los habitantes de la Araucanía. Esta vez debe ser de verdad”.

Añadió que “esta situación crítica se venía advirtiendo desde hace un tiempo, nadie le dio la importancia a lo que se decía desde la región. Los habitantes llevan años viviendo en un estado de agresión, por lo tanto, es motivo más que suficiente para sumarse. No podemos ni tenemos el derecho dejar abandonada una región a su suerte”.

Desde Republicanos, en tanto, no se mostraron muy de acuerdo con este nuevo acuerdo nacional y pidieron adoptar medidas concretas.

“Los chilenos en La Araucanía no quieren más acuerdos, quieren terminar con el terrorismo y la violencia, y eso no lo van a lograr los políticos, sino las Fuerzas Armadas y de Orden. Para que recuperemos el Estado de Derecho, debemos implementar un plan concreto de búsqueda, captura y enjuiciamiento de todos los terroristas en la zona, con todos los recursos humanos y materiales posibles”, sostuvo el timonel de la tienda, José Antonio Kast.

Oposición critica llamado, pero dicen estar “disponibles” a dialogar

En la otra vereda, en tanto, criticaron que desde el gobierno se llame a un nuevo “acuerdo” por La Araucanía, recordando que los diagnósticos ya estaban y que se debía avanzar en implementar medidas.

El presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, señaló que “yo no sé a lo que se refiere con este acuerdo nacional el Presidente. Yo creo que más bien esto es una salida comunicacional para tratar de deslindar responsabilidades. Estamos llenos de propuestas, de documentos”.

”Yo no sé si el gobierno tiene real voluntad (...) siempre vamos a estar disponibles a colaborar en la solución de lo que ocurre en La Araucanía, pero lo que tiene que haber es una propuesta clara sobre la base de un conjunto de mesas de trabajo y diálogo que ya se han generado y no seguir ganando tiempo. A mí me parece que de repente lo que el gobierno busca es ganar tiempo para que termine su mandato y el problema le continúe al próximo gobierno simplemente y eso me parece una verdadera irresponsabilidad”, cerró el timonel de la falange.

El timonel del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, por su parte, señaló que “quien gobierna es Piñera, pero tal como acostumbra, evade su responsabilidad planteando supuestos acuerdos nacionales con un contenido vago que lo que finalmente buscan es un cheque en blanco para seguir haciendo mal su trabajo. El Presidente debe dejar de buscar excusas”.

Su par del Partido Radical, Carlos Maldonado, aseguró, en tanto, que “cada vez que un tema le queda grande, Piñera llama a un acuerdo nacional. Sobre La Araucanía llamó a un acuerdo nacional el primer día de su gobierno. Tres años después estamos, no donde mismo, sino que peor”.

Agregó que “cada vez que hemos estado dispuestos a conversar, no se ha podido avanzar. Claramente este tema no lo va a solucionar este gobierno. Tenemos que abordarlo en la Convención Constitucional y también, como un tema prioritario, en el próximo gobierno”.

El líder del PPD y abanderado presidencial del partido, Heraldo Muñoz, declaró, en tanto que “creo que el gobierno fracasó en la Araucanía (...) Ahora, que haga un llamado de última hora a un acuerdo nacional me parece a destiempo, pero yo siempre voy a estar por conversar”.

“Si es que él me llama a conversar, le iría a decir lo que pensamos: que los problemas de la macrozona sur no se resuelven no se resuelven a través de la militarización, no se resuelven a través de la represión, tiene que haber una perspectiva integral para atacar los problemas de la macrozona sur. Tienen que ver con la dimensión económica, social, cultural, con algunos de los pasos que se están dando, como que se haya reservado escaños para los pueblos originarios en la Constitución”, complementó.

Mientras que desde el Frente Regionalista Verde Social, su presidente Jaime Mulet declaró que “no entendemos la profundidad del llamado que hace el presidente. Hasta ahora es uno simple y la situación de La Araucanía no es simple, es compleja. Para adherir o no, tenemos que entenderlo en profundidad”.

Mientras que desde el Partido Liberal su timonel, Luis Felipe Ramos, indicó que “en este momento no hemos descartado participar del acuerdo del Presidente. Pero creemos que nos encontramos ante una situación compleja, que requiere de un diagnóstico complejo y de medidas complejas”.

“Siempre vamos a estar disponibles para dialogar acerca de todos los problemas públicos y más si se tratan de problemas tan importantes como los que se están viviendo en la Araucanía. Entonces la disponibilidad siempre va a estar”, cerró.

Frente Amplio cuestiona enfoque policial del acuerdo

Desde los partidos que conforman el Frente Amplio también hubo críticas a la convocatoria de Piñera, pero dejaron la puerta abierta para sumarse a dialogar si es que el gobierno “se abre a discutir propuestas de fondo”.

La presidenta y diputada de Revolución Democrática, Catalina Pérez, señaló que “este gobierno no está proponiendo nada que salga del mismo marco represivo e ineficaz de siempre”.

La timonel afirmó, además, que “necesitamos una nueva policía, transparente y capacitada para utilizar las herramientas y combatir efectivamente delitos, más que reprimir comuneros vulnerando sus derechos. Si el gobierno termina con su ceguera y se abre a discutir estas propuestas de fondo, por supuesto que no nos restaremos de una ninguna instancia”.

Su par de Comunes, Jorge Ramírez, opinó que ”el llamado que hace el Presidente no muestra una verdadera voluntad política por resolver la situación y parte de un supuesto equivocado, pues pone en el centro la acción de Carabineros y la militarización de La Araucanía, en vez de buscar una solución a la legítima demanda del pueblo mapuche y su reivindicación histórica”.

“Nosotros siempre hemos estado disponibles para construir democráticamente y participativamente acuerdos nacionales que busquen mejorar la vida de la gente, pero para eso debe mostrarse una verdadera voluntad de cambio en la acción que ha llevado hasta ahora este gobierno”, agregó.

Desde Unir, en tanto, señalaron que “en principio, los llamados que ha hecho el Presidente de la República son llamadas que se insertan en un contexto de medidas que no apuntan a la solución del conflicto, por lo menos de entrada, sin negarme al diálogo, es sospechoso”, según dijo Lorena Fries, coordinadora general del Movimiento.

“El tema principal es que la violencia existe, existe por algunas razones políticas, y existe también porque Carabineros es un actor de violencia en la zona. Mientras no tengamos un diagnóstico común, es difícil entrar a un diálogo en estas condiciones”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.