Los descargos en privado de parlamentarios al embajador Velasco tras polémica

El representante diplomático, quien protagonizó una nueva controversia luego de invitar a empresas españolas a vender armamento a Chile, recibió en Madrid a una delegación de legisladores, integrada mayoritariamente por detractores de sus salidas de libreto. Sin embargo, para no contaminar la gira, algunos han optado por transmitir su reparos personalmente. "El embajador Velasco se ha portado superbién”, expresó la senadora Vodanovic.


Una intensa y “productiva” agenda en Madrid, en la que no hay “tiempo para casi nada”, según algunos asistentes, ha cumplido la delegación parlamentaria y gubernamental que viajó a España con el fin de estudiar la legislación y conocer las instituciones de dicho país en materia de Inteligencia.

La delegación, integrada por cuatro senadores y seis diputados, llegó el lunes a la capital española y regresará el jueves a Santiago.

Si bien la visita, organizada por el gobierno y el senador Kenneth Pugh (indep.-RN), tenía un claro objetivo estratégico y transversal para interiorizarse en asuntos de Defensa y Seguridad, el viaje inevitablemente estaba condimentado por un asunto político tras la nueva polémica protagonizada por el embajador en Madrid, Javier Velasco (Frente Amplio).

A semanas del viaje, el agente diplomático, quien es parte del círculo cercano de amigos del Presidente Gabriel Boric, provocó una ola de críticas de legisladores, incluso algunos exigiendo su salida, luego de que, en un foro empresarial, realizado el 12 de junio, invitara a empresas españolas del sector Defensa a invertir y proveer armamento a Chile ante el eventual vacío que dejaría la decisión del gobierno de limitar los negocios con Israel, producto del conflicto en Gaza.

Este incidente le valió un segundo llamado al orden por parte de la Cancillería, donde admitieron que sus expresiones fueron desafortunadas. Pese a ello, Velasco fue ratificado en su cargo.

El problema es que la delegación parlamentaria precisamente estaba conformada, en su mayoría, por senadores y diputados de las comisiones de Seguridad, Relaciones Exteriores y Defensa, que fueron especialmente críticos con Velasco. Por lo tanto, había cierta expectación de cómo sería el encuentro del embajador con sus detractores, a quienes debía recibir en España.

Por ejemplo, en la nómina de viajeros figuraban los senadores Pugh (indep.RN), José Miguel Durana (UDI), Paulina Vodanovic (PS) e Iván Flores (DC), quien preside la Comisión de Seguridad de la Cámara Alta. Antes de viajar, Flores declaró que Velasco debía dar un paso al costado y que era mejor que “ni se asomara en nuestras reuniones, porque si no, la puede embarrar”.

Por la Cámara, en tanto, la comitiva estaba integrada por los diputados Francisco Undurraga (Evópoli), Jorge Brito (Frente Amplio), Carmen Hertz (PC), Leonardo Soto (PS), Stephan Schubert (indep. republicano) y Álvaro Cárter (indep.-UDI).

Dentro de toda la delegación parlamentaria, Brito, Hertz y Vodanovic fueron los únicos que no criticaron públicamente a Velasco en las últimas semanas.

Sin embargo, el resto de los legisladores no disimuló la molestia por el nuevo incidente. Incluso Undurraga, en su calidad de presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara, citó a la ministra Maya Fernández (PS) y al canciller Alberto van Klaveren para que dieran explicaciones por las últimas declaraciones del embajador.

Dado que el episodio podía contagiar toda la gira, según algunos integrantes de la delegación, el senador Flores y el diputado Undurraga tomaron la iniciativa y le plantearon personalmente sus reproches a Velasco, aprovechando una pausa de las actividades.

“Le dije que era una crítica política y que no compartía sus declaraciones. No se trata de dar por superado el tema, pero más que darlo por superado, lo importante es que no se repitan las acciones”, dijo el diputado Evópoli, quien agregó que el mismo canciller y el Presidente hicieron ver sus reparos, por lo tanto, se quedaba con esa posición del gobierno.

En todo caso, Undurraga agradeció que Velasco en la gira haya sido “un colaborador y un facilitador” de las actividades.

Flores, por su parte, también valoró la disposición y los esfuerzos del embajador al apoyar la comitiva. “La embajada ha puesto todos los recursos profesionales y logísticos para que este trabajo (la visita oficial) funcione bien. Si bien he manifestado reparos respecto de algunos comportamientos del embajador chileno en Madrid, aquí estamos en una representación de Estado. En eso no hay que perderse. Cuando se trata de representación de Estado, la ropa sucia se lava en casa”, expresó el senador.

El diputado Schubert, quien es jefe de la bancada republicana, expresó que “la gira ha sido muy buena, hemos podido hacer muchas preguntas sobre distintos diseños de seguridad. Respecto del embajador, solo lo he saludado, no he conversado con él y nos acompañó en las distintas instancias que tuvimos”.

“El trato con el embajador ha sido amable”, expresó, en tanto, el diputado Carter.

Este martes, la delegación participó en un almuerzo informal con el embajador, donde no se tocó el último incidente. “Almorzamos en un restaurante italiano, toda la comitiva. Superbién todo. No hay ningún problema. El embajador Velasco se ha portado superbién”, expresó la senadora Vodanovic.

Sin embargo, este miércoles está contemplado que los legisladores almuercen nuevamente con el representante diplomático, donde algunos “queremos preguntarle por estos errores, porque se ha inmiscuido en temas que no son de su competencia”, comentó Carter, quien añadió que la idea es “no volver a hablar del tema”.

Historial polémico

En 2022 Velasco ya había protagonizado al menos tres polémicas. Una de ellas por haber señalado que las políticas de los gobiernos democráticos “profundizaron la desigualdad” en los últimos 30 años. Esa frase generó molestia en el PS y PPD, y motivó una respuesta del expresidente Ricardo Lagos, ya que los datos muestran que la desigualdad disminuyó respecto de la dictadura.

Los otros dos episodios de 2022 corresponden a fotografías subidas a redes sociales en las que muestra un banquete con langostas y otra en la que aparece a bordo de un automóvil, presuntamente diplomático, con las piernas de su pareja apoyadas en su regazo.

Estas dos últimas escenas motivaron que La Moneda lo llamara, por primera vez, “al orden y a la prudencia”.

Además, el 31 de enero de 2024 el embajador se ausentó de la tradicional recepción anual que realizan el rey Felipe VI y la reina Letizia Ortiz a todo el cuerpo diplomático acreditado en España, por encontrarse de vacaciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.