Mario Desbordes, nuevo presidente de RN: "Los partidos no pretendemos gobernar, pero pediremos que se respete nuestra autonomía"

mario desbordes

Foto: Laura Campos

El diputado electo asumió el sábado su nuevo cargo en el partido. "Quiero ser el primer presidente de RN de escuela y liceo con número", remarca. Dice que tiene varios desafíos, como encauzar la diversidad en la colectividad.




Imágenes de Sebastián Piñera durante la campaña y escenas del triunfo de Chile Vamos en las elecciones fueron proyectadas el sábado en un salón del hotel Crowne Plaza durante el consejo general de Renovación Nacional. Cerca de 200 personas -entre ellos el futuro ministro Gonzalo Blumel (Evópoli)- aplaudían mientras se recordaban los comicios que no solo significaron el retorno de la centroderecha a La Moneda, sino que el alza de RN, que terminó superando a la UDI con 36 diputados frente a 30 de sus socios de coalición.

La instancia fue la ocasión para que Cristián Monckeberg se despidiera como presidente del partido antes de asumir, desde hoy, como ministro de Vivienda. Y tal como estaba previsto, el consejo acordó que el secretario general, Mario Desbordes, lo reemplace en el cargo. Aquí, el dirigente aborda su nuevo rol y los desafíos para proyectar al sector. "Chile Vamos va más allá de Piñera, del piñerismo. De lo contrario, no estaremos más allá de cuatro años", dice.

Usted ya ha dicho que esta directiva deja la vara alta. ¿Cuáles son sus objetivos de aquí a noviembre?

El primer desafío es estructural. RN no solo es el partido más grande de Chile, sino que el más denso doctrinariamente y el más amplio ideológicamente. En RN caben todas las tendencias ideológicas de la centroderecha, y están reflejadas por todos los grupos socioeconómicos. Aquí habemos personas de clase media, ABC1, de los sectores populares. Yo quiero ser el primer presidente de RN de escuela y liceo con número. Aquí convivimos todos los sectores sin problema: hay desde liberales hasta sectores bastante conservadores. La densidad y amplitud es un gran plus que hay que cuidar y encauzar para que no se transforme en un problema. ¿Cómo se logra eso? Entendiendo que las distintas posiciones ideológicas en este tipo de materias denominadas valóricas son legítimas, en el marco de nuestra declaración de principios. Estas deben ser discutidas con respeto y tolerancia hacia el otro. Como partido, además, debemos impulsar la verdadera descentralización que, a mi juicio, es el mayor poder a las comunas. Debemos transformar el país de las poblaciones a uno de barrios y mejorar la calidad de vida de los chilenos.

¿Cómo será la relación con la UDI?

Este año se cumplieron siete años de la muerte de mi hermano, quien fue dirigente UDI. Por lo tanto, mi relación con la UDI es de amistad. Yo no compito con mis socios, compito con RN para ser nosotros los mejores. Lo digo bien sinceramente, lo demostré en las negociaciones de la coalición. Hemos construido una coalición que ha peleado prácticamente nada, y espero que mi relación con la UDI sea de cordialidad, lealtad y de seguir construyendo coalición. Puede haber diferencias en el marco del respeto, pero que no se repita lo que pasó en el gobierno anterior, donde, lamentablemente, a veces ellos quisieron ser hegemónicos, quisieron imponer puntos de vistas. Hoy día los partidos estamos bien equilibrados. Yo no pretendo imponerle nada a nadie. Somos dos fuerzas equivalentes que tienen que avanzar juntas.

¿Cómo será su relación con Sebastián Piñera?

De mucho respeto, de cercanía, pero claramente yo no soy un funcionario de gobierno, soy presidente de un partido de la coalición que llegó al gobierno junto a él. Si me dicen"piñerista", ¡encantado! Le tengo un cariño enorme y mucho respeto, pero Chile Vamos va más allá de Piñera, del piñerismo. De lo contrario, no estaremos más allá de cuatro años. Estoy seguro que de él vamos a tener el mismo respeto para que logremos construir una relación duradera y que nos permita permanecer al menos dos o tres periodos. Debemos tener una relación muy distinta a la que se dio en el gobierno anterior.

Usted ha demostrado un estilo directo, como en la designación de los intendentes, cuando dijo que no hubo equilibrio político…

Yo he planteado mi punto de vista. En el tema de los equilibrios, lamentablemente se instaló la idea de que estábamos hablando de cuoteo, y ante la opinión pública probablemente uno queda un poco mal. Pero lo que estábamos planteando era cómo participaríamos del gobierno; legítimamente, aquellos que durante todos estos años hemos construido una coalición. A veces nos llama la atención que luego de años de trabajo, en momentos en que hemos logrado el gobierno, aparezca gente que no hemos vimos en las elecciones y que hoy no sabemos si está o no con nuestro programa y que probablemente en tres años más desaparezca. Eso no le da viabilidad en el tiempo a una coalición y eso me preocupa, porque ese tipo de voluntarios son aves de paso. Yo quisiera permanencia en la coalición, y no tiene que ver con cuoteo. Voy a defender la autonomía de la coalición y de los partidos.

¿Autonomía, por ejemplo, en elegir los candidatos a gobernadores en 2020?

Somos los partidos los que vamos a definir las estrategias electorales. Así lo hicimos en los últimos tres años. Vamos a ayudar al presidente en el gobierno. Los partidos no pretendemos gobernar, pero vamos a pedir que se respete nuestra autonomía.

En noviembre RN debe enfrentar elecciones internas. ¿Desde ya está pensando en esos comicios?

En principio, sí, pero hay que ver cómo se van dando las cosas. Dependerá de cómo se den las cosas con el gobierno y de cómo me voy a sentir en la presidencia y en la Cámara al mismo tiempo. Probablemente en noviembre se va a empezar a vislumbrar la aparición de precandidatos presidenciales y su interés legítimo va a ejercer una presión importante sobre la próxima elección interna. Esa presión va a marcar la construcción de las listas. Y si logramos llevar bien el proceso, maravilloso. Si no se logra, yo no estoy disponible para tirar por la ventana todo lo que hemos construido. Ha sido un proceso largo y difícil, porque recibimos un partido dividido y con muchos problemas. Lamentaría que lo tensionemos y lo volvamos a fraccionar producto de los procesos electorales que vamos a empezar a vivir en dos años más.

¿Cómo debería ser el resto de los nombramientos que quedan pendientes, como secretario general y vicepresidente de RN?

No me he involucrado en el proceso de asignación o elección del secretario general. Hay algunos que esperaban que yo impusiera un secretario o secretaria. He esperado que se vayan decantando las designaciones. La persona que sea electa el lunes 19, en la comisión política, no tiene asegurada la continuidad en noviembre, al igual que yo. Lo que necesitamos hoy es una persona que nos ayude a apuntalar la casa a nivel nacional, que mantenga la comunicación con los militantes de base. Será un secretario que tendrá que estar con la camisa arremangada permanentemente.

La diputada Marcela Sabat impulsó un manifiesto liberal. ¿Habrá espacio en la directiva para este sector?

Le he pedido a Marcela Sabat que reemplace a Paulina Núñez como encargada nacional del estamento de mujeres. Le he planteado al consejo general que la encargada del estamento nacional de mujeres se integre a las reuniones de directiva. Ella tendrá una voz en la mesa.

¿Cuáles van a ser sus prioridades como diputado electo?

Soy diputado de gobierno y voy a trabajar incansablemente para cumplir el programa. La gente nos va a cobrar las promesas que hicimos en segunda vuelta. Yo espero en tres años y medio más ir a visitar a las mismas personas con las que conversamos el año pasado y decirles que les cumplimos. Por eso vamos a ser extraordinariamente fiscalizadores de nuestro propio gobierno para cumplir el programa. Estoy seguro que el presidente tiene esa disposición. Lo conozco y sé que lo va a hacer, pero vamos a estar como un Pepe Grillo en la oreja del gobierno para que eso se haga.

¿Cómo ha visto la instalación del gobierno?

Siempre uno quisiera que se fuera más rápido. Me hubiera encantado que los seremis hubieran estado designados hace rato. Es importante que la ciudadanía, sobre todo en regiones, vea al gobierno funcionando con los rostros que representan a Chile Vamos y al Presidente Piñera.

¿Por qué cree que ha tardado la designación de seremis?

Son procesos complejos. Probablemente el proceso de los ministros y subsecretarios tomó demasiado tiempo y quizás hubiera sido bueno delegar un poquito más. Pero el proceso ya está terminando y ojalá se concluya lo más rápido posible.

¿Siente que debe tener un doble rol como presidente de partido y diputado en la articulación de una bancada que tendrá 36 parlamentarios?

Es ineludible que, como presidente del partido, me va a corresponder ayudar a articular acuerdos y ayudar al gobierno y al jefe de bancada a lograr consenso. Eso sí, nosotros esperamos que los proyectos de ley sean conversados antes de ingresar. No somos un buzón y no estamos dispuestos a ser un buzón. Los proyectos de ley, en el marco que es el programa de gobierno, van a ser aprobados una vez discutidos. En RN no estamos dispuestos a aprobar solo porque un proyecto es ingresado por nuestro gobierno.

¿Qué opina sobre la ley de identidad de género? ¿Daría su voto?

Estoy de acuerdo, pero ha habido errores en la ley que envió el gobierno, pero entiendo que se han ido corrigiendo. No me parecía que un menor de 18 años pudiera por sí solo tomar una decisión como esta. Pienso que estas personas deben ser consideradas con prioridad por el resto de la sociedad. RN dos veces ha tenido candidatos transgénero en directivas anteriores. Entonces, para RN no es algo que tenga que ver con una película o con un Oscar.

El presidente electo dijo que este tema estaba en su programa de gobierno, pero lo cierto es que no es explícito en ese texto...

Este tema es valórico. Cada parlamentario tiene que votar en conciencia. Segundo, si el programa de gobierno dice "no voy a hacer tal cosa", y yo lo hago, sería un error. Si algo no está en el programa y las circunstancias hacen prudente avanzar hacia allá, me parecería razonable. No me parece que solo lo que esté en expreso en el programa sea lo que uno pueda hacer en el período.

Comenta