“No se trata de decir a priori cuál vamos a revisar”: el zigzag del equipo de Boric ante su propuesta de revisar los tratados

El senador RD Juan Ignacio Latorre, quien integra el equipo de relaciones exteriores del comando de Gabriel Boric, ayer defendió la idea de revisar y actualizar los tratados internacionales. Pero sin detallar cuáles estarían en la mira.




“No se trata de decir a priori qué tratado vamos a revisar. Chile necesita evaluar responsablemente los efectos positivos y negativos que han tenido estos acuerdos de libre comercio”, dijo el senador Juan Ignacio Latorre (RD), representante de relaciones exteriores del candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, al referirse ayer a la propuesta del frenteamplista de evaluar los tratados internacionales que el país ha suscrito.

Y si bien Latorre afirma que esta revisión no es “para salirse unilateralmente, en ningún caso, sino porque creemos que hay espacio para actualizarlos y modernizarlos para hacernos cargo de los desafíos actuales, como la crisis climática, desigualdades y trabajo decente”, la propuesta de Boric -incluida en su programa de gobierno y abordada en una entrevista- despertó cuestionamientos desde la derecha hasta la centroizquierda.

El tema fue abordado ayer por el senador RD en un debate por Zoom organizado por el Centro de Estudios Internacionales de la PUC junto al resto de representantes de los abanderados presidenciales y luego de varios días en que referentes del mundo diplomático cuestionaran la propuesta por las implicancias de una medida como esta.

Al ser consultado ayer por los alcances de la propuesta esbozada por Boric, Latorre evitó detallar cuáles son los tratados que creen necesario actualizar.

Frente al punto, en Apruebo Dignidad han mostrado matices. Primero Boric dijo que era necesario revisar los convenios suscritos por Chile “no para hacer borrón y cuenta nueva”, sino que para ver las condiciones “impuestas” que son “desventajosas”.

Luego de eso, el miércoles de esta semana el excandidato presidencial del PC Daniel Jadue causó más revuelo al decir que “hay que revisarlos todos”. No es primera vez que el alcalde PC presiona a Boric por temas programáticos y sus dichos gatillaron que ocho excancilleres de centroizquierda llamaran a evitar ese camino. También se pronunciaron en contra el canciller Andrés Allamand y el candidato de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel.

En el foro de ayer, Latorre defendió la medida y añadió que “los tratados vigentes están vigentes. Vamos a respetar la institucionalidad”.

Complicado de llevar a la práctica

Según la experta en relaciones internacionales Paulina Astroza, “revisar un tratado es modificar un tratado. Según las normas del derecho internacional no puede ser modificado o revisado, sino con acuerdo de ambas partes... Si se hace unilateralmente se viola el tratado, y los otros estados podrían hacer efectiva la responsabilidad en contra de Chile”.

Añade que “el compromiso de revisar los tratados internacionales vigentes es muy problemático de llevar a la práctica, más aún si como dijo Jadue van a ser todos los tratados de libre comercio. Chile tiene muchos”.

Astroza, además, advierte que podría haber repercusiones judiciales y restarle credibilidad a Chile como negociador. La experta recalca también que salirse de la ONU o del Pacto de Bogotá no serían buenas ideas, así como tampoco tratados de fronteras.

Otro experto en relaciones exteriores, Robert Funk, recalca que “hay que encontrar un equilibrio entre ‘revisar’ y cumplir con los compromisos adquiridos internacionalmente, sin disminuir aún más nuestra credibilidad internacional”.

Vaivén de posturas

La idea de Boric se revisar los tratados está consignada en su propuesta de gobierno donde señala que se “revisarán los procesos de evaluación y suscripción de tratados comerciales para permitir procesos democráticos de participación ciudadana, incluyendo una participación vinculante de gobiernos locales y regionales, en el marco de sus competencias, y de los pueblos originarios, mandatando a la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales a evaluar la pertinencia de los acuerdos comerciales vigentes”.

En julio de este año el miembro del equipo económico de Boric, José Miguel Ahumada, advertía en una columna en el Diario Financiero de “desgastes” de parte del “patrón de inserción nacional en el comercio internacional”, provocando “crecientes costos ambientales, sociales y laborales”.

Sin embargo, el miércoles pasado el asesor económico de Boric, Nicolás Grau, en una exposición en el Club Monetario descartó que Chile se vaya a salir de algún tratado internacional, “sino que se iniciarán conversaciones con los distintos países”.

En el programa de gobierno de la excandidata presidencial del Frente Amplio Beatriz Sánchez -del cual algunas ideas han sido inspiradoras de la propuesta actual- ya había lineamientos sobre esta materia. En la página 64 de ese documento se establecía que “revisaremos y revaluaremos los actuales tratados de libre comercio suscritos por Chile a fin de reconocer, compatibilizar o modificar aquellas normas que impiden o dificultan a nuestro país hacerse parte del Mercosur y de otros procesos de integración de América Latina”.

A juicio de Funk, “hay un sector de la izquierda que ve la globalización como uno de los efectos indeseables del neoliberalismo y los TLC como un subproducto de esa dinámica neoliberal. Sospecho que el equipo de Boric entiende la necesidad del comercio internacional para un país pequeño, pero lo que vimos esta semana fue a Jadue empujando a Boric, y el equipo dando vueltas de carnero para tratar de hacer cuadrar ese círculo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.