Participación supera los 7 millones de votos pese a largas esperas y altas temperaturas

En distintos puntos del país se registraron largas filas para votar.

Según datos del Servel, un 47% del padrón habilitado para votar asistió ayer a las urnas. La asistencia fue menor que para el plebiscito de 2020, pero casi idéntico al porcentaje de asistencia de la elección que permitió al Presidente Sebastián Piñera pasar a segunda vuelta en 2017.




Fueron más de 7 millones de personas las que participaron de la elección presidencial y parlamentaria que, el próximo 19 de diciembre, enfrentará en una segunda vuelta a José Antonio Kast (Frente Social Cristiano) y Gabriel Boric (Apruebo Dignidad).

Ni las altas temperaturas –que en algunas zonas de la Región Metropolitana superaron los 30°C- ni las largas filas para votar, fueron excusa para dejar de asistir a las urnas. El retraso afectó a todos por igual, incluso a los candidatos presidenciales, como el abanderado de Unión Patriótica, Eduardo Artés, quien esperó más de una hora para sufragar en Maipú. “Había la posibilidad de habérsela saltado, pero nosotros como una señal clara que nunca debe saltarse por encima de la gente y del pueblo, hicimos la fila como corresponde”, dijo el candidato.

Tampoco mermó en la asistencia el retraso en la constitución de mesas que, en boca del presidente del Consejo Directivo del Servel, Andrés Tagle, era un hecho que se estaba superando, en especial, “en localidades muy apartadas en el norte y en el sur, que en general tienen muchos electores afuerinos que les cuesta llegar, pero está todo con tranquilidad, y en el plazo máximo de constituir las mesas, que es a las 12.00 del día, yo creo que se van a constituir prácticamente la totalidad”.

Pese a los inconvenientes, al cierre de esta edición se contabilizaba un total de 7.077.95 votantes –con el 99,56% de las mesas escrutadas- que habían marcado sus preferencias por uno de los siete candidatos que competían por llegar a La Moneda. La cifra representa un 47% de participación respecto del total de votantes habilitados para sufragar en la elección presidencial tanto en Chile como el extranjero (15.030.973 votantes).

El cierre de las mesas y las cifras entregadas por el organismo a cargo del conteo de los votos, instaló una duda respecto a la convocatoria que logró esta elección: ¿Se puede considerar una participación significativa?

Una revisión de las elecciones anteriores, bajo el sistema de voto voluntario e inscripción automática que data de enero de 2012, muestra que este 47% de asistencia a las urnas respecto del padrón habilitado para sufragar es similar a la votación registrada en la primera vuelta de 2017, que permitió ir al balotaje al entonces candidato Sebastián Piñera (Chile Vamos) y al abanderado del pacto de Fuerza de la Mayoría, Alejandro Guillier. En esta elección Piñera alcanzó un 36,6% de las preferencias (2.416.054 votos), mientras que Guillier logró un 22,7% de los votos (1.496.560 sufragios).

Aunque la cifra de votantes en 2017 alcanzó los 6,7 millones de preferencias, el porcentaje de asistentes respecto del padrón de personas habilitadas, alcanzó un 46,7% de participación, una cifra idéntica a lo registrado en la jornada eleccionaria vivida ayer.

Sin embargo, la convocatoria de electores está por debajo de las cifras alcanzadas el 25 de octubre de 2020, fecha en que, un 50,9% del padrón total de electores (7.562.173 votos), participó del Plebiscito que aprobó la redacción de una nueva Constitución y respaldó la creación de la actual Convención Constituyente.

Participación por regiones

Una revisión en detalle por cada una de las 16 regiones del país, muestra que el mayor porcentaje de asistencia a las urnas se registró en Valparaíso. La ciudad puerto convocó a cerca de un 50% de su padrón habilitado para votar en las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Seguido de esta zona, la Región Metropolitana es la segunda localidad que más votantes llevó para marcar sus preferencias en la cámara secreta. En los distintos puntos de la capital, un total de 2,8 millones de personas (un 48,6% del padrón) participaron en la elección que definirá al próximo Presidente de Chile.

La tercera zona con mejor registro de asistencia a las urnas, fue la Región de O’Higgins. En la esta zona, un total de 367 mil personas concurrieron a los recintos de votación (un 47,2%).

La participación electoral fue un tema que desde La Moneda era monitoreado con atención. Al punto que, una vez conocidos los primeros resultados del Servel que confirmó el triunfo de los candidatos José Antonio Kast y Gabriel Boric, el Presidente Sebastián Piñera destacó la asistencia a los locales de votación: “Quiero agradecer a los casi 7 millones de personas que concurrieron a votar. Todos los votos cuentan. Quiero agradecer a todos los candidatos, a los que resultaron elegidos y a los que no lo lograron”, destacó el Mandatario.

De acuerdo con los registros del Servel, pese a los retrasos en los locales de votación y las largas filas, la constitución de mesas alcanzó un 99,9%. En Chile, de acuerdo a sus registros, se instalaron 46.639 mesas, el 100% de las que estaban previstas. Y en el extranjero, en tanto, se lograron constituir 248 de las 249 mesas dispuestas, un 99% del total que tenía previsto el organismo encargado de los procesos eleccionarios del país.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.