"Peñailillo vio las encuestas y creyó que iba a ser el próximo Presidente": Dávalos aparece en televisión y revela detalles de Caval y gobierno anterior

DavalosWEB

En entrevista con "Estado Nacional", el hijo de la ex presidenta Michelle Bachelet se refirió acerca de cómo con la empresa Caval "nunca hubo negocio especulativo". También criticó a los fiscales, se refirió sobre la posibilidad de una candidatura de Bachelet a futuro y de su querella contra los miembros de Chile Vamos.




La mañana de este domingo el hijo de la expresidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, acaparó la atención de los medios al conceder una entrevista al programa Estado Nacional de TVN, donde por primera vez habló en profundidad sobre el Caso Caval, el gobierno de la exmandataria, y disparó también contra políticos de oposición, en especial contra el exministro del Interior, Rodrigo Peñailillo. 

En un clima de expectación ante la decisión de Dávalos de acudir a un programa de televisión -considerando que ha cuestionado el rol de la prensa-, Dávalos, quien ha debido enfrentar a la Fiscalía por diferentes aristas relacionadas con Caval, señaló que acusar a ésta de ser una empresa "ficticia", "es basurear un poco el trabajo de la gente que trabajaba ahí". "El gran Caso Caval no es otra cosa que una invención orquestada desde un sector de la prensa, donde desde una o dos mentiras montaron una gran historia detrás", indicó.

Dávalos señaló que Caval "era una empresa que hizo varios proyectos pedidos por Gonzalo Vial", y que posteriormente, cuando se cortó el nexo entre ambos, "Vial tomó varios de esos proyectos que no se habían terminado y los hizo propios".

"Los famosos terrenos de Machalí de los que se hablan están frente a los terrenos de Gonzalo Vial, y se había hecho con anterioridad todo un proyecto de desarrollo urbano atendiendo a todas las falencias que habían en términos de casas, servicios en todo ese sector (...) Gonzalo Vial decidió no hacer ese proyecto y nos quedamos con todo, los master plan todo...  Nunca hubo negocio especulativo", agregó sobre el empresario, que se querelló en su minuto por estafa contra Dávalos y Compagnon.

El hijo de la hoy Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU agregó que "estoy seguro que (Caso Caval) es una operación política (...) lo que buscaba fue desestabilizar un gobierno", agregando que "yo creo que gente del gobierno se aprovechó de esto para hacer un golpe de timón".

Sobre la reunión que sostuvo junto a su esposa, Natalia Compagnon, con Andrónico Luksic en el Banco de Chile -institución que luego le otorgó un crédito a Caval por $6.500 millones para un supuesto negocio inmobiliario en Machalí-, Dávalos aseguró que él no solicitó el encuentro, sino que se sumó a éste porque no consideró que fuese adecuado que asistiera otro de los socios de la empresa, Mauricio Valero.

Sobre la arista de estafa, en donde Vial acusa a Dávalos y Compagnon por la presunta copia de ocho informes de Cochilco, Dávalos indicó que "no estaba nada acreditado"

"La fiscalía lo que hizo fue juntar pruebas y decir 'nosotros creemos que fue esto'. No hay nada acreditado en la investigación. Son informes que nadie recuerda haber visto tampoco, no puedo hacerme cargo de un informe que no vi".

Exministro Peñailillo y el "galán rural"

Dávalos abordó también en la entrevista su relación con el exministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, con quien se enfrentó durante el gobierno de Bachelet en medio del Caso Caval, sincerando algunos episodios que vivió con quien fuera calificado en su minuto por algunos como el "hijo político" de Bachelet. Entre ellos, que Peñailillo lo visitó en su casa para que renunciara de forma inmediata a la dirección del Área Sociocultural de Presidencia, a lo que él se negó.

"Él quería que renunciara en la puerta de mi casa y yo me negué. Yo voy a renunciar donde corresponde, voy a renuncia en el Palacio", agregó.

Luego cuestionó la gestión del entonces ministro de Bachelet, quien terminó abandonando el cargo en mayo de 2015 junto al resto del comité político de La Moneda.

"No tengo problemas personales con Rodrigo Peñailillo, pero yo creo que se equivocó profundamente en varias de las cosas que hizo en la gestión interna del ministerio, y en la manera que manejó el hecho puntual de la explosión del Caso Caval... Creo que él vio las encuestas y pensó que iba a ser el próximo Presidente de Chile. Creo que el manejo fue malo, fue deficiente". 

Sobre si es efectivo que él apodó al ex secretario de Estado como "galán rural" -como trascendió en la prensa en su momento- Dávalos aseguró que no fue el responsable: "ese nombre se lo puso alguien más dentro del palacio referente a otra cosa. Yo nunca me referí a él de esa forma ni en público ni en privado", agregó.

Crítica a los fiscales

Dávalos, quien esta semana arremetió contra el fiscal regional de O'Higgins, Emiliano Arias quien investiga la arista estafa, aseguró que "me dijo que sabía que yo era inocente, pero que aún así no me pensaba soltar".

Abordó también en la entrevista su visión del Ministerio Público y sostuvo que existen algunos casos en donde ha notado que existe una tendencia a ocuparlo como herramientas para avanzar profesionalmente.

"Tengo la terrible impresión que -no se si con Penta o SQM- un grupo de fiscales vieron estos casos como una forma de posicionarse dentro del Ministerio Público, de escalar", indicó. "Creo que es algo natural que les pasó. Recuerdo algo del fiscal (Luis) Toledo: A los 6 meses se postuló para ser Fiscal Nacional. El fiscal Arias pasó de ser un fiscal adjunto -no recuerdo el puesto que tenía- a ser Fiscal Regional", agregó.

"Esto de crear un personaje va más allá de las labores de investigación que tiene que ver con el fiscal... Emiliano Arias va a los programas de política del canal vecino cuando debería trabajar en las investigaciones. Siempre lo veo haciendo declaraciones, cuando hay una norma interna en donde el debería evitar referirse a los casos por la prensa", agregó.

Esto, indicó Dávalos, fue  lo que "ayudó" a que lo condenaran públicamente. "La Fiscalía hizo lo que quiso. Decidieron que yo era culpable, hacen uso y abuso de la formalización de casos, pero lo utilizan como sinónimo de condena".

En la extensa entrevista, el hijo de Bachelet también dijo que una de sus autocríticas es haber sido "ingenuo", se calificó como "tremendamente resiliente", dijo que fue "un costo" ser hijo de Bachelet y abordó su postura política apoyando al senador socialista, José Miguel Insulza, como posible carta presidencial.

Revisa aquí las otras declaraciones de Dávalos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.