Posnatal enfrenta jornada clave y gobierno hace últimas gestiones para frenar su avance

El ministro de la Segpres, Claudio Alvarado. Foto: Agenciauno

Ejecutivo entregó varios mensajes a Chile Vamos ante la amenaza de que se apruebe hoy, con votos oficialistas, la admisibilidad de la iniciativa en el Senado. Legisladores de RN defendieron el proyecto y cuestionaron la propuesta alternativa de La Moneda. Mayoría en el PS, PPD y DC, además, también está por votar hoy a favor.




Un mensaje a través de WhatsApp envió ayer la Segpres a parlamentarios de Chile Vamos para reforzar una idea: que el proyecto que crea un posnatal de emergencia es, a juicio del Ejecutivo, inadmisible y que hay una propuesta alternativa del gobierno que deberían apoyar.

El texto va en línea con lo que transmitió el titular de la cartera, Claudio Alvarado, el lunes en la noche, en una reunión que sostuvo con senadores de RN, partido que, precisamente, tiene entre sus filas a impulsores de esa iniciativa.

Las últimas gestiones de La Moneda se dieron en la antesala de una jornada que será clave para el futuro del proyecto, cuya admisibilidad se espera que sea votada hoy por la sala de la Cámara Alta.

En la cita con los senadores de RN, según presentes, el ministro transmitió que el planteamiento del Ejecutivo se plasmó en el plan de emergencia suscrito el fin de semana por el oficialismo y tres partidos de oposición (PS, PPD y DC). Ese acuerdo apunta a que los trabajadores cuyo posnatal expire durante el período de catástrofe, puedan solicitar a su empleador acogerse a la Ley de Protección del Empleo.

La propuesta alternativa, además, fue detallada en una minuta que el gobierno envió ayer a senadores de Chile Vamos. En ese documento se plantea que la “recomendación” es “declarar inadmisible” la extensión del posnatal, señalándose que esto corresponde a facultades exclusivas del Ejecutivo. Y se agrega que con la iniciativa parlamentaria “se destinaría una gran cantidad de recursos a un pequeño grupo de beneficiarias con ingresos más altos, en circunstancias en que debiesen primar las políticas públicas focalizadas a sectores más vulnerables”.

La alternativa promovida por La Moneda contrasta con el proyecto -fusión de tres mociones de parlamentarios de oposición y oficialismo- que fue despachado por la Cámara el 6 de mayo, que propone extender el posnatal mientras dure el estado de catástrofe, declarado por el gobierno el 18 de marzo, y que se extendió por 90 días más el lunes.

El Ejecutivo ya había fijado su postura durante el primer trámite del proyecto, cuando hizo “reserva de constitucionalidad”, argumentando que excedía las facultades de los legisladores. Esto, porque la propuesta irroga gasto fiscal y propone modificaciones en el ámbito de la seguridad social.

Sin embargo, pese a las tratativas del gobierno, en el oficialismo no hay una posición única. De hecho, en la cita que encabezó Alvarado con RN, el senador Manuel José Ossandón le transmitió que él votaría a favor, una postura que también comparte su par Juan Castro. “No voy a votar en contra de un proyecto que me parece de todo sentido común”, dijo Ossandón, mientras que Castro agregó que “siempre voto a favor de esos proyectos”, porque son “buenos para la gente”.

De todas formas, el “desorden” oficialista no solo es en el Senado, sino que también en la Cámara. Ahí, diputados de RN, como Marcela Sabat, Gonzalo Fuenzalida y Ximena Ossandón, que son autores de una de las iniciativas, esperan que el proyecto avance. De hecho, el propio presidente de ese partido, Mario Desbordes, ha pedido al gobierno que patrocine la iniciativa.

“Demostremos que los niños están primero, que no sea una frase de cartón”, dijo Fuenzalida, mientras Sabat sostuvo que “la propuesta del gobierno no da una respuesta directa ni rápida a las madres”.

En el gobierno dicen que para Alvarado -militante UDI- esta será una de las primeras pruebas que deberá sortear. Y agregan que el resultado medirá su capital político. Sin embargo, desde la UDI afirman en privado que quien se juega realmente las cartas es el titular de Desarrollo Social, Cristián Monckeberg (RN). Esto, porque dicen que una de las razones para justificar su entrada al comité político fue, entre otras cosas, para mantener el orden en su partido.

El proyecto tampoco tiene cuadrada a toda la oposición. En el sector reconocen que los dichos de la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), quien sostuvo que prefería “cometer un sacrilegio a la Constitución” antes de no legislar una materia como esta, habría terminado por dejar más en evidencia que la normativa no cumple los estándares para ser acogida por la sala.

Pese a eso, las mismas fuentes señalan que al ser un proyecto “valorado por la ciudadanía” es complejo que los legisladores rechacen tramitarlo. De hecho, los senadores socialistas abordaron el asunto la noche del lunes. Y seis de sus siete integrantes se manifestaron a favor, mientras que en el PPD y la DC la mayoría estaría por acogerlo a trámite. En la misma línea se encuentran los senadores del comité independiente, además de Juan Ignacio Latorre (RD).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.