Presidenciables protagonizan intenso último debate marcado por críticas a Kast

Con duros cuestionamientos cruzados, Gabriel Boric, José Antonio Kast, Yasna Provoste, Sebastián Sichel, Eduardo Artés y Marco Enríquez-Ominami participaron del evento organizado por Anatel.




“Estamos en la primera vuelta, no se elige presidente este domingo. Se va a elegir quien pasa a segunda vuelta a enfrentar al Doctor Miedo, José Antonio Kast”, fue la tesis política que planteó Marco Enríquez-Ominami casi al inicio del debate organizado por la Asociación Nacional de Televisión (Anatel).

El apodo a su rival de derecha y líder del Partido Republicano marcaba una tendencia que fue seguida por los otros candidatos presidenciales en gran parte del encuentro. Hasta antes de la prohibición para informar resultados de encuestas, Kast lideraba los sondeos, lo que, a juicio de muchos, lo transformaba en el principal adversario a derrotar en la carrera a La Moneda.

Además, sus dichos del fin de semana, ante corresponsales extranjeros, en los que defendía la actitud que tuvo Augusto Pinochet al permitir elecciones democráticas en 1989, en contraposición con el proceso electoral en Nicaragua, inevitablemente lo puso en tela de juicio al inicio del debate.

“Creo que lo de Nicaragua refleja plenamente lo que en Chile no ocurrió, que, frente a elecciones democráticas, se realizaron y no se encerró a los opositores políticos. Y eso marca una diferencia fundamental”, aseguró Kast, quien en declaraciones posteriores remarcó que su frase aludía exclusivamente a los procesos después del plebiscito de 1988.

En el foro, Kast insistió en que hubo una mala interpretación a sus palabras, pero no se retractó y destacó que Patricio Aylwin fue elegido en las elecciones presidenciales de 1989, cuyo resultado fue acatado y respetado por todos los actores políticos de la época. “La pregunta fue correcta, la respuesta fue correcta, la interpretación fue errónea o malintencionada”, dijo anoche.

Por su parte, el abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, fue uno de los que cuestionó al presidenciable republicano y señaló que el país necesitaba estabilidad y cambios pacíficos. “La violencia nunca es tolerable en democracia, pero es no es suficiente. Nosotros tenemos que garantizar cambios y mejoras para Chile, tenemos que dejar de hablar del pasado y ahí José Antonio Kast se equivoca. Cita a Pinochet en el siglo XXI como ejemplo de democracia, una elección cometida en dictadura, me parece un error”, dijo Sichel, quien agregó que Kast erraba en su diagnóstico, pues hasta fines del régimen militar se siguieron violando los derechos humanos.

El candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, también arremetió contra Kast y enumeró una serie de víctimas en el epílogo del régimen militar. “1989, hay algunos que no les gusta volver al pasado porque quizás es muy doloroso o porque les conviene olvidar: Jécar Neghme, Marcela Barrios, Sofía Yañez, asesinados en dictadura que tú apoyabas en ese momento”, le dijo el frenteamplista a su rival republicano.

La senadora DC Yasna Provoste, abanderada de Nuevo Pacto Social, fue indirecta, pero igualmente le enrostró al ex UDI su afinidad con Pinochet. “Tenemos una historia donde hemos dialogado y llegado a acuerdos, no como lo que ha ocurrido últimamente, donde hay quienes creen que solo a partir de la agitación social van a llevar adelante transformaciones, o aquellos nostálgicos de la dictadura”.

ME-O luego siguió en sus alusiones a Kast. De hecho, el presidenciable republicano en un momento dijo que su contrincante progresista ya le había hecho más de cinco menciones.

Desempeño del republicano

En las tribunas, en tanto, en los comandos de Sichel y Boric el principal tema de conversación era el desempeño de Kast, que a juicio de ellos, había estado débil en sus intervenciones.

En el equipo del presidenciable republicano admitían que el debate no le acomodó. Incluso en sus palabras finales cuestionó que la discusión se haya centrado “en el pasado”. Además hubo dos momentos en que creían que Kast perdió su eje.

Uno de ellos fue cuando hablaba del “lobby gay”. Dijo que todos los que habían sido parlamentarios lo habían visto, salvo Sichel que nunca había sido elegido. Si bien era una ironía, en el entorno del republicano consideraban que fue una critica gratuita e innecesaria.

Frente a esa alusión de Kast Sichel llamó a evitar las descalificaciones personales y le planteó al líder de Republicano que es necesario facilitar el diálogo de cara a una segunda vuelta. “José Antonio no seas agresivo, no es necesario... tenemos que construir muchos más puentes entre nosotros, no solo contigo, con todos. Vamos a tener que construir una gran mayoría para gobernar el país... parte importante es discutir sobre programas y no ofender a las personas”, remarcó el exministro de Desarrollo Social.

“¿Está ofreciendo un acuerdo de segunda vuelta?”, preguntó la periodista Constanza Santamaría.

-”¿Dónde firmo?”, respondió Kast.

Otro momento complejo, donde Kast evidenció estar un poco más alterado, fue cuando se enfrascó en una discusión con la periodista Macarena Pizarro, a propósito de sus propuestas para mujeres casadas. Ahí Kast le preguntó si era casada y ella le respondió que era divorciada, cayendo en un diálogo poco fructífero del punto de vista electoral.

En el tramo final del debate Kast fue consultado por su programa de gobierno, específicamente por el pasaje en que plantea la aprobación de termoeléctricas. “Si lo dice en mi programa, lo rechazo. No vamos a hacer ninguna. Yo no quiero abrir ninguna termoeléctrica”, respondió.

Sichel, en tanto, dijo que “tenemos que acelerar la salida de las plantas de carbón o las termoelécticas en Chile. El 2030 es una meta razonable, pero que el costo no lo paguen los más pobres y hay que acelerar la instalación de plantas de energías renovables no convencionales”.

Boric al pizarrón

Si bien Kast terminó siendo el principal aludido, Boric fue el segundo más emplazado por sus pares.

Provoste fue la menos agresiva con el frenteamplista, no obstante, ME-O, Sichel, Kast e incluso Artés lo cuestionaron en sus intervenciones a partir de su postura frente a dictaduras latinoamericanas.

“Votaste en contra de la Ley Antibarricada, también celebraste a Fidel Castro y a Nicolás Maduro. Visitaste al asesino de un senador en democracia. Cómo se negocia con terroristas en La Araucanía que tienen armas y amenazan gente”, le dijo Sichel a Boric.

En respuesta, el diputado insistió en que “la democracia se defiende siempre” y que condena las dictaduras en Chile y el extranjero, reiterando su rechazo al proceso electoral nicaragüense.

No obstante, ahí fue Artés quien le reprochó su falta de compromiso con los postulados de la izquierda tradicional. “Es divertido hablar sobre Nicaragua, como lo hace Boric, y decir que el PC se ha alineado. pero gran cantidad de jóvenes de las JJ.CC., y candidatos a diputados están apoyando la candidatura mía a partir de las declaraciones que usted ha hecho”, le espetó.

En el debate también salió al tapete una antigua denuncia por acoso sexual en contra de Boric que fue difundida la semana pasada.

“Estoy totalmente disponible a toda investigación, ya sea en sede judicial o en base a los protocolos que han establecido nuestras compañeras feministas. Yo no tengo nada que esconder, que jamas he cometido acoso, y tengo el deber de reflexionar respecto de situaciones machistas que podamos haber cometido en el pasado, que tanto antes como hoy no son correctos (...) No hay hoy una acusación presentada pero estoy totalmente disponible para cualquier tipo de investigación porque no basta que yo afirme mi inocencia, se le tienen que entregar todas las garantías a quienes se han sentido y han sido víctimas de acoso, abuso o maltrato”, dijo el candidato de Apruebo Dignidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.