Proyecto establece penas de cárcel para el ciberacoso

El Presidente Piñera confirmó este viernes el envío de la iniciativa al Congreso. En una ceremonia en La Moneda, hizo además un balance de su gestión y destacó a Michelle Bachelet como una de las "mujeres pioneras" de Chile.


En La Moneda y frente a 300 personas, el Presidente Sebastián Piñera dio este viernes su esperado discurso por el Día Internacional de la Mujer -el primero de su segundo mandato-, el que estuvo precedido por las intervenciones de la ministra de la Mujer, Isabel Plá, y de la primera dama, Cecilia Morel, y en el cual hizo un balance de la agenda de género que comprometió en mayo de 2018.

"Los tiempos no es que estén cambiando, han cambiado y para mejor", dijo el Mandatario, quien pidió un minuto de silencio para las víctimas de femicidios, que este año ascienden a 10.

Luego dio paso a un balance de los primeros 10 meses de su período. "Un tercio de los compromisos está plenamente cumplido y el resto está en pleno proceso de cumplimiento", aseguró y añadió que "aquí vamos a invocar y pedir la buena voluntad (de todos los sectores políticos), porque en muchos casos esto no solamente depende del gobierno".

En esa línea, destacó el envío de la reforma constitucional y el proyecto de sala cuna universal, como parte de sus cumplimientos, y pidió celeridad para tramitar la agenda legislativa que está liderando el Ejecutivo.

Piñera también anunció que se creará una unidad de seguimiento de medidas cautelares y un reporte de equidad de género en el mundo del trabajo.

En su discurso, el Presidente también destacó a varias mujeres, entre ellas a Michelle Bachelet, por ser la primera Presidenta de Chile. "Abrieron oportunidades y, sin duda, esas oportunidades y esos caminos abiertos tienen que seguir inspirándonos", dijo.

Cárcel para el ciberacoso

El Mandatario también recordó que invocaron "la máxima urgencia al proyecto que modifica el Código Penal en materia de tipificación del femicidio y, también, al proyecto de acoso sexual en lugares públicos".

Asimismo, confirmó el envío de un proyecto de ley que regulará las pensiones de alimentos, para asegurar que sean pagadas, y firmó, junto a la ministra Plá y el titular de Justicia Hernán Larraín, un proyecto para establecer nuevos delitos que penalicen con cárcel del ciberacoso.

"Se crea la figura del delito de acoso cibernético, sancionándolo a través de cualquier medio en que se produzca, como medios electrónicos, web, Instagram, Twitter, Facebook, Snapchat", explicó.

Por su parte, el ministro Larraín añadió que el proyecto, que ingresarán la próxima semana, contempla penas privativas de libertad de tres años y un día como mínimo, y que incorporarán "la figura de intromisión en la vida íntima de las personas y la exhibición de imágenes que sean obtenidas de forma indebida o, incluso, cuando se trata de imágenes que fueron captadas en forma consentida pero que nunca fueron autorizadas para ser difundidas".

En el mundo de los abogados penalistas, el anuncio de nuevas penas fue bien recibido, pero también plantearon dudas a los cambios.

La abogada María Elena Santibáñez valoró las nuevas penas, pero dijo que en algunos casos "podría haber problemas probatorios", como en el caso de la difusión de fotografías íntimas donde no aparecen caras. Y el abogado Francisco Cox rechazó el aumento de penas para el delito de injurias, porque a su juicio va contra la libertad de expresión.

Tres nuevos delitos y aumentan dos penas

1 Hostigamiento o acoso (stalking)

Es un nuevo delito, no limitado al contexto sexual, e independiente de si el acoso se realiza presencialmente o por redes sociales.

Aquí califican los casos en que se afecta a una persona, a través del seguimiento físico o por medios de comunicación, incluso llamadas telefónicas, y se propone una pena de tres años de cárcel.

La abogada María Elena Santibáñez valora esta propuesta, porque "había una laguna, por el aumento de redes sociales, y me parece positiva la creación de esta figura, para proteger a las mujeres".

2 Difusión de material sexual

Delito que sanciona a quien exhibe videos, imágenes o sonidos de una interacción sexual o de partes íntimas, sin el consentimiento de la persona afectada. Es delito aún cuando la obtención del material haya sido consentida.

Si bien se trata de un ilícito nuevo, cuando la persona afectada es menor de edad, aplicaría el delito de producción o difusión de material pornográfico infantil.

Se propone una pena de hasta tres años de cárcel, pero si el hecho afecta a muchas personas, podría llegar hasta los cinco años.

3 Difusión de datos personales

Este delito sanciona a quien difunde imágenes, videos o datos personales de una persona, con la finalidad de que sea hostigada o acosada por un número considerable de individuos. Se conoce como "doxing" y podría ser similar a las llamadas funas. Se propone una pena de 541 días de cárcel, que aumentan si la persona afectada es acosada efectivamente.

La abogada Santibáñez dice que podría haber un "problema probatorio" en el caso de difusión de imágenes sin rostro, como en el caso de los conocidos "packs".

4 Alza de penas para las injurias

El Gobierno también anunció que aumentará las penas para el delito de las injurias. En la actualidad, quien injuria a alguien se expone a una pena de multa, si no es por escrito ni con publicidad. Ahora, se proponen penas de cárcel.

El abogado Francisco Cox cree que es un error sancionarlo, porque podría ir contra la libertad de expresión. "La injuria y la afectación al derecho de la honra deberían ser analizados en demandas civiles, siempre con indemnizaciones bajas, para no inhibir la libertad de expresión", plantea.

5 Alza de penas para el chantaje

En la actual legislación, quien amenaza a otro con difundir imágenes de carácter privado para obtener un beneficio, incurre en el delito de chantaje, y arriesga una pena de cinco años y multa de 100 a 500 UTM. Con el proyecto, la pena será elevada hasta los 10 años si la amenaza se realiza contra un menor de edad.

"Soy más partidaria de que funcionen las agravantes y que se aplique el grado máximo", dice Santibáñez, pues cree que a veces se aumentan las penas "sin considerar que son diferencias excesivas".

Comenta