Retiro de fondos de AFP: Senado aprueba reforma y consuma derrota del gobierno con votos oficialistas

Los ministros Blumel y Alvarado conversando ayer con el senador Juan Antonio Coloma en el Congreso. Foto: Dedvi Missene

La corporación despachó a tercer trámite la iniciativa. La votación en general contó con votos de oposición, cinco del oficialismo y una abstención.




Las cartas estaban echadas. Tal como se había anticipado, fueron cinco los senadores de Chile Vamos que ayer se sumaron a la oposición y aprobaron -en general y particular- la posibilidad de que los afiliados al sistema de AFP puedan, de forma excepcional, retirar parte de sus fondos previsionales para mitigar la crisis económica y social derivada del Covid-19.

La iniciativa fue refrendada por 29 votos a favor, 13 en contra y una abstención de Francisco Chahuán (RN), superando así el quórum mínimo requerido de 26 votos -el que fue ratificado ayer por la sala- y logrando incluso los 2/3 de los parlamentarios.

Fueron los UDI Iván Moreira, José Miguel Durana, David Sandoval y los RN Manuel José Ossandón y Juan Castro, quienes -con sus votos- permitieron que se ratificara lo aprobado por la Cámara Baja. Sin embargo, pasada la medianoche se terminaron de votar las indicaciones que se introdujeron en la Comisión de Constitución del Senado. Si bien se rechazó la que buscaba crear un Fondo Colectivo Solidario para compensar en el futuro los fondos retirados, sí se aprobaron varias otras enmiendas, por lo que el proyecto pasará a su tercer trámite en la Cámara de Diputados, instancia que sesionaría hoy.

Con todo, la aprobación del corazón de la iniciativa consumaba la noche de ayer una nueva derrota para La Moneda y particularmente para el comité político liderado por el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, desde donde se jugaron todo para evitar el avance de la iniciativa. De hecho, el gobierno había asegurado la semana pasada que esperaba que el Senado “ejerciera su liderazgo” y revirtiera esta medida. Sin embargo, con el paso de los días y el respaldo público de los oficialistas esa esperanza se diluyó por completo.

En la sesión hubo 21 senadores presentes. El resto se conectó de manera virtual. Foto: Dedvi Missene

Pese a que el resultado se daba por sentado, el debate en el Senado igualmente alcanzó momentos de tensión, los que estuvieron cruzados por la compleja crisis que atraviesa el oficialismo y que se ha profundizado, justamente, por el apoyo de parlamentarios de sus filas a la iniciativa opositora.

“Le voy a pedir a nuestros senadores tener un 10% de humanidad y al gobierno un 10% de humildad, para que pueda escuchar a estos senadores de Chile Vamos, que somos de regiones, que conocemos el Chile real”, dijo Castro, subrayando que las medidas del Ejecutivo han sido “insuficientes”.

Mientras que Moreira lamentó que su partido haya decidido enviar al Tribunal Supremo a los legisladores que votaran a favor del proyecto. “Hemos sido tratados como indeseables (...), pero me defenderé ante todas las instancias y desde ya les aviso que podrán sacarme de la UDI, pero no sacarán a la UDI de mi corazón”, afirmó.

La división oficialista también se vio reflejada en el discurso del senador Andrés Allamand (RN), quien apuntó sus dardos directamente al timonel de su partido, Mario Desbordes. “No se me escapa que algunos de los nuestros darán hoy los votos decisivos para que la reforma avance. No se me escapa que fue el propio presidente de RN quien abrió una puerta, que no fue capaz de cerrar, aunque paradojalmente se haya abstenido”, sostuvo.

En la oposición, admitieron que esta medida no era la mejor solución sino que se daba como respuesta a un contexto excepcional, al que el Ejecutivo los había forzado por una falta de “conducción política”. “Llegaron tarde”, se escuchó decir a varios. Mientras que otros apuntaron a la deslegitimidad del sistema de AFP. El sector, asimismo, defendió que esta no es una iniciativa inconstitucional y descartó que se funde en el “populismo”.

La senadora Ena Von Baer (UDI) respondió a la centroizquierda citando a Salvador Allende para sostener que la fórmula utilizada para avanzar en una modificación constitucional que, a su juicio, pasa a llevar facultades exclusivas del Presidente, sería una forma de “desnaturalizar” y “desvirtuar” el funcionamiento del régimen político. “Ni siquiera mencionando a Salvador Allende se salvó de esta derrota”, replicó más tarde la senadora PS Isabel Allende.

En tanto, el ministro de la Segpres, Claudio Alvarado, descartó que el gobierno haya “llegado tarde” o que haya actuado de forma “insensible” ante las necesidades de la gente. “El resultado de esta votación ya está escrito (...), no vamos a tener sorpresas, pero nos hubiese gustado que el debate hubiese sido mucho más reflexivo”, dijo.

¿Pierde fuerza ir al TC?

En la antesala de la votación y ante el adverso escenario, el Presidente Sebastián Piñera se reunió con su comité político pasadas las 11.00 de la mañana para analizar los caminos que podría tomar La Moneda en caso de que la iniciativa se convierta en ley.

En Palacio, hasta ayer, seguía sobre la mesa la posibilidad de recurrir al Tribunal Constitucional. Sin embargo, el hecho de que finalmente se alcanzaran 2/3 en el Senado y que incluso el propio Desbordes afirmara que hoy habrían más votos oficialistas que la semana pasada en la Cámara Baja, hacían cada vez más lejana dicha opción. “Sería inviable”, dicen fuentes de gobierno.

“Los cambios que se le hicieron en el Senado son razonables. Si ese Fondo (Solidario) no es aprobado, yo estoy dentro de los parlamentarios de RN que aprobarían el proyecto y muchos otros de los que se abstuvieron la vez pasada también lo harían”, dijo el presidente RN a Canal 13.

Este factor también inquietó a los senadores oficialistas que habían adelantado su intención de pedir un pronunciamiento del organismo, al considerar que la norma debía haber sido aprobada en su primer trámite por 2/3 y no como ocurrió.

Pese a eso, Allamand y su par UDI Víctor Pérez seguían liderando gestiones en línea con concretar la ofensiva, para la que requieren 11 firmas. “Vamos a estar todos los leales que votamos bien”, decían en el oficialismo.

En esa línea, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, indicó que “estamos convencidos de que hay un vicio constitucional, independiente que el número con que se vote alcance”.

En Chile Vamos, en todo caso, son varios los que dicen que sería un “disparo a los pies” acudir al TC. Sobre la opción del veto, en tanto, en La Moneda transmitían que era un camino improbable.

Con la derrota ya asumida en el gobierno nuevamente se instaló la idea de un cambio de gabinete para poder dar vuelta la página. Una materia que, según fuentes del Ejecutivo, el Presidente tiene sobre la mesa, pero sin definiciones concretas. “Están en modo reflexión”, sostienen en el gobierno. Lo que es claro, dicen en Palacio, es que se necesita hacer un giro y recomponer las relaciones entre el gobierno y Chile Vamos.

Tras el resultado, sin embargo, en La Moneda hubo silencio. De hecho, el propio Piñera se retiró cerca de las 17.00 a su casa y no había aún contemplada una vocería desde Palacio.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.