Sebastián Piñera: "Estamos trabajando en un proyecto de ley para modernizar el CDE"

SebastianPiñeraWEB

Sebastian Piñera.

Mandatario aborda la renuncia de Javiera Blanco y explica que la reforma busca establecer la dedicación exclusiva de los consejeros y acortar la duración de sus cargos. Además, dice que está evaluando viajar a Venezuela y que sería bueno que Michelle Bachelet también lo hiciera.


Sebastián Piñera recorrió cinco países de Europa en diez días con el objetivo de fomentar la inversión extranjera y modernizar el acuerdo de asociación estratégica de Chile con la Unión Europa. Y ayer, en la Plaza San Pedro, finalizó su viaje participando de la canonización del exmonseñor de San Salvador Óscar Romero. Justamente estando en el Vaticano, el día anterior, se supo en Chile la renuncia presentada por la exministra Javiera Blanco a su cargo de consejera del Consejo de Defensa del Estado (CDE), donde había sido designada por la exmandataria Michelle Bachelet.

Desde la calle Piazza della Città Leonina, donde se encuentra la Embajada de Chile en el Vaticano, Piñera hace un balance sobre su estadía en Europa y aborda también los alcances de la dimisión de Blanco, anunciando que enviará un proyecto de ley que busca modificar varios aspectos del CDE.

¿Lo tomó por sorpresa la renuncia de Javiera Blanco al CDE?

Era algo previsible, estaba entre las posibilidades.

¿Por qué?

La propia Javiera Blanco, cuando renunció, manifestó que su presencia en el CDE incomodaba a todos los demás consejeros, y yo entiendo por qué se producía esa incomodidad, y, en consecuencia, ella tomó la decisión de renunciar. A mí me toca, como Presidente, designar a un nuevo consejero del CDE. El consejo es muy importante para Chile, es la institución que defiende los intereses del Estado en múltiples materias. Y le puedo adelantar que en el gobierno estamos trabajando en un proyecto de ley para modernizar el CDE, en muchas materias.

¿Que áreas está pensando reformar?

Por ejemplo, establecer requisitos más exigentes para formar parte del consejo de esa institución, establecer una dedicación exclusiva de los consejeros del CDE, porque hoy día no es así, y establecer plazos más razonables de duración del cargo, no hasta los 75 años de edad, que es la duración actual de esos consejeros, por una duración, por ejemplo, de 8 o 10 años.

¿Cuándo pretende enviar ese proyecto al Congreso?

Hemos trabajado mucho en ese proyecto y lo enviaremos apenas esté listo, y ahora me va a tocar a mí nombrar un nuevo consejero de ese consejo.

¿Qué perfil va a buscar para reemplazar a Javiera Blanco como consejera del CDE? Ya hay quienes advierten la necesidad de que no tenga un cariz político...

Lo más importante es que tenga una sólida formación jurídica, que tenga un gran compromiso con la defensa de los intereses del Estado, una gran vocación de servicio público y que le dé garantías y seguridades a todos.

¿Ya está analizando algunas alternativas?

Las veré apenas vuelva a Chile.

¿Cuánto tiempo podría tardar?

Lo que sea necesario.

En 2014 usted designó a Juan Ignacio Piña, pero luego dimitió en 2017.

Cuando uno designa a una persona uno espera que cumpla con su mandato, con su misión y con su obligación.

Crisis en la Iglesia

Usted conversó con el Papa Francisco sobre la situación de la Iglesia Católica en Chile, ¿qué espera del Vaticano respecto de los casos de abusos sexuales?

Con el Papa conversamos de muchos temas, fue una reunión muy cercana, muy franca y muy directa. Uno de esos temas fue la crisis que atraviesa la Iglesia en Chile, porque durante demasiado tiempo se cometieron demasiados abusos contra nuestros niños, por parte de demasiados miembros de nuestra Iglesia. No hubo una actitud y una conducta de la Iglesia lo suficientemente fuerte y clara para enfrentar esos casos. Hablamos con el Papa de la necesidad de buscar la verdad, hacer justicia, buscar a los responsables, compensar o reparar a las víctimas. Pero también hablamos con el Papa de la importancia para la Iglesia Católica de experimentar un cambio cultural, un verdadero renacimiento, recuperar la cercanía y la confianza de la gente.

¿Reparar a las víctimas de qué forma?

Eso lo determinan esencialmente los tribunales. Hoy la fiscalía, más de una fiscalía, está investigando muchos casos y, posteriormente, tendrán que ser conocidos por la justicia. Y ahí vendrán las sanciones penales, pero también puede haber compensaciones y reparaciones civiles.

El senador Allamand dijo que con el Papa hablaron acerca de las nominaciones pendientes en la Iglesia. ¿Es efectivo que le pidió una mayor celeridad en las nominaciones, por ejemplo, dilucidar la situación del arzobispo Ezzati?

El Papa está muy consciente de que todos los obispos chilenos están renunciados. Él ya ha reemplazado de forma temporal y provisoria a siete de ellos, pero el proceso no ha terminado y sé que el Papa está haciendo un gran esfuerzo por encontrar una persona que pueda recuperar la credibilidad, la cercanía, el respeto y la confianza en la alta dirección de la Iglesia. Cuando él encuentre esa persona lo va a informar. Y, por supuesto creo que, dada la situación que se vive en Chile y el daño y el dolor que se ha producido, cuanto antes es mejor.

"Logramos importantes acuerdos en esta gira"

Ayer concluyó su gira por Europa, ¿qué balance hace del viaje?

Chile es un país muy abierto, muy integrado al mundo. Nuestro comercio exterior representa más de dos tercios de nuestro PIB, por lo tanto, es muy importante que Chile tenga una relación e integración al mundo de primera categoría. Y a eso obedece el objetivo de esta gira. Hemos aprendido mucho en esta gira, en el campo político, económico y conociendo de otros países materias relacionadas, por ejemplo, con migraciones, cambio climático, ciencia y tecnología. Ha sido una gira muy intensa y fecunda.

Durante la gira potenció el llamado a la inversión extranjera, también hizo gestiones para modernizar el acuerdo con la Unión Europea. ¿Qué avances consiguió?

Hemos logrado grandes avances e incluso importantes acuerdos en materias importantes para los chilenos, como la calidad en la educación, la educación vocacional y la educación dual, que nos va a permitir mejorar nuestro sistema de capacitación. Y también avanzamos en conseguir el apoyo de España, de Francia y de Alemania para esta modernización de nuestro acuerdo que tenemos con la Unión Europea. Y queremos avanzar en varios terrenos, por ejemplo, el 10% de las exportaciones chilenas no tiene ninguna facilidad para acceder al mercado europeo y queremos que se abra ese mercado, particularmente en el sector de alimentos y agrícola.

Según se ha transmitido, se ha avanzado en el ámbito de cooperación y en lo político, pero se han demorado un poco más acuerdos en el ámbito económico debido a las exigencias de la Unión Europea. ¿Es efectivo eso y dónde estarían las trabas?

Uno de los intereses más importantes de Chile es abrir mercados para las exportaciones chilenas a Europa, especialmente como yo le decía, alimentos y el sector agrícola, porque eso va a significar más empleo, mejores salarios, más oportunidades. La UE está planteando también otros temas como, por ejemplo, el de las denominaciones geográficas. Pero, obviamente, también me corresponde defender los legítimos intereses de Chile.

¿Plazos?

Yo creo que este acuerdo lo vamos a poder firmar el próximo año.

"Si una visita mía fuera útil al pueblo venezolano, la haría sin duda"

Una de las últimas actividades del Presidente Piñera en Europa fue la reunión que sostuvo el sábado con el Papa Francisco. En la cita, junto con abordar la crisis de la Iglesia, también conversó sobre la situación política de Venezuela.

Venezuela ha sido tema recurrente de su gira. En Hamburgo incluso calificó al gobierno de Maduro como una "dictadura políticamente corrupta".

Cuando me refiero a que en Venezuela no hay democracia, lo digo por argumentos muy sólidos. No hay separación de Poderes, no hay respeto por el Congreso, no hay debido proceso, no hay Estado de Derecho, no hay libertad de expresión, hay presos políticos. ¿Qué más tenemos que agregar para decir que Venezuela es una dictadura? Y cuando digo que es una dictadura corrupta, lo digo porque hay muchos casos en que la justicia ha determinado la relación que existe entre narcotráfico y sectores del gobierno. Ahora, coincidimos plenamente con el Papa en la importancia de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que el pueblo venezolano pueda recuperar su libertad.

¿Qué más puede hacer Chile por Venezuela?

Acabamos de tomar un paso adicional cuando entregamos los antecedentes de un grupo de la OEA y de expertos respecto de eventuales crímenes de lesa humanidad y llevamos ese caso ante la Corte Penal Internacional. Vamos a seguir tomando todas las medidas dentro del marco del derecho internacional. Creo que la opción militar es una mala opción para ayudar a Venezuela.

Lilian Tintori pidió que Michelle Bachelet, en su calidad de alta comisionada de DD.HH. de la ONU, visite Venezuela para constatar la situación de los presos políticos.

Yo creo que sería muy positivo.

¿Y en su caso? En campaña dijo que tenía intenciones de ir.

Si una visita mía fuera útil para ayudar al pueblo venezolano a recuperar su libertad y democracia, la haría sin duda.

¿Está en sus planes?

Lo está, está en estudio, lo queremos conversar dentro del marco del Grupo de Lima.

Usted habló sobre el fallo de La Haya y Bolivia con el secretario del Vaticano, Pietro Parolin.

Le planteé lo que ha sido la posición chilena. Chile siempre ha tenido una buena actitud para el diálogo. Pero también que somos un país que respeta y hace respetar los tratados internacionales.

¿Está dispuesto a mejorar las condiciones de acceso al mar?

Siempre Chile ha estado dispuesto a ese diálogo constructivo, pero le puedo asegurar que como Presidente no voy a negociar ni territorio, ni mar, ni soberanía. Pero sí estamos dispuestos a facilitar el acceso de Bolivia, y de su comercio, a los puertos chilenos.

¿Se podría retomar la agenda de los trece puntos?

Vamos a darnos un tiempo para que el reinicio de una conversación fecunda y constructiva sea sobre la base de respetar el derecho internacional, el fallo de la CIJ y el tratado de 1904 (...) Creo que es sabio y prudente tener un periodo de consolidación, de reflexión del significado del fallo antes de reiniciar conversaciones.

En la gira usted destacó el programa económico de Jair Bolsonaro y luego aclaró que también tenía discrepancias.

Lo que he sostenido es que él ha planteado con mayor claridad su programa de gobierno y, en lo que yo he leído, hemos notado discrepancias y coincidencias, lo cual no significa justificar las primeras por las segundas. Las discrepancias están principalmente en su visión de la sociedad, por ejemplo, respecto de temas como la mujer.

Sobre el presidente Donald Trump usted llegó a decir que ojalá que no saliera electo…

En ese tiempo yo no era Presidente de Chile (...) como Presidente tengo una mayor responsabilidad, porque represento a mi país y con quienquiera que sea el futuro Presidente de Brasil, vamos a buscar las mejores relaciones.

Comenta