“Socialismo democrático” prepara cónclave para “reeditar” su proyecto y trazar colaboración ante gobierno de Boric

15 DE DICIEMBRE DE 2021/VALPARAISO El presidente del Partido Liberal, Patricio Morales (i), la presidenta del PPD, Natalia Piergentili (ci), el presidente del PS, senador Álvaro Elizalde (cd) y el presidente del PR, Alberto Robles (d), durante una reunión con diputados y senadores en ejercicio y electos, para realizar una coordinación legislativa y apoyar al candidato presidencial Gabriel Boric, de cara a la segunda vuelta presidencial. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Directivas PS, PPD, PR y PL se reunieron este lunes y acordaron organizar un encuentro para proyectar una alianza, esta vez sin la Democracia Cristiana. Cita se concretaría a principios de enero y también tiene como objetivo delinear las bajadas que le darán sustento a la "colaboración constructiva" que han comprometido con el presidente electo. Todo esto, independiente de si el frenteamplista los invita o no a formar coalición.


Un almuerzo en la sede del Partido Socialista sostuvieron este lunes los presidentes Álvaro Elizalde (PS), Natalia Piergentili (PPD), Patricio Morales (PL) y Alberto Robles (PR).

Las colectividades que integraron el Nuevo Pacto Social y cuya candidata presidencial Yasna Provoste quedó en el camino de la carrera por La Moneda al obtener el quinto lugar en la primera vuelta, se reunieron con el objetivo de analizar en mayor profundidad los resultados que el domingo convirtieron a Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) en el presidente electo con más votos de la historia de Chile, al imponerse -con un 55,9%- frente a José Antonio Kast en el balotaje.

El sector ha buscado articularse políticamente tras los comicios del 21 de noviembre, desmarcándose de sus otrora aliados de la Democracia Cristiana. De hecho, el miércoles pasado anunciaron una coordinación política desde el Congreso entre los cuatro partidos, los que suman 28 diputados y 14 senadores para el próximo periodo, para trazar un camino de “colaboración constructiva” ante el próximo gobierno del frenteamplista. Esto, en contraposición con la “colaboración crítica” que acuñó Revolución Democrática al integrarse al Ministerio de Educación de Michelle Bachelet. Con esa definición, han dicho sus líderes, se hace imposible un camino conjunto con la falange, colectividad que se declaró como oposición a la administración que asumirá el próximo 11 de marzo.

Bajo este escenario es que los dirigentes del denominado bloque del “socialismo democrático” acordaron realizar un cónclave que se concretaría a principios de enero. El objetivo principal es delinear una estrategia política para darle contenido a la colaboración constructiva que han comprometido. Así lo discutieron ayer los jefes de bancada y comité de las colectividades en una reunión a la que se sumaron Elizalde y Morales, y que tuvo lugar en la sede del Congreso en Valparaíso.

Más allá de la derrota inédita en la presidencial -por primera vez desde el retorno a la democracia quedaron fuera del balotaje-, el sector atraviesa una crisis de proyecto político que quedó reflejada, precisamente, en los comicios parlamentarios. El sector disminuyó de forma significativa su representación tanto en la Cámara Baja como en el Senado.

Por lo mismo, entre sus dirigentes hay conciencia de que es necesario “reeditar” el proyecto político que representan y hacer una reflexión de fondo para proyectar una alianza futura.

El encuentro que preparan las colectividades se da, además, en momentos en que sus directivas están a la espera de una definición formal de parte del presidente electo y Apruebo Dignidad, respecto de si abrirán o no su coalición a nuevas fuerzas.

El gesto que hizo el domingo Boric, al reunirse con los dirigentes de su bloque y al mismo tiempo con los timoneles de la ex Concertación, incluyendo a la decé Carmen Frei, fue leído como una señal más de su apertura a desbordar Apruebo Dignidad para sustentar su futuro gobierno. “Ellos tienen que definir si van a gobernar con el 24% de la primera vuelta o con el 55% de la segunda”, dice un dirigente del bloque.

En el sector, sin embargo, insisten en que esa es una decisión del mandatario electo. Eso sí, están a la espera de que, tal como lo comprometió el diputado por Magallanes tras el triunfo, los convoque a una cita en los próximos días.

Si bien en Apruebo Dignidad han mostrado mayor apertura a ampliar la alianza de gobierno, otros apuntan a llegar a acuerdos puntuales en el Parlamento.

Cita de Jackson con senadores

En el marco de las señales de apertura que ha dado el círculo del mandatario electo, ayer su más estrecho colaborador, Giorgio Jackson, lideró un almuerzo con todos los senadores de oposición, donde su bloque está representado solo por Juan Ignacio Latorre (RD).

Quienes conocieron del tenor de la reunión, aseguran que se trató de una coordinación de carácter fundamentalmente legislativo, donde se abordaron ciertas prioridades y urgencias, por ejemplo, en materia de pensiones.

A su vez, dicen las mismas fuentes, Jackson manifestó su interés por la negociación que ya está corriendo para el acuerdo administrativo que definirá las testeras del próximo Congreso.

En el Senado ya está meridiamente claro que podría asumir un socialista. Entre los que más se mencionan está Elizalde. Mientras que en la Cámara de Diputados la centroizquierda ha planteado que Apruebo Dignidad debe dar señales para que sean liderazgos de ese sector los que asuman la coordinación de la mesa, acuerdo que debería incluir a la DC.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.