El test de la reforma tributaria: así fue el panel del seminario por los 68 años de La Tercera

El panel del seminario "Los cambios de la élite y el poder", organizado por La Tercera, estuvo marcado por la reforma tributaria del actual gobierno. Mientras que Max Colodro planteó que es un proyecto clave para la viabilidad política de la centroizquierda, Alfonso Swett hizo un llamado a no utilizar esta iniciativa para "acumular poder".



¿Es la reforma tributaria de Sebastián Piñera una modificación que busca favorecer a los más ricos del país? Esa fue la pregunta que marcó este jueves el panel de conversación integrado por el analista político Max Colodro; la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa (PC); la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei (UDI); el director ejecutivo de Libertad y Desarrollo, Luis Larraín, y el presidente de la CPC, Alfonso Swett.

El debate se dio en el marco del seminario "Los cambios de la élite y el poder", organizado por La Tercera para celebrar su aniversario número 68.

"Esta reforma tributaria, desde el punto de vista político, se va a convertir en una reforma tremendamente emblemática. Una reforma que apunta a modificar lo que fue el ADN del gobierno anterior.

En ese sentido, entiendo el alineamiento que se ha producido en la oposición de rechazo a este proyecto. Este proyecto va a ser fundamental para definir si la centroizquierda tiene viabilidad política hacia delante o no", lanzó Colodro, iniciando la discusión.

El analista fue más allá y aseguró que en caso de que el gobierno logre aprobar en el Congreso esta reforma al sistema tributario, la oposición no tendría ninguna posibilidad de ganar los próximos comicios presidenciales. "El verdadero corazón de esta reforma es la reintegración del sistema tributario. Si se llega a aprobar ese día, la centroizquierda perdió las próximas elecciones. Así de simple", sentenció.

Por su parte, Bárbara Figueroa aseguró que "aquí el problema que vamos a enfrentar en materia de las reformas que se plantean no solo tiene que ver con el alcance de sus contenidos. Yo creo que lo que estamos enfrentando en mayor medida es cómo se pretenden hacer los cambios".

En ese sentido, la representante de los trabajadores dijo que para las reformas de la expresidenta Michelle Bachelet "hubo mucha crítica, y creo que correcta en varios de sus aspectos (...). Pero no sé si la mejor manera de resolverlo es como lo pretende hacer este gobierno" y detalló: "Por ejemplo, el veto sustitutivo, que no es la primera vez (que se utiliza)".

Por su parte, Larraín defendió la modificación impulsada por La Moneda, argumentando que "la reforma tributaria del Presidente Piñera tiene un objetivo muy claro, que es poner a este país a crecer nuevamente, a generar nuevos empleos y a tener más inversión. Si la discusión se plantea sobre la base de si esto va a ser un regalo a los ricos o no... Yo creo que la gente ya no se creyó ese cuento".

En la misma línea, Matthei planteó que "si logramos convencer a la clase media de que una buena reforma tributaria le va a permitir progresar mejor, creo que el gobierno del Presidente Piñera puede lograr ganar esta batalla". Sin embargo, la excandidata presidencial advirtió que a estas alturas "la batalla" es "netamente política, es netamente de poder".

En este espacio, la alcaldesa de Providencia aprovechó de cuestionar con dureza a sus adversarios políticos, a partir del episodio de la votación sobre el reajuste al salario mínimo. "Uno ve a la izquierda botando un aumento que es bien sustancial, porque en realidad les importa un bledo la pobreza. O sea, este mito de que a la izquierda le importa la pobreza, la verdad es que es una pura mentira. Y yo creo que van a tener que cambiar el discurso, porque, en realidad, pobreza hay cada vez menos", planteó.

Desde el mundo empresarial, Alfonso Swett fue tajante: "¿Esta es una reforma tributaria que beneficia a los más ricos? No", dijo al iniciar su intervención.

Y añadió: "Los números son claros. Aquí el gran perjudicado de la pérdida del sistema integrado fueron las pymes. Hago un llamado, sinceramente, no busquemos en esta reforma la oportunidad de acumular poder de nuestras posiciones y de excluir a la sociedad. No busquemos en esta reforma la posibilidad de lucirnos perjudicando".

La élite

Respecto del tema central del seminario -la élite y el poder-, Matthei aseguró que "hay una rabia muy grande contra las élites y que tiene que ver muchas veces con que se considera espurio el capital que se han hecho". Y agregó: "En términos de delitos económicos no hay percepción de justicia alguna y, por lo tanto, por eso finalmente hay una percepción que puede ser errada, pero la percepción está, de que si tú eres rico, eres sinvergüenza".

Según Colodro, "el mundo de las comunicaciones y particularmente las redes sociales han significado un tremendo desafío para las élites en Chile. Y afortunadamente estos cambios han permitido observar a la élite en aspectos en los cuales probablemente no querían ser observados".

La presidenta de la CUT, en tanto, aseveró: "No todo aquel que busca incidir es parte de la élite. Somos esa cara necesaria para cualquier sociedad democrática que de alguna manera interpela a las élites".

Comenta

Imperdibles