Tras acuerdo de comités: TPP11 ya tiene fecha de votación en el Senado

La decisión se adoptó de manera unánime y se acordó invitar a la canciller Antonia Urrejola a la sesión, para aclarar dudas respecto al tratado internacional.


Tras la reunión habitual de comités para definir la tabla legislativa semanal, este lunes los senadores acordaron continuar este martes con la discusión del TPP11 (Trans-Pacific Partnership o Asociación Transpacífico) en la Sala de la Cámara Alta y agendaron su votación para el próximo 11 de octubre.

La decisión -que surgió tras una propuesta de la bancada de la Democracia Cristiana (DC)- se adoptó de manera unánime.

Además, se acordó invitar a la canciller Antonia Urrejola a la sesión en la que se votará el tratado, para aclarar dudas respecto al acuerdo internacional que divide al oficialismo -Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático-.

La definición de los jefes de comités se da luego de que la semana pasada, en el marco del inicio del debate sobre el tratado en el hemiciclo, el senador Daniel Núñez (PC) -reflejando la postura de Apruebo Dignidad- pidiera una “segunda discusión”, facultad reglamentaria que obligó a prolongar la discusión.

El debate, bajo ese contexto, quedó para el segundo punto de la tabla de este martes, mientras que para el día de la votación quedó como primero.

Para aprobar el TPP11 se necesita una mayoría simple de 26 senadores -y dependiendo de los legisladores presentes el día de la votación, incluso podría ser menos-, de los cuales las bancadas de derecha aportarían 25 (un republicano, doce de RN, 9 de la UDI y tres de Evópoli).

Ante ese escenario, solo faltaría un voto, aunque es probable que se manifieste al menos un puñado de apoyos de la DC, el PPD y el PS para asegurar la ratificación de este acuerdo internacional, que ya lleva cuatro años de discusión en el Congreso.

Tras la reunión de comités, el presidente del Senado, Álvaro Elizalde (PS) explicó que el acuerdo se adoptó para evitar un “tironeo” entre distintas bancadas, donde -aseguró- existen puntos de “vista disímiles”.

“Hay bancadas que prefieren que no se ponga en tala, otras bancadas creen que debe ser puesto en tabla (...) Para evitar este debate, se generó el acuerdo para que el proyecto se discuta mañana y se vote el martes de la próxima semana”, informó el legislador.

“Concurrieron todas las bancadas a este entendimiento porque, de no haber habido acuerdo, probablemente el resultado habría sido el mismo, porque las atribuciones dilatorias que disponen las bancadas en el reglamento no son eternas”, complementó el senador.

Y explicó que, en caso de no haberse llegado a un consenso, “el proyecto se habría estado votando este miércoles y, excepcionalmente, el próximo martes”.

Asimismo, si bien puntualizó que se trató de “un acuerdo global”, el timonel de la Cámara Alta afirmó que “da cuenta de visiones distintas que hay respecto del TPP11, donde hay bancadas que lo apoyan y hay bancadas en contra”.

Boric asume rol activo en negociaciones

No entorpecer el trámite legislativo. Esa es la decisión de La Moneda respecto a la discusión del TPP11. Una definición que generó ruido dentro del oficialismo, pues el tratado internacional no figura en el programa de gobierno.

A pesar de lo anterior, el Presidente Gabriel Boric determinó asumir un rol activo en la negociación de cartas laterales (side letters) que buscan resolver los mecanismos de solución de controversias que dispone el tratado. De hecho, ya ha abordado el tema con la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, en un encuentro en Nueva York, en medio de la Asamblea General de Naciones Unidas.

La semana pasada, en tanto, pretendía sostener conversaciones telefónicas con el premier de Canadá, Justin Trudeau, con su par de Australia, Anthony Albanese, con el Presidente de Perú, Pedro Castillo, y con el Mandatario de Vietnam, Nguyễn Xuân Phúc.

Intercambios que tenían por objetivo que cada uno de los países miembros del TPP11 (once en total) acceda a dejar previamente establecido qué organismos resolverán las controversias y así no quedar sujetos a la coyuntura.

Y es que justamente uno de los puntos que genera reticencia en Apruebo Dignidad respecto del acuerdo internacional es que, ante un eventual conflicto, la parte demandante pueda determinar el órgano que dirimirá esa controversia, una suerte de tribunal ad-hoc, con el riesgo de que no tenga la debida imparcialidad.

La decisión del jefe de Estado de pasar a la ofensiva, en concreto, constituye un nuevo cambio de ritmo para ratificar en un plazo breve el TPP11, en caso de aprobarse en el Congreso.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.