Tras maratónica sesión y nueve votaciones, María Elisa Quinteros es electa como presidenta de la Convención Constitucional

Luego de varias negociaciones y diálogos, el Pleno de la Convención Constitucional logró elegir a la reemplazante de Elisa Loncon en la presidencia del organismo para sus últimos seis meses finales.




Luego de casi 20 horas de sesión, nueve votaciones y varios giros inesperados durante las últimas horas, como la decisión de bajarse de Ramona Reyes (Colectivo Socialista), Cristina Dorador, (Movimientos Sociales Constituyentes y de Eric Chinga (Diaguita), el Pleno de la Convención Constitucional logró elegir a la reemplazante de Elisa Loncon en la presidencia del organismo para sus últimos seis meses finales.

Se trata de la convencional María Elisa Quinteros (Movimientos Sociales) quien logró obtener los 78 votos necesarios (la mayoría absoluta de los convencionales en ejercicio), para quedarse con el cargo. La elección se llevó a cabo tras los primeros seis meses de funcionamiento del órgano y tal como se estableció en su reglamento interno, con una votación estilo papal. Clave para conseguir el quórum necesario para asumir la presidencia fue el voto del convencional de RN, Luciano Silva, quien se decantó por Quinteros.

Si bien en las primeras dos votaciones Ramona Reyes lideró las preferencias e incluso llegó a tener 54 votos en una de ellas, finalmente depuso su candidatura abriéndole las puertas a otros convencionales para optar por el cargo.

La demanda civil que en 2018 el Consejo de Defensa del Estado presentó en contra de Reyes por una serie de inconsistencias detectadas en las finanzas realizadas bajo su gestión en el municipio de Paillaco (2008 a 2021) influyó en que la socialista quedara sin chances para asumir la testera de la Convención.

Esto por la serie de cuestionamientos que surgieron hacia su persona y la publicación de los antecedentes de la acción judicial. Eso motivó a que se le quitara respaldo y su nombre no logró seguir en la lucha por la presidencia en las posteriores votaciones.

“Ellos (el Colectivo Socialista) nos propusieron ese nombre (Reyes) y nosotros dijimos ‘bueno’. Habría que preguntarle a ellos por ese nombre. Quizás deberíamos haber investigado un poco más. Los antecedentes no los teníamos. Yo nos los tenía, tengo que los que conozco y que los conocía durante el día. ¿Puede ser negligencia mía? puede ser. El PS lo propuso, era una alcaldesa del sur, de origen mapuche, tenía muchas cualidades, y uno confía. Ahora hemos descubierto algunas cosas que se riñen con quizás un cargo como este. Entiendo que no tiene algo pendiente, pero un cargo como este mejor que tenga las cosas lo más limpio posible”, aseguró el convencional Daniel Stingo (Ind. RD), quien había votado por Reyes en las primeras dos votaciones.

Es así como los convencionales del propio Colectivo Socialista, así como los del Frente Amplio que la apoyaron en un principio, en las posteriores votaciones se decantaron por otras opciones como Dorador y Patricia Politzer (Independientes No Neutrales). De hecho en la tercera ronda Reyes obtuvo solo 3 votos siendo que en la elección previa había logrado 54.

Es así como nuevos nombres surgieron en la carrera por liderar la Convención. Sin embargo, ninguno alcanzó el quórum para ser electo, así fue como quedaron en el camino los constituyentes Cristina Dorador, el representante diaguita Eric Chinga (Coordinadora Constituyente Plurinacional) -quien hasta último momento no bajó su postulación-, Patricio Fernández (Colectivo Socialista), Daniel Bravo (Pueblo Constituyente), Felipe Mena (UDI) y Benito Baranda (INN), entre otros.

Si bien Dorador permaneció a la cabeza gran parte de la jornada, alcanzando a estar a seis votos de lograr las 78 preferencias necesarias para liderar la mesa, finalmente su nombre no logró el consenso necesario para asumir la testera. Es así como tras intensas negociaciones durante la noche y parte de la madrugada, no fue posible lograr los respaldos. La base de 18 votos que tenía Eric Chinga, exigía acordar la vicepresidencia para entregar su respaldo, lo que finalmente no ocurrió. Ya en la séptima votación la opción de Dorador comenzó a decaer, apareciendo la figura de Benito Baranda (INN).

Posterior a la octava votación -ya pasadas las 02.00 de la mañana de este miércoles- Dorador depuso su candidatura, reconociendo que su nombre “no genera consenso”.

“Es difícil ser independiente en política. Hoy estuvimos muy cerca de lograr la presidencia. Mi convicción es que los Movimientos Sociales deben tener ese lugar”, aseguró la convencional en un punto de prensa realizado en el exCongreso en Santiago. Así, con esta nueva baja, la sesión de la Convención se suspendió hasta las 15.00 de este miércoles.

Es así como se llegó hasta este miércoles, donde la 47° Sesión Plenaria del órgano encargado de redactar una nueva Carta Magna retomó la discusión.

Previo a la novena votación, la presidenta Loncon enfrentó a los medios para abordar la infructuosa jornada de martes y defendió al organismo de las críticas realizadas al proceso eleccionario. “No hay incapacidad de ponerse de acuerdo”, indicó y añadió que “nosotros no venimos aquí a dar un espectáculo, venimos acá a avanzar en las materias políticas que están vinculadas con el tema de instalar esta nueva Constitución”.

Pero todo se destrabó tras varias conversaciones durante la mañana de este miércoles, lo que, sumado a la decisión de Chinga de bajarse, le abrió el camino a María Elisa Quinteros para convertirse en la nueva presidenta de la instancia, ya que su nombre concitó el respaldo de los convencionales.

La extensa votación también motivó a que desde el comando del Presidente electo, Gabriel Boric también se refirieran a la situación y a las diferencias en el bloque de Chile Digno (PC, FRVS y FA). “Apruebo Dignidad es tan solo una fracción dentro de la diversidad de visiones que hay en la Convención, sin embargo, faltó coordinación con otras fuerzas”, sostuvo esta mañana el diputado Giorgio Jackson.

Este proceso fue más extenso del que se realizó el 4 de julio pasado cuando Elisa Loncon fue elegida en una segunda votación con 96 votos, 18 más de los requeridos.

Ahora -tal como se establece en el Reglamento de la instancia- se deberá elegir al vicepresidente que la acompañará en su gestión, así como también a las vicepresidentas adjuntas del órgano.

Si bien desde Vamos por Chile hasta el lunes no había consenso respecto a si presentar una candidatura a la presidencia o respaldar alguna de la centroizquierda -ya que no contaban con los votos suficientes para obtener un cargo (tienen 37 entre la UDI, RN, Evópoli y el Partido Republicano)- , finalmente optaron por respaldar a Rebolledo en las primeras votaciones, luego a Patricio Fernández y posteriormente volvieron a hacerlo pero por cartas del sector. En el bloque de derecha surgieron diversas críticas a la falta de acuerdo que extendió por horas la elección de presidente de la Convención.

Este lunes, además, el proceso vivió un giro cuando la convencional del PC, Barbara Sepúlveda, otra de las figuras que sonaba para la presidencia anunció que no optaría al cargo. “Si queremos construir mayorías en nuestro gobierno, hay que dar señales de generosidad política”, indicó.

Talquina, odontóloga y académica

María Elisa Quinteros (40), nació en la ciudad de Talca. Y sus estudios universitarios en Odontología los cursó en la Universidad de Talca.

Durante 8 años trabajó en el Departamento de Salud de la comuna de Hualañé, donde fue también presidenta de la asociación de funcionarios. Realizó un Magíster y Doctorado en Salud Pública en la Universidad de Chile.

Actualmente, se desempeña como investigadora y académica del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca. Es miembro del directorio de la Sociedad Chilena de Epidemiología y parte del Comité Ejecutivo del capítulo latinoamericano de la Sociedad Internacional de Epidemiología Ambiental. Además, es parte de la Fundación Afluentes, Red Ambiental del Maule.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.