10 grandes juegos para regalar a niñas y niños

Ilustración: César Mejías

Jugar videojuegos puede llegar a tener múltiples beneficios, incluyendo, por supuesto, a niños y niñas que, se sabe, son quizás quienes más gozan y sociabilizan con estos pasatiempos interactivos. Acá una lista de sugerencias para obsequiar el próximo 8 de agosto según la edad.



Más allá de la diversión y distracción que aportan, sobre todo en tiempos de pandemia, los videojuegos sin duda tienen un poder hipnótico, especialmente en los niños. Se entiende: colores brillantes, mundos llenos de vida, música que invita, personajes atractivos y, claro, la magnánima posibilidad de ser uno el que controla la acción. Los niños lo saben: tener el dominio de lo que ocurre, aunque sea en pantalla y dando tumbos, seguro es una de las primeras instancias donde disfrutarán de cierto control sobre la realidad. Aunque siempre será necesaria la presencia y asistencia de un adulto.

Efectivamente, los videojuegos pueden llegar a ser una gran herramienta de aprendizaje de ciertas habilidades básicas. El acercamiento a este mundo no sólo permite que el niño explore, descubra y se entretenga; también es una gran ayuda para mejorar la coordinación psicomotriz y el desarrollo visual, social y creativo del niño. Incluso, como tema de conversación con sus pares.

Es más: cada vez es más común ver videojuegos integrados en la sala de clases y en métodos y plataformas de aprendizaje educacional. Al igual como sucede con otros medios de entretenimiento, como el cine, la música o la literatura, no todos los videojuegos son para niños, aunque muchos adultos aún así lo crean. Desde elementos como la incentivación a la lectura o la solución de problemas básicos, pasando por la comprensión de la ubicación espacial en un plano, los videojuegos pueden incentivar múltiples habilidades creativas en los niños. Por supuesto, siempre con moderación.

Y si bien lo más probable es que los primeros acercamientos a una aventura interactiva provengan de aparatos móviles, desde videos en YouTube Kids a juegos básicos para preescolares, llegará un minuto donde el niño querrá evolucionar en la materia e incluso optar por una pantalla más grande. Y en una de esas, quien sabe, hasta una futura carrera en la creación de videojuegos.

Aquí entonces una breve lista de juegos, la mayoría multiplataforma, para esos primeros acercamientos que, insistimos, siempre deben estar de la mano de un adulto responsable.

Entre los 5-6 años

Minecraft (Mojang Studios, 2011)

Uno de los títulos más obvios para esta etapa es el incombustible Minecraft. Creado por Marcus “Notch” Persson en noviembre del 2011, nació como un juego independiente y retro de mundo abierto. Pero sus inmensas posibilidades creativas y la creciente comunidad global del juego —que actualmente supera los 130 millones de usuarios activos—, además de su inconfundible y colorida estética cubista, hicieron que el título explotara: terminó siendo comprado por Microsoft y pasó a ser uno de los juegos más vendidos de la historia.

Más cercano a un Lego virtual que a un videojuego tradicional, Minecraft ofrece mecánicas básicas de exploración, creación y supervivencia, al mismo tiempo que pone a prueba la imaginación de niñas y niños. Lo mejor de todo es que el juego es perfectamente seguro para que se pierdan en su mundo, que continuamente se va renovando. Disponible en todas las plataformas.


Este clásico juego de defensa ha evolucionado mucho, si bien sigue siendo un eterno recomendado para niños. Actualmente, el juego pone a ambos “equipos” enfrentados en una guerra (casi) sin cuartel, donde plantas y no muertos se enfrentan en jocosos combates dentro de un parque de diversiones y otros escenarios. El juego es de disparos, es cierto, pero todo está hecho con la sencillez y la caricaturización de sus ya conocidos personajes, además de un refinamiento en las clases, donde se puede optar por defender, atacar o ayudar. Además ofrece múltiples modos de juego, aunque los disparos, revivir compañeros y conseguir disfraces para los integrantes de cada equipo parecieran ser la prioridad. Muy simpático, inocente y entretenido.


Paw Patrol: Mighty Pups Save Adventure Bay (Outright Games Ltd., 2020)

Uno de los dibujos animados más populares entre el público infantil por supuesto que tiene su videojuego. En realidad, hay decenas de ellos, pero este es el ultimo, disponible para Xbox One, PlayStation 4, Nintendo Switch y Windows. Como es de esperar, el juego pone a los heroicos cachorros como protagonistas en aventuras sazonadas con múltiples mini juegos, que incluyen la conducción, el reconocimiento de objetos y un sinfín de sencillos objetivos básicos que, además, están muy bien representados con los controles en pantalla. Ojo que la misma compañía está presta a lanzar un juego basado en la popular Peppa Pig para las mismas plataformas.


Entre los 7-9 años

Roblox (Roblox Corporation, 2006)

En esta etapa, ya debería de haber algo de experiencia y conocimientos básicos respecto a cómo opera un videojuego. El niño necesitará estímulos algo más complejos para seguir en su evolución del descubrimiento audiovisual interactivo. En ese sentido, Roblox es uno de los mejores ejemplos, un juego que es básicamente el hijo de la popular actividad de ver videos en YouTube, mezclado con los elementos creativos del Minecraft. Debutó hace varios años ya, pero ha sido en el último lustro que la plataforma creció explosivamente.

Roblox no es un juego tradicional. Es más bien una plataforma creativa, donde los usuarios pueden crear sus propios y sencillos juegos, con elementos y herramientas básicas de desarrollo. Los padres pueden inicialmente confundirse, pero es sorprendente cómo los niños asimilan muy rápido el concepto. Todo es gratuito, la imaginación es el límite y está disponible para todos, con más de 170 millones de usuarios activos, en donde más de la mitad son jugadores menores de 16 años. Hay tutoriales, posee un gran elemento multijugador para sociabilizar y está disponible de manera gratuita para Windows, Xbox y dispositivos móviles. Lo que sí, un detalle: el juego cuenta con micro transacciones, así que padres, mucho ojo.


Videojuegos Lego (Warner Bros Interactive Entertainment)

Los videojuegos Lego, basados o no en alguna franquicia cinematográfica, son un muy buen anzuelo, no sólo para niños sino que también para adultos. La gracia de estos juegos, cuya mecánica de acción, exploración, plataformas y puzzles más o menos se repite en todos sus títulos, es que más allá de ofrecer coloridas aventuras con mínimos niveles de violencia (todo es Lego), invitan a ser disfrutados de manera colaborativa, ya sea en el mismo sillón o en línea. El Señor de los Anillos, Star Wars, los superhéroes Marvel y de DC Comics, la saga Harry Potter y mucho más son parte de las licencias oficiales de decenas de títulos, disponibles en prácticamente todas las plataformas. Ideal para ser disfrutado en familia y especialmente para niños y niñas que buscan sus primeras aventuras digitales en un televisor.


Lo que propone este título de Nintendo, el quinto de su serie —y que ha explotado en popularidad desde que arrancó la pandemia—, es justamente lo que lo ha hecho tan querido y recomendable: se trata de un tierno simulador social en tiempo real, ambientado en una isla llena de animales y personajes caricaturescos, donde las principales actividades son pescar, recolectar insectos y buscar frutas y fósiles. El juego no tiene realmente objetivos narrativos y los niños y niñas tienen la posibilidad de hacer lo que quieran, personalizando la experiencia a su gusto de una manera muy intuitiva y amena. Es un mundo de fantasía muy Nintendo, donde todo es exploración y diversión sin dejar nunca de tener un pie en la realidad. Disponible exclusivamente para la Nintendo Switch.


Mario Kart 8 Deluxe (Nintendo, 2017)

Es difícil no dejarse llevar por el natural encanto, simplicidad y diversión que poseen la gran mayoría de los juegos de la factoría Nintendo. Pero quizás pocos son tan universalmente aclamados y celebrados por usuarios de todas las edades como la saga Mario Kart. Y la última entrega de ellas, exclusiva para la consola Switch, es quizá la mejor de todas. Llenos de personajes icónicos y coloridos karts y planeadores, la propuesta de estos juegos no es ganar las carreras, desarrolladas en estrambóticas y hasta psicodélicas pistas, sino tener la mayor diversión posible, ya sea en familia o con amigos en línea. No por nada se ha transformado en el juego más vendido de esa plataforma.


Entre los 10-12 años

En esta etapa ya asumimos que los niños o preadolescentes están familiarizados con las mecánicas esenciales de un videojuego, independiente del género. Así, el espectro de títulos para esta edad es bastante más amplio y permite una variedad temática en cuanto a contenidos más acorde a su fase de nuevo descubrimiento. Es por esta etapa que socialmente comienzan a jugar más en grupo y a un nivel más táctico, de ahí que juegos de batalla real como el Fortnite, PUBG, Apex Legends o Free Fire son tan populares. Aunque existen otras alternativas.

Rocket League (Psyonix, 2015)

Rocket League

Es cierto: está el FIFA y otros juegos deportivos con espíritu competitivo, pero pocos se acercan a la genialidad y locura del Rocket League, un videojuego que mezcla balompié y carreras automovilísticas en una misma cancha. El objetivo: meter goles con un auto. Suena raro, pero es muchísimo más divertido de lo que se lee. Y su popularidad a través de los años, con mejoras, novedades y porteos que se han hecho a distintas plataformas, hasta transformarlo oficialmente en un e-sport, así lo han demostrado. Es gratuito y está disponible para PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y Windows.


Crash Bandicoot (Activision, 2018, 2020)

Hay muchísimos juegos de plataforma allá afuera, especialmente de parte de Nintendo, pero pocos son tan locos y divertidos como las aventuras de Crash Bandicoot, un marsupial que estuvo a punto de ser la mascota oficial de Playstation en los 90s y que fue creado originalmente por el mismo estudio de la saga Uncharted y The Last of Us. Actualmente, a 25 años de su debut, es posible acceder a un pack que reúne los tres primeros juegos, remasterizados, y a una nueva cuarta parte. Entretenidos y desafiantes, son juegos de la vieja escuela, ideales para la mejora del desarrollo psicomotriz fino.


Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 (Activision, 2020)

Similar al ejemplo anterior, los clásicos videojuegos del “skatebordista” más famoso de todos los tiempos, han sido modernizados para los tiempos actuales. Más allá de lo atractivo que se ven, siguen siendo una fantástica recomendación para aprovechar el desarrollo de la motricidad fina y la coordinación, combinado con el equilibrio y la pericia de dominar la tabla con ruedas. Disponible para PlayStation 4 y 5, Xbox One y X/S, Nintendo Switch y Windows.


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 26 de julio de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.