Cómo escoger el condón adecuado

No todos son iguales: tamaño, textura, material, lubricación y otros añadidos pueden cambiar —y mejorar— completamente tu experiencia sexual.




Hablar de sexo, por suerte, está cada vez más normalizado en nuestra aún conservadora sociedad, aunque sigue siendo preocupante nuestro déficit de educación sexual. Un informe publicado en 2015, a propósito de un plan para reducir las brechas educativas y sanitarias en el continente, situó a Chile como el peor evaluado en la materia entre 17 naciones latinoamericanas. El plan era bajar el porcentaje de escuelas públicas que no impartieran educación integral en sexualidad, y acortar el rango de adolescentes y jóvenes sin cobertura en necesidades reproductivas. Si bien el promedio de avance general en ambas temáticas fue del 69%, Chile obtuvo el más bajo de la región, con un preocupante 39%.

Por otro lado, en la Segunda Encuesta de Sexualidad de GfK, que data de hace casi dos años, se indicó que el 70% de los chilenos mayores de 15 años asegura usar al menos un método anticonceptivo, siendo el condón el favorito: un 35% lo prefiere.

¿Pero todos los condones son iguales? ¿Cómo saber cuál es el que mejor se adapta a nuestras necesidades y gustos? Práctico conversó con una experta en sexualidad y con una especialista en profilácticos para que puedas encontrar el más apropiado.

Definir la talla

“Al elegir un condón, el tamaño sí importa; no el largo pero sí el ancho”, dice Andrea Huneeus Vergara, ginecóloga infanto-juvenil del Centro de Adolescencia de la Clínica Alemana. “Si queda apretado, puede incomodar o romperse, y si queda suelto se puede salir”, apunta la experta. Así como la cenicienta encuentra su zapato, con los condones y el pene pasa algo similar: es de suma importancia que se sienta cómodo en el profiláctico.

Por eso, antes de debutar con tu pareja sexual debes hacer el viejo ejercicio de ir probando, sobre todo para “saber si te va a quedar bien el ancho”, explica la doctora. “Lo ideal es que pruebes con el pene erecto varios condones antes de tener relaciones en pareja”, puntualiza.

El mercado de los condones ha ido creciendo y hay innovaciones que no dejan de sorprender. Así fue como nació Condonería, tienda especializada en este producto, donde además de tener un amplia oferta, entregan contenido, información y asesoría en la compra.

“Poco a poco hemos ido incorporando el tema de que comprar un condón es como comprar ropa”, explica Melissa Torrejón Pirce, directora comercial de este emprendimiento enfocado principalmente en el mundo del condón. Allí también es socia Magdalena Rivera Becker, medica sexóloga, “quien elabora todo el contenido, por lo que siempre será de calidad y científicamente comprobado”, explica.

Tal como las prendas, los condones tienen una talla, la que suele aparecer en la caja . “Sale un número en milímetros, que se llama ancho nominal y corresponde al del condón aplastado”, explica la ginecóloga.

¿Cómo calculamos el ancho nominal?

Se le llama ancho nominal a “la mitad del perímetro del pene en erección”, explica Andrea Huneeus. “Puedes medirlo con un hilo”, dice, y luego revisar con una regla o huincha cuántos centímetros tiene. “La mitad de esa medición es el ancho nominal”, especifica. Para que te quede más claro, la ginecóloga da un ejemplo concreto: “si el perímetro de tu pene mide 10 centímetros, el ancho nominal de condón que te quedará bien es de 5 cm o 50 mm”. Es importante saber el ancho nominal, porque así “puedes elegir tus condones más fácilmente”.

En Condonería tienen un tutorial gráfico sobre cómo medir tu perímetro. “Con esa medida, ya puedes elegir las marcas y variedades que sean del tamaño correcto”, apunta Melissa Torrejón y agrega un tip: “se recomienda que el condón sea del tamaño del perímetro del pene o hasta un centímetro menos, ya que es elástico y se acomoda”.


Proceso de elección

En gustos no hay nada escrito, dice el famoso dicho, y lo bueno es que en el mercado de los preservativos masculinos existe una amplia variedad para todo tipo de personalidades. Aquí la consigna es atreverse y probar, pero antes de lanzarse a la aventura, es bueno que tú y tu compañero o compañera sexual se hagan algunas preguntas al respecto.

“¿Qué prefieres en un condón?, esa es la primera pregunta”, dice Torrejón. “Si estás buscando, por ejemplo, una buena calidad de lubricante, que sea para sexo oral —donde sería una buena opción el sabor— o si tu prioridad es el precio”. También puede servir como punto de partida “las experiencias previas, ya sean positivas o negativas, y desde ahí orientar la decisión”.

Hoy, que se puede vitrinear por internet, es recomendable buscar y leer la descripción del producto y los comentarios asociados en caso de existir. En la página de la Condonería, “cada condón tiene información y está clasificados por categoría, lo que permite elegir de mejor manera”.

En el sitio de la tienda, además, puedes leer una guía de elección de condón masculino, elaborada por la sexóloga Magdalena Rivera, en la que puedes resolver algunas de tus dudas. Ahí dicen, por ejemplo, que si estás en búsqueda de mayor estimulación por roce, sería una buena alternativa probar los condones rugosos y estriados. Para quienes quieran mayor duración, existen condones con retardante, y para los que no les agrada la sensación de tener “un plástico”, existen unos más delgados pero con la misma eficiencia de los tradicionales.

La alergia al látex

Poco se habla de esta alergia, que es cada vez más común. Básicamente, se trata de una fuerte reacción que se produce cuando la piel entra en contacto con este tipo de caucho natural con el que se producen una alta variedad de productos, entre ellos los condones. Las personas alérgicas al látex comienzan teniendo pequeñas molestias, con picazón o enrojecimiento en la zona.

Pero si tú o tu compañero sexual son alérgicos al látex no hay problema, ya que existen condones fabricados con otros materiales, como el polietileno, igual de eficientes. Algunos, incluso, tienen más ventajas que los de látex, asegura Andrea Huneeus.

“Los puede usar una pareja que tenga alergia, son más delgados y no tienen olor a látex, por lo que la experiencia puede ser más agradable”, cuenta la experta. Un tercer punto a favor es que los de polietileno, por ejemplo, “se pueden llevar en la billetera o bolsillo sin que se dañen”. Los de látex, en cambio, se pueden malograr si se guardan dentro de billeteras, bolsillos o incluso dentro del auto, ya que el roce y la temperatura los perjudican. “Solo deben llevarse en condoneras”.

Otras recomendaciones

Según las especialistas, el condón y el lubricante son los mejores amigos. “El preservativo, por sí solo, puede secar la relación sexual”, explica Andrea Huneeus. “Muchas veces, a las personas no les gusta usar condones porque sienten que les irrita y reseca, incluso lo pueden confundir con alergia al látex”, especifica, aunque casi siempre solo “es falta de lubricación”.

“Incluso, una gotita de lubricante por dentro del condón puede aumentar la sensibilidad del glande”, comenta Huneeus, por lo que su consejo es intentar siempre usar un lubricante en base a agua o silicona, y que éste “sea compatible con el material del condón”.

“Usar condón puede ser algo lúdico y divertido, que aporte no solo desde el cuidado y la prevención sino que también desde el placer”, dice Melissa Torrejón, que piensa que si a alguien no le gusta usarlos es “porque aún no ha encontrado el adecuado”.

Otra cosa que destaca es que los condones “nunca se abren con la boca, por algo vienen con prepicado, y hay que tenerlos siempre a mano. Lo recomendable es ocupar condoneras, ver la fecha de vencimiento y, por supuesto, asegurarse de que la otra persona quiera tener relaciones”, dice Torrejón.

Dicen que en probar no hay engaño, y por lo mismo te adjuntamos una guía de distintos tipos de condones masculinos.

Preservativo LifeStyles Vibra Ribber Stimula

Contiene 12 preservativos de látex lubricados con tecnología vibra-ribbed.


Pack de 3 preservativos LifeStyle de sabores

Condones de látex con aromas y sabores a chocolate, limón y tutti-frutti. Son nueve unidades en total.


Preservativo sin látex LifeStyles Skyn

Esta es una línea cuyo material no es el látex sino el poliisopreno, que es de origen sintético, y combina la resistencia del látex con la sensibilidad de un preservativo ultradelgado.


Preservativo Vanish Pleasures Ultra Delgados

En la descripción del producto aclaran que es un “adelanto de la tecnología látex, ya que produce un preservativo 35% más delgado que los comunes”.


Preservativos Trojan Magnum (tamaño grande)

Preservativo de látex con un diseño más grande que los condones estándar, para un mejor ajuste.


Preservativo Durex Placer Prolongado

Este tipo de profiláctico contiene en la parte interior un lubricante especial que prolonga el placer y ayuda a retardar el clímax del hombre.


Preservativo Prudence Extreme

Este condón combina de forma anatómica con dos tipos de texturas estimulantes para aumentar el placer durante el sexo.


Condonera de colores

Te contamos en la parte superior del artículo que no es buena idea guardar los condones de látex en la billetera: si quieres andar siempre con uno cerca, usa una condonera como estas.


Condón Skyn Variety

Este puede ser un buen pack de prueba para los alérgicos al látex, ya que vienen tres tipos de preservativos de poliisopreno: extra lubricado, el original y el modelo Intense Feel.


*Los precios de todos los productos que aparecen en este artículo están actualizados al 20 de agosto de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.