Ser freelance sin volverse loco: guía para atrevidos

freelance

Ilustración: César Mejías

Cuatro tips indispensables para trabajar como independiente, tener clientes, ganar dinero y dormir por las noches.



Aunque muchos trataron de convencerme que no lo hiciera, hace varios años dejé un contrato estable (y la posibilidad de un aumento) en una revista con prestigio, por una vida freelance. Me decían que iba a terminar trabajando mucho más, que en vez de uno iba a tener muchos "jefes", que los clientes no pagaban siempre a tiempo, que habrían temporadas altas de exceso de pega y otras de sequía total, que muchas veces tendría que hacer mucho trabajo chico o que no me gustara, que podría sentirme demasiado sola, que no tendría ningún horario.

Malditos.

Tenían razón.

Pero yo tenía 29 años, una vida por delante y ansias de libertad y flexibilidad. Ese año y medio como freelance trabajé como nunca, en impensados horarios, en pegas y peguitas, con clientes simpáticos y pesados, hasta tarde y hasta la madrugada. A veces con una copa de vino, eso sí. Gané 30% más de lo que recibía como contratada e hice muchos contactos que duran hasta hoy. También viajé como nunca y terminé metida en una convención de periodistas latinos en Singapur a la cual jamás podría haber postulado de no ser por mi vida como independiente. Ese viaje me abrió la cabeza. Aún así, meses después, una llamada tentadora me devolvió por varios años a la vida del escritorio y del computador estacionario, el cafecito en tazón, el ascensor, los compañeros de pega, plata fija y segura en mi cuenta bancaria a fin de mes.

Porque emplearse puede que disminuya tus posibilidades de libertad y flexibilidad, pero si se cae el wifi, alguien vendrá a repararlo por ti. También será otra persona quien se encargue de una serie de temas administrativos que toman mucho tiempo, como pagar tus cotizaciones, tu seguro de cesantía, un seguro complementario de salud o tus licencias, si te enfermas. Y eso, cuando tienes hijos por ejemplo, es un tremendo plus. Un sistema laboral que te afirma, sí, pero que también te amarra. ¿Qué elegir? Para los que quieran aventurarse y probarlo por sí mismos, estos son cuatro claves indispensables a la hora de lanzarse a la vida independiente.

[caption id="attachment_852754" align="aligncenter" width="640"]

Ilustración: César Mejías[/caption]

Claridad de objetivos

"Lo primero es tener claridad de lo que uno quiere hacer, y con esto no digo saber qué voy a vender y a quién, sino a haber revisado internamente que lo que se va a hacer responde a lo que uno quiere lograr en la vida", dice el coach Isaías Sharon, sicólogo organizacional y director ejecutivo de Smart Coach. Explica que es importante tener ordenadas las metas y, para eso, responder honesta y reflexivamente a preguntas como: ¿Qué quiero? ¿Por qué? ¿Haciendo esto lo lograré? "Luego de esa reflexión profunda, darle tiempo a cada cosa, ser organizados, agendar y respetar los tiempos nos ayudará a que las cosas conserven el equilibrio y la efectividad que buscamos", añade.

https://www.latercera.com/practico/noticia/ocio-productividad-era-digital/845264/

Anicharse y lograr especificidad

La sicóloga Pamela Quezada, mentora y especialista en marketing para sicólogas que son independientes −o buscan serlo−, comenta que un aspecto básico y fundamental a la hora de ser freelance es tener niveles de especificidad. "Cuando uno lleva como independiente o freelance una buena marca personal, tiene una propuesta disruptiva, se anicha en algo en específico y hace marketing de contenidos, lo más probable es que la gente te llame e incluso tengas que decir que no", explica.

La idea, dice, es anicharse −encontrar un nicho− donde se tengan habilidades, competencias, interés y motivación. Eso es lo ideal. "Al buscar nichos específicos, menos explorados, más alejados de lo típico, tenemos más posibilidades de encontrar oportunidades", dice. Especialmente si se logran resolver necesidades urgentes o problemas difíciles que tengan las personas.

También, añade la experta, es un buen ejercicio revisar tendencias propias de la propia industria en otros países, o tener entrevistas con clientes o futuros clientes, y explorar las necesidades no satisfechas que ellos están teniendo. A partir de eso, agrega, establecer servicios orientados a este nicho y ofrecerlos hablándoles en su idioma y en cómo ellos pueden sentirse al no tener estas necesidades resueltas.

https://www.latercera.com/practico/noticia/error-trabajo-te-vuelve-exitoso/840569/

Cómo organizarse

"Todos necesitamos orden y estructura. El desafío del freelance es que se lo debe poner a sí mismo y hacerlo respetar, sin jefes ni otros que pongan el control, por lo que la autogestión y el control de los impulsos o deseos propios será vital, y para ello se necesita construir hábitos, rutinas, formas de hacer las cosas", cuenta Isaías Sharon. Quien no logra generar esa estructura, agrega, será probablemente muy ineficiente, perderá tiempo, trabajará más horas por ser poco productivo y tendrá más riesgo de estrés y otras situaciones ligadas a esto.

Una clave en este sentido, comenta la sicóloga Pamela Quezada, es identificar cuáles son las tareas más importantes: estas son, responde, las que nos ayudan a cumplir nuestros objetivos y prioridades iniciales. "Cuando hay una tarea que estás posponiendo hace mucho tiempo, puedes mirar y preguntarte: ¿será que esta tarea es tan importante, y me da susto los efectos que pueda tener o las expectativas que me pueda generar? ¿O es una tarea que no me interesa? Si no te interesa, sácalo. Si lo estás posponiendo porque te da susto o miedo porque puede tener un resultado muy potente en ti, hazlo".

También es fundamental, para organizarse, enfocarse y evitar las distracciones. Para ello, cuenta Quezada, podemos seguir la Ley de Parkinson, que habla de que las tareas se van a extender todo el tiempo que se tenga para ellas. "Entonces, en vez de agendar la tarea en sí misma, como una "to do", es mejor ponerla en tu calendario con su tiempo de ejecución. Eso requiere, por supuesto, que te conozcas también y que seas súper enfocado para no distraerte", comenta la sicóloga.

Por último, añade la especialista, ayuda mucho a organizarse el tener solo algunos frentes abiertos. "Tener muchos frentes desenfoca y es complejo manejarlo, porque la mente se tiene que ir de una cosa a otra. Es mejor tener algunos pocos proyectos más grandes, que mucho picoteo pequeño".

https://www.latercera.com/practico/noticia/tips-aumento-de-sueldo/792594/

Visibilidad y vigencia

Mantenerse vigente y visible van de la mano. Por un lado, lograr estar especializado en algún nicho y, por otro, hacer marketing de contenidos al respecto, en redes sociales. "Eso ayuda mucho para que las personas te vayan viendo como referente en el área. Hacerlo, además, desde el lugar de querer compartir lo que estás aprendiendo, desde el agradecimiento por las oportunidades que se van dando. La gente lo agradece. Y a la hora de que alguien de tu redes de contactos necesite a alguien de tu industria, te va a tener en la mente, más que a otro profesional que no está en constante aporte con su desarrollo o con lo que va aprendiendo", aconseja Pamela Quezada.

Isaías Sharon dice que invertir en el posicionamiento personal es la mejor forma de poder generar valor, aumentar la cantidad y calidad de trabajos que surjan, mantenerse vigente y generar influencia en el sector en que se trabaja. "Pienso que debemos administrar esa imagen personal como lo haría cualquier empresa con su marca. Finalmente la gente no te conoce hasta que vayas y te presentes, y saber hacerlo adecuadamente puede cambiar para bien o para mal esa percepción", concluye.

Comenta