Sonidos de cuarentena: los mejores parlantes para pasar el encierro

Ilustración: César Mejías

El silencio de la ciudad hace notar mucho más los defectos de nuestros aparatos de sonido. Aquí, dos productores musicales nos entregan sus preferencias para escuchar en casa con la mejor calidad posible.




Y Santiago se volvió una ciudad silente. “Todos los días son domingo”, me dice con alivio un amigo que vive en el centro, cerca de Diez de Julio, acostumbrado al bullicio permanente. De ser una metrópolis ruidosa pasamos a la quietud de un pueblo de provincia. A falta de bocinazos, para escuchar música o un podcast ya no hace falta subir al máximo el volumen de los parlantes, ni siquiera ponerse audífonos.

Pero esa misma calma es la que puede revelar la poca calidad con la que escuchamos canciones o episodios en nuestra casa. Que suene fuerte no significa que suena mejor. Que los bajos hagan vibrar las ventanas tampoco es, necesariamente, una señal de alta fidelidad.

“No soy experto de equipos de casa”, dice con humildad Gonzalo “Chalo” González, pero sí es un experto en sonido: es uno de los ingenieros y productores más reputado de Chile, con 30 años de trayectoria, dos nominaciones al Grammy Latino —por la grabación del disco Trenza, de Mon Laferte— y un catálogo que incluye trabajos con Tiro de Gracia, Los Prisioneros, Los Tres, Los Bunkers, Francisca Valenzuela y Manuel García, por nombrar solo los más famosos.

Felipe Castro no había nacido cuando González comenzó su carrera, pero no pierde el tiempo: es guitarrista y productor, divide sus días entre Santiago y Ciudad de México, y hace poco tiempo grabó y mezcló Sola con mis monstruos, el primer disco en vivo de Mon Laferte, actualmente entre los seis más vendidos de ese país.

Estos dos oídos entrenados nos darán sus preferencias para elegir el mejor —pero también accesible— parlante con bluetooth para usar en casa.

Ultimate Ears Mega Boom 3

Chalo González tiene en su casa un HomePod, el parlante de Apple compatible con sus otros dispositivos. “No es barato”, dice el productor —cuesta 300 dólares (unos $240 mil, más envío)—, “pero su sonido realmente es envolvente y puedes pedirle a Siri que te busque la música. Para mi gusto, es el que suena mejor de todos”.

Pero como actualmente el HomePod no está a la venta en Chile, su recomendación es el Mega Boom de Ultimate Ears.

Es un parlante grande, que pesa casi un kilo, pero no deja de ser portátil. Es resistente al agua, al polvo y a los golpes, su batería dura 20 horas de uso, pero lo principal es que suena muy bien. Tiene una potencia de 36W, los graves son controlados por un algoritmo que mantiene la precisión en la mezcla y su sonido consigue amplificarse en 360 grados.

Bose Soundlink Mini II

El favorito de Felipe Castro es el Soundlink Mini II de Bose. Un aparato de 18 cms de largo y 5 cms de alto, 680 gramos de peso, pero con un contundente sonido. Tiene, además, un micrófono que permite recibir llamadas y acceder a Siri o al asistente de Google.

Su potencia nominal está entre los 100 y los 240V, con radiadores pasivos dobles que entregan un rango de bajos muy amplio. La batería rinde diez horas de uso continuo y su recepción de bluetooth tiene un radio de 9 metros.

JBL Flip 5

“Este también lo tenemos en la casa”, dice Chalo González. Tiene 20W de potencia, resistente al agua y los golpes, y una batería de 12 horas. El fuerte, como en todos estos parlantes, está en los graves, pero respecto a su modelo anterior —el Flip 4— se nota un avance notorio en la definición de los agudos.

Su desventaja es que no tiene entrada auxiliar de audio, pero su respuesta de frecuencia, que va entre los 65Hz y los 20kHz, le da una amplitud de sonido interesante. Hay once colores para elegir y se puede conectar a otro parlante del mismo modelo para producir un efecto aún más poderoso y envolvente.

IK Multimedia Iloud

Si buscas algo más profesional, Felipe Castro se inclina por el IK Multimedia iLoud. “Yo lo prefiero para trabajar y hacer música”, responde el productor. “Para ser tan pequeños, es impresionante cómo suenan. Además, te dan la posibilidad de calibrar su sonido según el espacio físico donde estés”.

Tiene 40V de potencia, casi el doble que el promedio de los parlantes de su tamaño, y posee entradas de audio de todo tipo —desde una guitarra eléctrica a un dispositivo de 3.5mm— incluida la conexión por bluetooth. Tiene, según su descripción, “un sistema de 2 vías alineadas, altavoces de neodimio de precisión personalizada, sistema bass-reflex, estructura no resonante y procesamiento DSP”. Todo eso, para el idioma técnico, permite mucha precisión en los bajos y una verdadera sensación de estéreo. Puede funcionar como monitor para los músicos que quieran grabar o trabajar mientras viajan, pero también para quien desea escuchar música en la mejor calidad posible.

Comenta